Google
 

Contribuye con "Naturaleza y Racionalismo"

lunes, 29 de diciembre de 2008

Origen y Evolución del Lenguaje.

Para poder hacernos una idea de la manera en la que han surgido los idiomas, debemos tener en cuenta el hecho de que, como el proceso evolutivo en los seres vivos, las palabras que hoy utilizamos para construir ideas aparecieron por procesos análogos a los de la evolución biológica. Los productos de la evolución biológica no son perfectos; simplemente están adaptados a ciertas condiciones, y por eso, bajo ciertas circunstancias podrían no funcionar bien. Lo mismo sucede con los idiomas. Es por esta razón que no existe perfección en los conceptos creados a partir de estas palabras y por lo tanto se justifica que haya tantos malentendidos entre personas diferentes, además de que los conceptos pueden no reflejar adecuadamente las ideas de una persona.
Las palabras no son literalmente creadas dentro de un idioma dado; y me refiero a “casi” la totalidad de ellas, ya que algunas sí responden a un "diseño inteligente" por decirlo de alguna manera.
Y para entender un poco mejor esto, simplemente tomemos nuestro idioma, el castellano, y luego de analizar un poco, veremos que crear un idioma así, con toda la serie de reglas que posee, sería una tarea poco menos que imposible.
Como ya he mencionado, lo que ha sucedido con los idiomas es algo parecido a lo que sucede en la evolución biológica. Estamos hablando, por lo tanto, de una evolución memética.
Partamos de una sociedad ancestral, hace varios miles de años, cuando las primeras lenguas aparecieron. En esta sociedad hipotética, la asignación de sonidos articulados emitidos vocalmente a los diferentes objetos y seres existentes, fue transmitiéndose horizontal y verticalmente, logrando establecer convenciones que sentarían las bases de una lengua. El proceso fue seguramente muy complejo, hasta que una lengua quedó, en algún momento, definida y establecida con ciertas reglas básicas. De hecho, se podría decir que constituyó una lengua muy básica y simple, pero útil.
A partir de aquí, la cuestión es más interesante aún.
Muchos sucesos de migración se dieron en esta pequeña sociedad, con el afán de buscar nuevos territorios o simplemente porque el grupo se hacía cada vez más grande y se formaban nuevas tribus independientes. La lengua originada, entonces, mediante un proceso de deriva análogo a las mutaciones y a la selección natural (en este caso, selección memética), fue cambiando según las diferentes zonas geográficas.
Así, a lo largo de varios miles de años, mediante un proceso muy complejo que incluía el proceso formador de lenguajes aquí mencionado, pero de manera múltiple e interrelacionada, sumado al enriquecimiento de las diferentes lenguas debido a la influencia de otras culturas (mediante palabras introducidas, objetos novedosos a los que había que inventarle un nombre o adoptarlo e importarlo de otro idioma, etc.) fue que se formaron idiomas tan diversos y a la vez tan parecidos entre sí en diferentes grados. Este parecido y sus "parentescos" se pueden agrupar y organizar en una especie de árbol filogenético, análogo al ordenamiento de la taxonomía y la filogenética biológica.
Es por esta razón que hoy vemos idiomas tan parecidos entre sí, como el español (todas sus variantes), el portugués, el italiano y el francés; todas ellas descendientes del latín. En otro grupo podemos ver al inglés, el alemán, el holandés, descendientes de las lenguas germánicas antiguas. Y así podemos ver diferentes grupos que contienen a diferentes idiomas parecidos entre sí, y relacionados en su origen.
Y esta deriva que lleva a la formación de nuevos idiomas continúa aún hoy (al igual que los procesos biológicos/evolutivos), y seguirá ocurriendo en el futuro, por lo que creo pertinente hablar de una evolución del lenguaje estrechamente vinculada en sus procesos de formación y cambio a lo que ocurre con los procesos de cambio que experimentan todos los seres vivos.
Los productos del lenguaje, es decir, los conceptos creados a partir de la articulación y organización de palabras con sentido colectivo, son en extremo útiles, pero no perfectos.
Sin embargo, de la misma forma en que una estructura biológica imperfecta pero adaptada puede hacer del organismo que la posee un organismo exitoso en términos biológicos, el idioma y los conceptos que reflejan nuestras ideas tienen que ser también manejados de forma tal que nos permitan tener éxito a la hora de expresar adecuadamente lo que queremos decir, y permitir así, menos roces y más entendimiento mutuo entre los seres humanos.

miércoles, 24 de diciembre de 2008

Papá Noel y Dios: ¿Uno Sí y el Otro No?

Imagine el lector una situación como esta: Supongamos una sociedad en la que todos los niños, o al menos la gran mayoría, crean en Papá Noel (Santa Claus, en inglés). Supongamos que a todos los niños se les ha enseñado siempre que Papá Noel aparece todas las navidades y se encarga de llevar regalos a todos los niños. Hasta acá, he descrito lo que sucede casi exactamente en la vida real. Pero ahora supongamos algo adicional que cambiaría todo el panorama: supongamos que no solo los niños creen en Papá Noel, sino que los adultos creen en él también. Y no solo unas cuantas personas adultas, sino la gran mayoría. Es decir, en esta hipotética sociedad, el proceso de “descreimiento” en papá Noel, al llegar a la pubertad o quizás antes, simplemente nunca se dio.
Dada esta sociedad, supongamos que existen unas cuantas personas, de pensamiento más crítico, que se han dado cuenta por diversas razones que papá Noel no existe; que solo es parte de la ficción y de la mitología popular.
Estas personas serían entonces agnósticos con respecto a Papá Noel. Y sucede que una persona promedio, en una conversación con algún agnóstico de Papá Noel, le diga lo siguiente:

¿Cómo puedes decir que Papá Noel no existe? ¿No ves que si les dices eso a las personas destruirás su mundo feliz? Simplemente, no creo que la gran mayoría de personas pueda aceptar que Papá Noel no exista. Entonces ya nada tendría sentido porque las esperanzas de felicidad y de recompensas por lo hecho durante el año se desvanecerían.”

