Google
 

Contribuye con "Naturaleza y Racionalismo"

lunes, 10 de enero de 2011

La Faceta Desconocida del Cristianismo: Fragmento del ensayo La Cristiandad Alerta (Bart Ehrman), en El Evangelio de Judas (Rodolphe Kasser et al)

En relación a la corriente concreta del gnosticismo representada por el Evangelio de Judas, podemos remitirnos al excelente ensayo de Marvin Meyer (publicado en este libro), que explica el evangelio en los términos de la secta conocida como gnósticos séticos. Pero aquí debo explicar en términos generales lo que tenían en común las diversas y extendidas sectas gnósticas y por qué escritores ortodoxos como Ireneo (de Lyon) las veían como una amenaza. El término gnosticismo deriva de la palabra griega gnosis, que quiere decir “conocimiento”. ¿Y qué es eso que saben? Conocen secretos que pueden conducir a la salvación. Para los gnósticos, una persona se salva no por la fe en Cristo o por sus buenas obras, sino por el conocimiento de la verdad acerca del mundo en el que vivimos, acerca de quién es el verdadero Dios y, especialmente, acerca de quiénes somos nosotros mismos. En otras palabras, se trata den gran medida de autoconocimiento: conocimiento de nuestro origen, de cómo hemos llegado aquí y de cómo podemos volver a nuestra morada celestial. Según la mayoría de los gnósticos, este mundo material no es nuestra casa. Estamos atrapados aquí, en estos cuerpos de carne, y necesitamos aprender el modo de escapar. Para los gnósticos que también eran cristianos (muchos gnósticos no lo eran) es el propio Cristo quien nos trae ese conocimiento secreto desde los cielos. Él revela la verdad a sus seguidores más próximos, y es esa verdad lo que puede hacerlos libres.
El cristianismo tradicional enseña, por supuesto, que nuestro mundo es la maravillosa creación del único dios verdadero. Pero no era eso lo que pensaban los gnósticos. Según un amplio abanico de grupos gnósticos, el dios que creó este mundo no es el único, y de hecho ni siquiera es el más poderoso ni es omnisciente. Es una deidad más baja, inferior, y a menudo ignorante. ¿Cómo puede alguien mirar este mundo y decir que es maravilloso? Los gnósticos veían los desastres que los rodeaban – terremotos, tempestades, riadas, hambrunas, sequías, epidemias, miseria, sufrimiento – y declararon que el mundo no es bueno. Pero, dijeron, ¡no puedes culpar de este mundo a Dios! No; este mundo es un desastre cósmico, y sólo habrá salvación para aquellos que aprendan cómo escapar de este mundo y de sus trampas materiales.
Algunos pensadores gnósticos explicaron este perverso mundo material desarrollando complicados mitos de la creación. Según esos mitos, la deidad suprema queda enteramente fuera del mundo, pues es espíritu absoluto sin cualidades ni aspectos materiales. Ese ser divino engendró una numerosa prole: los eones, que, como él, eran entidades espirituales. Originalmente, ese reino divino habitado por Dios y sus eones era todo cuanto había. Pero sucedió una catástrofe cósmica, en la cual uno de aquellos eones de alguna manera cayó fuera del reino divino, y eso dio lugar a la creación de otras entidades divinas que, por lo tanto, cobraron existencia fuera de la esfera divina. Esas divinidades menores crearon nuestro mundo material, hicieron el mundo como lugar donde retener las chispas de divinidad que habían capturado, a las que colocaron en cuerpos humanos. Algunos humanos, en otras palabras, tienen un elemento de la divinidad en su interior, en su núcleo esencial. Esas personas no tienen almas mortales, sino inmortales, encerradas temporalmente en este miserable y caprichoso reino material. Y esas almas necesitan escapar, volver al reino divino de donde vinieron. Los mitos narrados por los diversos grupos gnósticos diferían bastante entre sí en muchos detalles. Y no son nada sin los detalles. A los lectores modernos esos mitos pueden resultarles enormemente confusos y extraños. Pero su punto más importante está claro: este mundo no es la creación del único dios verdadero. El dios que hizo este mundo – el Dios del Antiguo Testamento – es una deidad de segundo orden, inferior. No es el dios supremo que debe ser adorado. Más bien debe ser evitado aprendiendo la verdad sobre el reino divino definitivo, sobre cómo podemos escapar de él.
Debo remarcar que no todo el mundo cuenta con los medios para escapar. La causa es que no todo el mundo tiene la chispa de divinidad en su interior; sólo algunos de nosotros. Los demás son las creaciones del dios inferior de este mundo. Ellos, como las demás criaturas que hay aquí (perros, tortugas, mosquitos y otros), morirán y ése será el final de su historia. Pero algunos de nosotros somos divinidades atrapadas. Y necesitamos aprender la manera de volver a nuestra morada celestial. ¿Cómo podemos hacernos con el conocimiento secreto necesario para nuestra salvación? Obviamente, no podemos conseguirlo observando el mundo que nos rodea y deduciéndolo por nosotros mismos. El estudio de este mundo sólo proporciona información sobre la creación material de una deidad inferior que no es el Dios verdadero. Lo que necesitamos no es eso, sino que se nos haga una revelación desde las alturas. Es necesario que haya un emisario del reino espiritual que venga a nosotros para decirnos la verdad sobre nuestro origen, nuestro destino y cómo podemos escapar. En las religiones cristianas gnósticas ese enviado de las alturas para revelarnos esa verdad es Cristo. Sentada esta base, Cristo no fue un simple mortal que impartía sabias enseñanzas religiosas; ni el hijo del dios creador, el Dios del Antiguo Testamento. Algunos gnósticos enseñaban que Cristo era un eón del reino superior; que no era un hombre de carne y hueso nacido en este mundo del creador, sino que había venido de arriba sólo con la apariencia de ser humano. Era un fantasma encarnado para enseñar a los que habían sido llamados (es decir, los gnósticos, que albergan la chispa) las verdades secretas que necesitan para su salvación. Otros gnósticos enseñaban que Jesús era un hombre real, pero que la chispa que había en su interior no era corriente. Su alma era una entidad divina especial que vino de las alturas para habitar temporalmente en el hombre Jesús, para usarlo como instrumento para la revelación de las verdades necesarias a sus seguidores más próximos. Establecido eso, el elemento divino entró en Jesús en algún momento de su vida – por ejemplo, en su bautismo, cuando el Espíritu descendió sobre él – y lo abandonó una vez que su misión hubo terminado. Eso explicaría por qué, en la cruz, Jesús gritó: “¡Dios mío, Dios mío!, ¿por qué me has abandonado?”. Porque el elemento divino que había en él lo abandonó antes de su crucifixión, ya que, a fin de cuentas, la divinidad no puede sufrir y morir.
Los perseguidores de herejías como Ireneo encontraban a los gnósticos particularmente peligrosos y difíciles de atacar. El problema era que no se podía razonar con un gnóstico para mostrarle que seguía un camino equivocado: ¡él tenía un conocimiento secreto del que los otros carecían! Si se le decía que erraba, él podía simplemente encogerse de hombros y tacharnos de ignorantes. Y así Ireneo y otros como él tuvieron que echar el resto en sus ataques intentando convencer a otros cristianos, al menos, de que en realidad los gnósticos no estaban en posesión de la verdad, sino que la habían pervertido rechazando al Dios del Antiguo Testamento y su creación y negando que Cristo fuera realmente un ser humano de carne y hueso, cuya muerte y resurrección (no sus enseñanzas secretas) traían la salvación. En los cinco tomos de la refutación de Ireneo a los gnósticos se condenan sus creencias por ser irremediablemente contradictorias, ridículamente detalladas y contrarias a las enseñanzas de los propios apóstoles de Jesús. Algunas veces Ireneo citó algunos textos gnósticos para ridiculizarlos cotejándolos con las Escrituras aceptadas por la Iglesia de manera general. Uno de los escritos de los que se burló era precisamente el Evangelio de Judas.