A lo que el agnóstico de Papá Noel, replicaría:

Creo que tenemos el deber moral de investigar acerca de la existencia de Papá Noel, ya que creer en un ser que no existe no puede tener ningún beneficio. Lo único que se lograría con ello es engañarse durante un tiempo, y distraer la mente de la realidad. Perseguir los sueños y deseos y pretender que sean realidad es algo que solo puede ser cierto si se trata de alcanzar esfuerzos personales, metas y objetivos trazados por uno mismo. De lo contrario, viviríamos en una constante ficción. ¿Es que la gente no se da cuenta de que los regalos que aparecen en las casas son puestos ahí por otras personas? Es posible que haya gente que lucra inmensamente haciéndole creer a todos que existe papá Noel, implantando pequeños regalos en las casas y trabajando las mentes de las masas para mantener el mito vivo eternamente.”

Después de esto, notamos que en esta sociedad hipotética hay creyentes en Papá Noel y gente que no cree en la existencia de Papá Noel.
Ahora, estimado lector, hagamos un interesante ejercicio: Reemplacemos a papá Noel por Dios, los regalos por los “milagros”, los creyentes en Papá Noel por los teístas y los no creyentes en papá Noel por los ateos.
¿No se parecen en demasía Dios y Papá Noel? ¿No es injusto tratarlos diferente cuando ambos son seres mitológicos salidos de tradiciones populares y sincréticas? Tal parece que existe una especie de ceguera masiva: la gente ve normal y sensato no creer en Papá Noel, o al menos creer en él solo durante la infancia, mientras que en lo que respecta a Dios, muchísima gente aún se mantiene en su primera infancia.

¿Qué Significa ser un Buen Cristiano?

Mucho se oye hablar acerca de la moral cristiana y del ejemplo que constituye la ideología cristiana para la sociedad. Cuando éramos niños e incluso en la adultez, mientras uno se encuentre aún absorbido por todo lo que implica llevar una vida regida y fuertemente influenciada por la enseñanza religiosa a la que somos sometidos todos desde pequeños, e incluso durante toda nuestra vida adulta (a pesar de a veces decir y asegurar que creemos en Dios pero no somos religiosos), vivimos y pensamos en muchos aspectos desde una perspectiva cristiana; o al menos eso es lo que se nos ha hecho creer.
Primero que nada, habría que preguntarse qué significa ser cristiano. Para responder a esta pregunta, debemos tomar dos puntos de vista diferentes. El primer punto de vista es el del cristianismo que la gente común toma por verdadero. Usualmente el cristianismo popular es sinónimo de caridad, misericordia, tolerancia, amor, y unión, entre otras cosas positivas. Usualmente se habla de la bondad infinita de Dios y de la perfecta moral que proporcionan el cristianismo y la Biblia.
Sin embargo, cabe analizar ahora al cristianismo pero desde nuestro segundo punto de vista: el cristianismo ideológico, aquel que se basa estrictamente en la Biblia, en las palabras y obras de Jesús y aquel que ha sido asquerosamente manipulado durante siglos por grupos pequeños de inmorales administradores del poder, en este caso, religioso. Recordemos para esto que durante muchos siglos, el poder político y el poder religioso eran uno solo. Recordemos también el papel del Vaticano y todos los papas de la historia en acontecimientos estrictamente políticos y bélicos.
Pero volvamos al cristianismo ideológico del cual estábamos hablando. Aquel cristianismo ideológico considera otros aspectos menos bondadosos: intolerancia, segregación, subestimación de la vida terrenal y sobreestimación de una supuesta vida espiritual eterna, venganza, odio, desunión, esclavitud intelectual, etc. Es importante notar que todas estas características no se presentan así tan explícitamente, sino que van unidas a una falsa moral que, en última instancia, generan esta indeseable situación. Obviamente han existido cristianos buenos y cristianos malos a lo largo de la historia. No se pueden generalizar las cosas. Lo que quiero decir con este breve análisis es que el cristianismo no es bondad y amor como siempre lo pintan, sino que actitudes totalmente indeseables también están justificadas de muchas maneras por el mismo cristianismo.
Quisiera mencionar algunos acontecimientos históricos totalmente nefastos en los que el cristianismo ha tenido mucho que ver: Las Cruzadas Cristianas, la Inquisición, todas las Guerras Mundiales, las violaciones diversas a los Derechos Humanos, el apoyo a las ideas racistas, y el apoyo a la ideología Nazi.
Estas seis cosas que acabo de mencionar son solo una muestra de lo perjudicial que ha sido el cristianismo para la humanidad. Muchos podrán decir que todo ello fue culpa de la Iglesia Católica y no de todo el cristianismo. Pero sucede una cosa interesantísima: Todas las religiones y sectas actuales pertenecientes al cristianismo, tienen su origen en la Iglesia Católica. Sucede que ha habido un proceso de deriva ideológica como consecuencia de divergencias importantes, las cuales propiciaron la creación de nuevos grupos religiosos cristianos. Sin embargo, aquellos grupos menores no se salvan de actitudes de falsa moral y perjuicios en algunos sentidos hacia la vida humana.
En la Biblia, Jesús dice algo muy importante en lo que concierne a su misión, y que poca gente conoce o hacen caso omiso de lo que ello implica:

No penséis que he venido para traer paz a la tierra; no he venido para traer paz, sino espada. Porque he venido para poner en disensión al hombre contra su padre, a la hija contra su madre, y a la nuera contra su suegra; y los enemigos del hombre serán los de su casa. El que ama a padre o madre más que a mí, no es digno de mí; el que ama a hijo o hija más que a mí, no es digno de mí; y el que no toma su cruz y sigue en pos de mí, no es digno de mí. El que halla su vida, la perderá; y el que pierde su vida por causa de mí, la hallará.”

Palabras atribuidas a Jesús.
Mateo 10, 34-39.

Sin embargo, dudo mucho que en ninguna ceremonia cristiana se mencione este versículo. Es más, no creo que se mencionen la mayoría de pasajes funestos que se pueden encontrar en la Biblia.
Y para finalizar, me gustaría mencionar a algunos personajes que, según las diferentes ideologías cristianas oficiales, caerían dentro de lo que podría llamarse un “buen cristiano” (a pesar de que los mismos ideólogos cristianos sostengan que el cristianismo es puro amor y pura bondad:

Adolf Hitler, porque pretendía defender a su gente y purificar su raza de otras razas impuras (lo mismo que sucede con muchos personajes en muchos pasajes bíblicos).
Josef Mengele, médico nazi conocido por sus experimentos en humanos que costaron millones de vidas de manera cruel. Apoyando a su líder Hitler y pretendiendo sentar las bases de estudios antropológicos segregadores, recuerda en mucho a muchos personajes bíblicos considerados como héroes, patriarcas y profetas.
George Bush, porque pretende imponer sus creencias y su adoración a Dios a como de lugar, incluso sacrificando vidas y esfuerzos ajenos.

Si el cristiano tiene que luchar a como dé lugar para defender a Dios, para evitar los pecados de la gente, para imponer ideas retrógradas y primitivas a sociedades enteras, para jurar lealtad a la gente con sus mismas creencias pero tratar mal a los que no creen como ellos, para desperdiciar y pisotear su propia curiosidad y pensamiento crítico y querer que todos los demás hagan lo mismo, entre otras tantas cosas, entonces se puede decir que ser un buen cristiano es ser una persona indeseable por cualquiera. Si un buen cristiano implica el cumplimiento de todo esto, entonces prefiero un millón de veces a los malos cristianos.

jueves, 4 de diciembre de 2008

La Biología de la Homosexualidad. Parte II

Como complemento a mi artículo titulado La Biología de la Homosexualidad, escrito y publicado en el mes de Julio, creí pertinente elaborar una segunda parte complementaria.
Es de conocimiento general que existen diversos comportamientos en cualquier especie animal. Si uno presta atención, hay toda una gama muy amplia, que tiene muchísimos tonos y matices de un individuo a otro dentro de una población o una especie animal. Sabemos que los sexos son dos: macho y hembra. Sin embargo, es evidente que existe toda una gama de comportamientos intermedios, los cuales pueden ser catalogados como homosexuales (si la divergencia entre el sexo morfológico y funcional y el sexo comportamental es alta) y quizás algunos que puedan ser catalogados como bisexuales e incluso individuos aparentemente heterosexuales (si la divergencia entre el sexo morfológico y funcional y el sexo comportamental es moderada o baja). En la naturaleza existen intervalos o rangos de diversas posiciones o estadios, en lo que respecta a muchísimos fenómenos. Si bien lo más frecuente es encontrar individuos, ya sean machos o hembras en cuanto al comportamiento, también será posible encontrar (aunque con una tasa mucho más baja) individuos homosexuales. Obviamente, como cualquier sistema continuo, habrán límites difusos difíciles de catalogar. En muchas especies animales actuales se pueden apreciar estos comportamientos, así como también puede verse la copulación sin fines reproductivos (delfines, bonobos, gacelas, etc). La idea clásica de que la reproducción sirve exclusivamente a la reproducción, no es tan verdadera como se ha pensado durante siglos. Lo mismo sucede con respecto al comportamiento sexual. Lo que sucede, es que muchos estudios al respecto han sido vetados e incluso casi ignorados por una parte de la comunidad científica (mas precisamente por ciertas personas que por algún motivo, consideraban peligrosa la difusión de estas ideas, sobretodo debido a la posible reacción por parte de los medios y de la sociedad en general).
Un ejemplo análogo podemos verlo en la clasificación de los colores. Solemos referirnos al amarillo, al rojo, o al verde, cuando en realidad lo que existe es una amplia gama de tonalidades que pueden catalogarse como "verde", o "rojo" o "amarillo", o "azul"....
Por lo general, el ser humano tiende a clasificar y a resaltar lo notorio, obviando quizás toda esa diversidad intermedia: la continuidad existente en cualquier sistema natural.
Lo mismo sucede con el comportamiento animal en general, y más aun cuando se trata de temas tan delicados e importantes como la sexualidad humana. Como ya he manifestado, no solo el humano experimenta comportamientos homosexuales, sino que otras especies también lo hacen.
Y un componente adicional y muy poderoso que ha contribuido a ver este tema como tabú es la religión: la religión, siempre ha estigmatizado muchas cosas: la homosexualidad (y el sexo en general), el librepensamiento, la capacidad de crítica, la curiosidad, etc. Y hemos sido formados (o adoctrinados, que es el término mas adecuado) para ver el mundo de esta forma.
Yo creo que solo estudiando bien la naturaleza (mediante la ciencia) podremos abrir los ojos más y mejor cada día y entender a las demás personas y a nosotros mismos, así como a nuestro mundo en general. Insisto siempre en este último punto porque me parece muy importante para el desarrollo de nuestra sociedad y de nosotros como humanos y como parte de este planeta.

sábado, 22 de noviembre de 2008

La Recolecta de Dios.