7 comentarios:

Daywalker dijo...

Negarse a explicar y demostrar tachando a quienes cuestionan de ignorantes. Esa actitud no es, creo, precisamente exclusividad de los gnósticos.

Daniel Barona Narváez dijo...

Hola Daywalker. Pues esta es una característica de la mayoría de las religiones, ya que al considerar la fe como una de las mayores virtudes, implícitamente se establece una barrera ante cualquier cuestionamiento y una "seguridad" de que uno posee la verdad y los demás se equivocan.

De todos modos, me llama mucho la atención la diversidad de credos que habían dentro del cristianismo en los primeros siglos desde su origen. Una diversidad tan grande, que como el propio Bart Ehrman comenta, a los lectores de la actualidad nos pueden parecer extrañas y confusas las doctrinas de algunos grupos cristianos, sobretodo en lo que respecta a la visión de Dios y los dioses menores, que resulta en un cristianismo abiertamente politeísta.

Saludos!

Andrés dijo...

Cada quien cree en lo que quiera, cada quien se engaña a su manera.

DFTBA dijo...

Hubiera preferido esta versión del cristianismo: hubiera sido menos insoportable y me dejaría en paz los domingos xD

Anónimo dijo...

Se suele llamar al jesus del cuento como hijo de dios, pero es hijo de un padre sin corazón y totalmente reprochable.

Se cuenta que el dios cristiano tuvo un hijo, pero se dice que amó mas a los humanos creados que a su hijo, y cuando por errores de este dios comieron de un árbol, tuvo que mandar a clavar a su hijo a un palo para que el estatus de los humanos que supuestamente creo este dios pudieran estar de nuevo ok con este dios...