Quisiera empezar este artículo aclarando que las críticas que hago de la Biblia no parten del encono o ensañamiento que un ateo o agnóstico le pueda tener a Dios y a las ideas religiosas en general. Más bien todo lo contrario sucede a la hora de escribir estos artículos. Dos hechos desencadenan que yo (y cualquier otro ateo, humanista secular, librepensador, o como quiera llamársele) realice críticas y análisis de los textos bíblicos. El primero es la peligrosa tendencia de la gente a tomar como verdades absolutas e inobjetables los diferentes pasajes bíblicos, a pesar de que el libro en sí es totalmente inofensivo y más bien rico como texto literario y mitológico. El segundo hecho es el afán por conocer cómo funciona el mundo en general, y el afán por descubrir la verdad de las cosas; creer ciegamente en lo que diga un texto antiguo no me parece bueno ni saludable, mientras que analizar las ideas existentes y contrastar lo que dicen las tradiciones con la naturaleza y con la esencia humana me parece una salida mucho mejor tanto para uno mismo como para las demás personas.
Una vez dicho esto, quiero analizar el tema de los diezmos y lo que ello implica para un grupo religioso específico e incluso para una sociedad entera.
En la Biblia, Dios manda, en muchísimos pasajes, que todos deben diezmar como ofrenda y sacrificio a Él. Pero, ¿qué significa el término diezmo? Diezmo hace alusión a la décima parte de lo que uno produce como fruto de su trabajo. Así, en la Biblia, podemos encontrar peticiones como esta:

Y allí llevaréis vuestros holocaustos, vuestros sacrificios, vuestros diezmos, y la ofrenda elevada de vuestras manos, vuestros votos, vuestras ofrendas voluntarias, y las primicias de vuestras vacas y de vuestras ovejas.”

Deuteronomio 12, 6.

Lo que significa que Dios dispuso un sitio especial al cual todos deberían llevar sus diezmos en señal de respeto y adoración hacia Él. Una vez en tal lugar, el diezmo representado por los animales domésticos y por el fruto de la tierra, deberían ser comidos por los diezmadores, los sacerdotes, y los levitas. Cabe señalar que los levitas (de la tribu de Leví) fueron escogidos por Dios para que se encarguen del ministerio de las ofrendas y el tabernáculo. Es decir, ellos verían los beneficios de los diezmos.
Esto va tomando un aspecto mucho más politizado: el beneficio de unos cuantos privilegiados y la obligación de las masas a pagar impuestos y otros pagos para que estos privilegiados puedan subsistir y enriquecerse cada vez más.
Pero antes de comentar más al respecto, veamos otro aspecto aún más revelador de los diezmos:

Indefectiblemente diezmarás todo el producto del grano que rindiere tu campo cada año. Y comerás delante de Jehová tu Dios en el lugar que él escogiere para poner allí su nombre, el diezmo de tu grano, de tu vino y de tu aceite, y las primicias de tus manadas y de tus ganados, para que aprendas a temer a Jehová tu Dios todos los días. Y si el camino fuere tan largo que no puedas llevarlo, por estar lejos de ti el lugar que Jehová tu Dios hubiere escogido para poner en él su nombre, cuando Jehová tu Dios te bendijere, entonces lo venderás y guardarás el dinero en tu mano, y vendrás al lugar que Jehová tu Dios escogiere; y darás el dinero por todo lo que deseas, por vacas, por ovejas, por vino, por sidra, o por cualquier cosa que tú deseares; y comerás allí delante de Jehová tu Dios, y te alegrarás tú y tu familia. Y no desampararás al levita que habitare en tus poblaciones; porque no tiene parte ni heredad contigo. Al fin de cada tres años sacarás todo el diezmo de tus productos de aquel año, y lo guardarás en tus ciudades. Y vendrá el levita, que no tiene parte ni heredad contigo, y el extranjero, el huérfano y la viuda que hubiere en tus poblaciones, y comerán y serán saciados; para que Jehová tu Dios te bendiga en toda obra que tus manos hicieren.”

Deuteronomio 14, 22-29.

Como podemos ver en esta parte del Deuteronomio, no sólo Dios aceptaba animales y plantas cultivadas como ofrendas. Sino que da una opción alternativa: si por la distancia o por otros motivos no se pueden llevar animales y plantas al lugar destinado por Dios, puede ofrendarse el equivalente en dinero. Y he aquí el quid del asunto de los diezmos. Uno podría pensar y darse cuenta al instante que para las personas de aquellos tiempos (para las que fueron hechas estas leyes) era muy difícil movilizarse grandes distancias con animales o productos alimenticios perecibles. Así, que más efectivo y más fácil hubiera resultado llevar el dinero equivalente. Hasta aquí, podría haber el que diga: ¿Y qué, si estas ofrendas eran para Dios?¿Dónde está el truco aquí?
Bueno pues, hay dos cosas que no tienen sentido: Primero que nada, ¿para qué necesita Dios animales y alimento? Segundo, ¿No es más factible que estos mandatos hayan sido preparados por las clases dominantes de algún grupo en especial con el fin de manejar y recabar impuestos y bienes de la masa que se pretendía controlar? Es evidente; no hay mejor manera de enriquecerse y obtener alimento y dinero que mediante las ofrendas y los diezmos. ¿Sino, a dónde iría el dinero generado por la venta de los animales y alimento realizada en el sitio de ofrendas? La respuesta es más que obvia.
En el caso de la historia contada en la Biblia, se dice que de todos los pueblos de Israel, que eran 12, los levitas solo eran uno de ellos. Por lo que ellos se encargaban de las ofrendas y diezmos de los otros 11 pueblos. ¿Acaso no era algo muy rentable y beneficioso para ellos? Apuesto a que sí.
Además, en muchas partes de la Biblia se hace evidente la preferencia de Dios por los de Leví:

El varón que vendiere casa de habitación en ciudad amurallada, tendrá facultad de redimirla hasta el término de un año desde la venta; un año será el término de poderse redimir. Y si no fuere rescatada dentro de un año entero, la casa que estuviere en la ciudad amurallada quedará para siempre en poder de aquel que la compró, y para sus descendientes; no saldrá en el jubileo. Mas las casas de las aldeas que no tienen muro alrededor serán estimadas como los terrenos del campo; podrán ser rescatadas, y saldrán en el jubileo. Pero en cuanto a las ciudades de los levitas, éstos podrán rescatar en cualquier tiempo las casas en las ciudades de su posesión. Y el que comprare de los levitas saldrá de la casa vendida, o de la ciudad de su posesión, en el jubileo, por cuanto las casas de las ciudades de los levitas son la posesión de ellos entre los hijos de Israel.”

Levítico 25, 29-33.

¿Preferencias? Tal parece que sí. Aunque más que decir que eran preferencias de Dios, como dice en la Biblia, lo que se hace evidente es que los mismos levitas (o los que hayan diseñado esta historia con el fin de manejar el poder sobre otros) fueron los que se pusieron la etiqueta de “elegidos por Dios”. Qué manera más efectiva de someter a los pueblos, que con la excusa de que Dios ha hablado y ha mandado ciertos mandatos. Así estos mandatos favorezcan a alguien en particular, no serán fácilmente criticados ni objetados debido a la idea de que provienen de un ser todopoderoso y omnisapiente como se considera al Dios bíblico.
Pero volvamos al tema de los diezmos. En otra parte de la Biblia, podemos leer las palabras atribuidas al mismísimo Dios:

Porque yo Jehová no cambio; por esto, hijos de Jacob, no habéis sido consumidos. Desde los días de vuestros padres os habéis apartado de mis leyes, y no las guardasteis. Volveos a mí, y yo me volveré a vosotros, ha dicho Jehová de los ejércitos. Mas dijisteis: ¿En qué hemos de volvernos? ¿Robará el hombre a Dios? Pues vosotros me habéis robado. Y dijisteis: ¿En qué te hemos robado? En vuestros diezmos y ofrendas. Malditos sois con maldición, porque vosotros, la nación toda, me habéis robado. Traed todos los diezmos al granero y haya alimento en mi casa.”

Malaquías 3, 6-10.

Este último párrafo es la cereza sobre el pastel en lo que se refiere a los diezmos; no sólo Dios manda diezmar a todos, sino que el que no diezma es considerado como ladrón. Y debido a esto recibirá maldición tras maldición.
Lo que me pregunto yo es: ¿dónde quedó el Dios infinitamente bueno, infinitamente justo, infinitamente sabio, e infinitamente misericordioso? Porque en éste (y muchísimos otros pasajes de la Biblia) no aparece ni por atisbo.
Lo que sí es seguro es que aún hoy, los diezmos son una excusa muy buena para el enriquecimiento de unos pocos (véase líderes de las diferentes religiones institucionalizadas). En la actualidad, millones de personas otorgan el 10% de sus sueldos y salarios a las iglesias a las que pertenecen. Y lo más curioso es que todo ese dinero es destinado a trivialidades: embellecimiento de los templos; viajes de retiro; y cubrir los gastos de los pastores, curas, monjas, y otros miembros eclesiásticos; entre otras cosas. Pero, ¿no sería acaso mejor utilizado dicho dinero para ayudar a los pobres, enfermos, necesitados? Y con ayuda no me refiero a regalarle un vaso de leche o una chompa para abrigarse, sino por ejemplo, a crear programas para la educación constante y la alfabetización de niños pobres; programas de tratamiento a largo plazo para personas con enfermedades difíciles de curar; y muchas otras actividades que sí podrían beneficiar significativamente a millones de personas en situaciones no deseables. Sin embargo, eso no sucede, por lo que me sigo preguntando: ¿a dónde va todo ese dinero? No son cientos o miles de dólares. No. Son millones de dólares al año por diferentes denominaciones religiosas. Y todo ese dinero está libre de impuestos. Aún así, supongo que hay gente dentro de las religiones que sí se preocupa por aspectos como los que he mencionado, pero sólo son grupos minoritarios.
Así, y hablando en general, los diezmos en la actualidad constituyen la forma más efectiva de obtener dinero libre de todo impuesto y escrutinio: el robo más efectivo que existe y que ha existido en nuestra historia.

martes, 18 de noviembre de 2008

La Biblia y San Pablo: Una Falsa Moral.

De los 27 libros del Nuevo Testamento bíblico, aproximadamente la mitad tienen como autor al apóstol San Pablo. San Pablo escribió varias epístolas (cartas o mensajes) a varios pueblos. En ellas expone su pensamiento religioso y algunas cosas que, según él, Dios desea que sean cumplidas por todos.
Dentro de sus escritos, podemos ver muchas ideas que desde el punto de vista actual se tomarían inconfundiblemente como inmorales y absurdas. Sin embargo, mucha gente sigue creyendo que la Biblia es un libro que emana perfección y moralidad absoluta.
Por esto, analicemos al menos tres citas provenientes de las cartas de Pablo. La primera proviene de la primera epístola dirigida a los Corintios:

En cuanto a las cosas de que me escribisteis, bueno le sería al hombre no tocar mujer; pero a causa de las fornicaciones, cada uno tenga su propia mujer, y cada una tenga su propio marido. El marido cumpla con la mujer el deber conyugal, y asimismo la mujer con el marido. La mujer no tiene potestad sobre su propio cuerpo, sino el marido; ni tampoco tiene el marido potestad sobre su propio cuerpo, sino la mujer. No os neguéis el uno al otro, a no ser por algún tiempo de mutuo consentimiento, para ocuparos sosegadamente en la oración; y volved a juntaros en uno, para que no os tiente Satanás a causa de vuestra incontinencia. Mas esto digo por vía de concesión, no por mandamiento. Quisiera más bien que todos los hombres fuesen como yo; pero cada uno tiene su propio don de Dios, uno a la verdad de un modo, y otro de otro. Digo, pues, a los solteros y a las viudas, que bueno les fuera quedarse como yo; pero si no tienen don de continencia, cásense, pues mejor es casarse que estarse quemando.”

1 Corintios 7, 1-9.

Pablo, dice directamente que lo ideal sería que no haya relaciones sexuales entre hombres y mujeres. Y no solo se refiere a las relaciones extramatrimoniales, ¡sino incluso a las matrimoniales! Pero analicemos detenidamente qué es lo que implicaría esto. Primero que nada, significaría que lo ideal sería que todos sean célibes, por lo tanto la tasa de nacimientos decrecería tremendamente en las poblaciones humanas, llevando al ser humano a su propia extinción. Aún así, es de suponer que no todos cumplirían con tal compromiso de celibato; aquellos que sí lleguen a tener hijos como producto de una relación sexual, resulta que con el tiempo, generarán una población extraída de una pequeña parte de la población original, es decir, la(s) generación(es) siguiente(s) constituiría(n) una especie de pequeña muestra de la población, lo cual daría lugar a efectos fundadores continuos, causando así una mayor probabilidad de que la población total de seres humanos se extinga. ¿Es ese el deseo del Dios de la Biblia?
Pero, dejando de lado la biología, Pablo no solo dice abiertamente que lo ideal es mantenerse célibe, sino que si no eres célibe y no te casas, te irás al infierno. De esta forma el matrimonio sería una especie de condición obligatoria para poder disfrutar de una relación sexual sin temor a irse al infierno.
Es evidente que el concepto de que “la familia es el núcleo del cristianismo” es una invención relativamente moderna y conveniente para el cristianismo, dadas las condiciones sociales y culturales que se dan en la actualidad. Quizás el matrimonio puede ser conveniente para algunas personas y para otras no. Personalmente me parece que sí es conveniente y ventajoso en muchas formas, pero no por las razones brindadas por el cristianismo.
El segundo caso a analizar, ha sido extraído de la segunda epístola de Pablo a los Corintios:

Yo Pablo os ruego por la mansedumbre y ternura de Cristo, yo que estando presente ciertamente soy humilde entre vosotros, mas ausente soy osado para con vosotros; ruego, pues, que cuando esté presente, no tenga que usar de aquella osadía con que estoy dispuesto a proceder resueltamente contra algunos que nos tienen como si anduviésemos según la carne. Pues aunque andamos en la carne, no militamos según la carne; porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo, y estando prontos para castigar toda desobediencia, cuando vuestra obediencia sea perfecta.”

2 Corintios 10, 1-6.

Aquí hay varias cosas que valen la pena analizar. Por un lado, está el hecho de que Pablo recalca que la vida material y carnal es desdeñable, ya que la verdadera vida (y el objetivo último) es la vida eterna espiritual. Esta forma de ver las cosas no hace más que contribuir al descuido de las vidas reales de las personas y a una poca valoración e importancia de las acciones que deberíamos tomar para con nuestro planeta; en cambio, la preocupación se centra en una vida fantástica, ilusoria y que responde exclusivamente a deseos y sueños humanos. Soñar e imaginar es hermoso, pero no a expensas de menospreciar y subestimar nuestra vida material natural: nuestra única y preciada vida real.
Otra cosa importante que podemos apreciar en este fragmento es la exhortación a la obediencia a ciegas; obediencia absoluta a la autoridad. En este caso la autoridad es Dios, pero esta forma de ver las cosas se extrapola en la realidad a toda forma de autoridad y manifestación de poder. Durante gran parte de la historia humana se ha hablado de patriotismo, respeto a los símbolos patrios, respeto absoluto a Dios y a sus representantes en la Tierra, entre otras formas de autoridad. Por supuesto que esto es exitosamente aprovechado por grupos minoritarios de elite que buscan obtener y mantener alguna forma de poder sin que las masas los cuestionen, produciendo a la larga, todos los problemas que conocemos en la actualidad: corrupción, tráfico de influencias, beneficios inmerecidos, explotación de los menos pudientes, etc.
Cuando Pablo dice que las armas espirituales basadas en Dios están “derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo, y estando prontos para castigar toda desobediencia, cuando vuestra obediencia sea perfecta”, expresa nada más y nada menos que la abolición absoluta a la crítica y al cuestionamiento. Es decir, la búsqueda de la verdad mediante pruebas, o la corroboración de lo que se manifiesta, no tiene lugar a ser investigada por ningún motivo: si Dios y sus profetas lo dicen así, así debe ser, y punto, no se hable más.
Evidentemente el escrutinio de las ideas y los hechos que se manifiestan en la Biblia, es considerado por el cristianismo como signo de altivez, arrogancia y desobediencia. Resulta un poco absurdo pensar que un hipotético Dios omnisapiente desee que sus criaturas obedezcan cualquier cosa a ciegas y supriman su lado crítico, convirtiéndose en autómatas y meros peones dispuestos a aceptar cualquier cosa que se afirme, sin siquiera interesarse por saber un poco más.
San Pablo también escribió, dentro de sus epístolas, una dirigida a los romanos:

¿Tienes tú fe? Tenla para contigo delante de Dios. Bienaventurado el que no se condena a sí mismo en lo que aprueba. Pero el que duda sobre lo que come, es condenado, porque no lo hace con fe; y todo lo que no proviene de fe, es pecado.”