Pero piensen en esto...

Si ahora los cristianos son hijos de un dios mitológico, que le impide a este sanguinario y salvaje dios crear otras personas, equivocarse de nuevo y tener que sacrificar a su únic... ups, perdón, a sus miles o millones de nuevos hijos (ay que dios mas picarón)...

Pues santa solución querido batman, solo habrá que mandar a hacer de la misma forma sus millones de hijos mas el otro que no recuerdo como se llama, así los clavan en un palo todos desnudos y de nuevo sus otras creaciones quedarán ok con ese dios mitológico, claro que estos nuevos hijos también tendrían que ser sacrificados cada vez para quedar ok con el dios mitológico en caso de que vuelva a meter las patas.

No veo que orgullo puede tener decir que se es hijo de un dios que quiso mas a otras personas que a su hijo,

Que mandó a fajear con unos látigos a su hijo mongoloide y a clavar en un palo...

No veo el prestigio que pueda tener el llamarse hijo de un dios tan salvaje...

Si jesus hubiera existido y le hubieran preguntado si era hijo de dios seguramente se hubiera callado o dicho que no por verguenza...

Además era tan tonto el jesus del cuento que después de tremenda paliza que le mandó a dar su asesino, digo, su "papi"...

Sabiendo que estaba viendo su agonía con palomitas de maíz y refrescos, comiendo alegremente en cada golpes y escupitajo que le daban, en la puesta del sombrero pulludo y cuando lo pegaron al palo con unos clavos como a miles de otros que clavaban los salvajes romanos...

De repente, ya para morirse, se da cuenta que el papá se estaba aburriendo de ver a un cuasi cadaver colgado, así que se fue a ver otra película, entonces el "hijo" le dice...

papi, porque te fuistes?

Me pregunto yo para que lo quería, si no hizo nada mas que disfrutar el show en toda la tortura que le daban, además ese hijo retonto quería que su papi lo vieran morir hasta su último minuto, como cuando un hijo aprende a andar en bici y le dice a su padre, mira papi ya puedo!

Pero claro, sabemos que ese cuento lo hacen así para que pareciera que el jesus del cuento estaba alegre con la paliza y asesinato que le dio su papi, como quien dice, para despistar y que no se vea tan malo el dios del cuento.

Pienso que es curioso como los niños son casi secuestrados por las iglesias o sectas para grabarles en su cerebro mentiras mientras este apenas se desarrolla para que luego no sepan si es cierto lo que aprenden en la escuela o las mentiras que dicen las iglesias, ahora las iglesias se han metido al negocio de la educación para cegar a mas gente y que no se les escape el ganado.

Es rarísimo que haya tanta gente que cree en esos cuentos sin dudar de ellos...

Cabe destacar algunas cosas poco conocidas o mutiladas por nuestros sistemas educativos:

Hace 2220 años el griego Aristarco de Samos calculó las distancia que separa a la Tierra de la Luna y el Sol, además propuso un modelo heliocéntrico del Sistema Solar en el que, como su nombre lo indica, el Sol es el centro del universo alrededor del cual giran los astros incluyendo la Tierra.

Erátostenes, también fue un astrónomo griego, hace 2200 años ya había calculado que la tierra era esférica y estimado su circunferencia.

Daniel Barona Narváez dijo...

Hola Anónimo, la verdad es que lo has puesto muy claro.

Saludos.

Foto Memek Bugil Abg tante Ngentot dijo...

Koleksi Bokep Indo
Foto Toket Abg
Foto Ngentot Memek
Foto Memek Perawan
Foto Bugil Montok
Foto Memek Abg
Foto Memek Tante
Foto Bugil
Foto Ngentot
Memek Semok
Memek Tembem
Foto Abg Bugil Mesum
Cerita Sex
Foto Tante Nungging Di Ranjang Pengen Di Sodok Kontol
Foto ABG Binal Nakal Pamer Toket Gede Terbaru
Foto ABG Cabe Cabean Pamer Tubuh Mulus Masih Perawan
Foto Tante Girang Telanjang Di Kamar Sambil Nonton Bokep
Foto Payudara Montok Mulus Enak Untuk Di Remas
Koleksi Foto Memek Abg Perawan Dengan Klitoris Pelontos Mengumbar Nafsu
Foto Cewek Bispak Pamer Memek Super Tembem
Foto Tante Girang Imut Lagi Ngentot Berdesah
Foto Cewek Telanjang Di Atas Kasur Habis Di Perkosa
Foto Telanjang Tante Girang Cantik Lagi Mandi Sebelum ML
Foto Memek Bugil Abg tante Ngentot
Koleksi Bokep
Foto Toket Hot
Foto Ngentot
Foto Memek Tembem
Foto Bugil Sexy

Visitas desde 28 de Mayo de 2010