Romanos 14, 22-23

Una vez más, podemos apreciar la opinión de Pablo (y en general de cualquier religioso) acerca de la duda y la actitud escéptica. Después de tantas manifestaciones en contra de la duda y el espíritu crítico, podemos ver un mensaje que va enquistado en muchas secciones de la Biblia: Dudar es pecado, creer es un don. Sin embargo, si nos ponemos a pensar detenidamente acerca de esto, podríamos preguntarnos qué sería de las sociedades actuales y de los seres humanos si se hubiera suprimido el derecho (y el deber) de dudar. La respuesta es muy simple: Llevaríamos siglos o milenios de atraso tecnológico y científico, la calidad de vida humana estaría muy por debajo de los niveles actuales, las sociedades se desarrollarían en la barbarie y en una violencia sistemática, veríamos coaccionadas nuestra libertad de expresión y de acción, y seríamos esclavos eternos de unos pocos administradores del poder. Este mundo sería realmente horrible y se encontraría terriblemente manejado y devastado en muchos aspectos si no pudiéramos dudar de cualquier idea o concepto e investigar libremente la naturaleza.
Para concluir creo pertinente dejar algunas frases:


Donde hay duda hay libertad

Proverbio latino.


El primer pecado de la humanidad fue la fe; la primera virtud la duda.”

Carl sagan.


La duda no es una condición placentera, pero la certeza es absurda.”

Voltaire.


El que nada duda, nada sabe.”

Anónimo.


La ciencia hace a los hombres semejantes a dioses; ¡se acaba todo para los sacerdotes y los dioses cuando el hombre se hace científico! Moraleja: la ciencia es prohibida per se... La ciencia es el primero de los pecados, el germen de todos los pecados, el pecado original. La moral se reduce a este imperativo: 'No conocerás'. El resto se sigue de allí.”

Friedrich Nietzsche

sábado, 15 de noviembre de 2008

Simple Pero Poderoso.

Existe un principio lógico muy conocido y difundido: No se puede probar la inexistencia de algo. Es por esta razón que muchos fenómenos “paranormales” y/o “sobrenaturales” no pueden ser probados falsos: la existencia de entes sobrenaturales, Dios, Satanás, ángeles, etc.
Es por esta misma razón que, aunque un ateo sea catalogado como tal, desde un punto de vista filosófico estricto no se puede afirmar rotundamente la inexistencia de Dios u otros entes sobrenaturales. De la misma forma, no se puede negar con pruebas la existencia de Papá Noel, o de los duendes, o de las hadas madrinas.
La razón por la que un ateo se denomina a sí mismo ateo, es por razones prácticas y por la existencia de abrumadoras evidencias que apuntan hacia otra dirección. Pero esto ya es otro tema.
A pesar del principio que he mencionado, Bertrand Russell, eminente filósofo y matemático, propuso un argumento simple pero poderoso que tenía como objetivo demostrar la inexistencia de Dios.
Este ejemplo era una extensión de la Paradoja de Russell, que trata sobre los conjuntos que no se contienen a sí mismos como elementos.
La manera de probar esto fue mediante el absurdo: Como el concepto que se tiene de Dios es de un ente todopoderoso, Russell planteó la situación de que Dios existe. Una vez asumido esto, como Dios debe ser todopoderoso, debe tener el poder de crear y hacer cualquier cosa, ya que si no pudiera crear o hacer algo, entonces le faltaría un poder y ya no sería todopoderoso. Entonces Russell supone que Dios debe tener el poder de crear piedras grandes, lógicamente. Pero además de esto, debería tener el poder de crear piedras tan grandes que Él mismo no pueda moverlas. Entonces es en este punto que se da la paradoja. Si Dios pudiera crear piedras tan grandes como para que Él mismo no pueda moverlas, le faltaría el poder para poder moverlas; y si el fuera capaz de mover cualquier piedra, independientemente del tamaño y peso, entonces le faltaría el poder para crear piedras que Él no pueda mover.
Así, tenemos que de todos modos a Dios le faltará algún poder (sin tener en cuenta otros casos en los que lo mismo podría aplicarse a cualquier otra cosa que resulte contradictoria) por lo que no es un ser todopoderoso; y un Dios que no sea todopoderoso, no es un Dios.
Esta forma simple, pero a la vez ingeniosa y poderosa como argumento lógico, es una muestra de lo que un poco de ingenio y conciencia sobre lo que nos enseñan es capaz de brindarnos. En definitiva, los trabajos mucho más técnicos de Bertrand Russell en matemática y filosofía, y los varios libros de divulgación científica publicados por este gran pensador constituyen grandes legados a la humanidad.
Pero, una vez más, la lógica y la razón nos muestran un mundo libre de entes sobrenaturales y de explicaciones mágico-religiosas simplificadoras, dándonos en contrapartida, una visión del mundo más maravillosa y más compleja de lo que siempre se ha creído.

El Espejismo de Satanás.

Es justo que analicemos algunas ideas con respecto a Satanás, ya que lo común es que los teístas afirmen y defiendan la existencia de Dios mientras que los ateos exponemos argumentos por los que creer en Él se hace insostenible. Algo más difícil y más raro de escuchar es un debate acerca de la existencia de Satanás, aunque de todos modos hay quien defiende la noción de su existencia.
Muchos teístas creen en un Dios creador, así como en su contraparte: el ángel caído Satanás. Esta dualidad es una muestra más de la larga lista de dualidades existentes en los conceptos e ideas teológicas.
Una naturaleza dual es una naturaleza inexistente. Lo que vemos en la naturaleza real es una serie de continuidades y posiciones potenciales infinitamente diversas. No existe el bien y el mal como absolutos, sino toda una gama de situaciones y comportamientos que podemos catalogar como buenos o malos: un rango amplio y continuo de comportamientos variados. En el caso de los colores sucede algo parecido: dentro de la gama de luz visible existen infinitos tonos y matices de colores; no solo son 7 colores como nos enseñan en la educación básica, sino que cada “color” tiene una gama infinita de matices o variaciones. Y así, muchos ejemplos se pueden extraer de la naturaleza, evidenciando no una dualidad absoluta y universal, sino una continuidad y diversidad universales.
Pero dejando de lado el dualismo, quisiera exponer un par de situaciones (dentro de las miles) que crean la ilusión o el espejismo de la existencia de Satanás.
El primer ejemplo lo constituyen el sufrimiento y desgracia personal en la que mucha gente se encuentra en algún momento. Cuando una persona ha perjudicado intencionalmente a una o varias personas, lo primero que se comenta acerca de ella es que algún día Dios (o Satanás) le hará pagar sus pecados: se escucha la famosa frase “la vida da vueltas”. Cabe aclarar y remarcar que para muchas personas el que castiga no es Dios, sino Satanás. Pero, ¿de qué forma lo hace? Es una tarea que Dios delega implícitamente a Satanás. Al momento que una persona dice que Dios nos va a castigar, lo que dice (supongo que implícitamente) es que Satanás, por encargo tácito de Dios, lo va a hacer. No podría ser de otra manera ya que Dios es un ser infinitamente bondadoso y misericordioso. Una vez más queda evidenciado el dualismo imperante en la teología occidental.
Cuando ha pasado algún tiempo, es muy probable que a dicha persona mala le suceda algo, alguna desgracia personal, como por ejemplo, que se quede en la bancarrota o que algún familiar suyo muera, o que ella misma muera. Basta que suceda alguna de estas cosas para que la gente confirme su sentencia anterior: “la vida da vueltas”. Pero lo que sucede es algo mucho más simple y explicable por simple lógica. Recordemos que lo único que tenemos seguro en esta vida es la muerte, así que no es nada sorprendente que en algún momento a dicha persona o a alguno de sus familiares le toque morir; es un proceso natural inevitable. Aún si la muerte es trágica, existen millones de casos de muertes trágicas, ¡y no todas las víctimas son malas!
Ahora, si quitamos la muerte del panorama y el problema es de tipo material o social (bancarrotas, deudas impagables, repudio de la gente, maltrato social), ¿no es más lógico atribuirle esto al mismo comportamiento de la persona? Es decir, si te dedicas a hacer daño y perjudicar a otras personas, es lógico y evidente que en algún momento, y como consecuencia de que la gente ya conoce la manera en la que te comportas, se te cierren las puertas de muchas cosas y quedes relegado como una escoria social. Ello sucede como consecuencia de los actos propios. No porque alguna entidad sobrenatural vengativa y malévola te las haga pagar, sino porque uno mismo se autosentencia, se cierra muchas puertas, y se hace mala reputación a sí mismo antes los demás. Y eso sin tener en cuenta la culpa y la intranquilidad que se puede tener al saber que tantas personas han sido perjudicadas por uno. Recordemos que el mayor infierno es la culpa.
El segundo ejemplo tiene que ver con los famosos mensajes subliminales. En canciones, dibujos animados, anuncios publicitarios, y hasta mensajes políticos se buscan a la fuerza este tipo de mensajes. Pero, ¿a qué nos referimos con mensaje subliminal? Un mensaje subliminal es aquel que tiene un trasfondo oculto, codificado y preparado para que se nos quede grabado para siempre en el subconsciente.
Muchas denominaciones religiosas afirman la existencia de miles de estos mensajes sobretodo en canciones infantiles y dibujos animados. Por supuesto que al autor al que se le atribuyen estas cosas es el mismo Satanás que “obra manipulando a la gente, aún sin que ellas mismas se den cuenta”.
Un caso típico es el de los mensajes que se “encuentran” al reproducir en reversa una canción.
No he podido hacer eso en mi computadora (no tengo ningún programa que me permita reproducir canciones en reversa), pero lo que he hecho es una pequeña simulación de cómo hallar un “mensaje subliminal”. Empecé por una frase totalmente inofensiva:

Vamos al río, sale el sol y las aves le cantan al amor.”

Si invertimos el sentido de cómo se pronuncian estas palabras, quedaría algo así:

roma la natnac el seva sal y los le elas oir la somav

Que vendría a ser algo parecido (porque no siempre coincide) al resultado que se obtendría al escribir una frase totalmente a la inversa, letra por letra.
Luego, pronunciando estas palabras un par de veces, el mensaje toma forma:

Roma la magna, él se va a asar y los dejas oír la toma.”

El mensaje obtenido claramente hace alusión a Roma (que tiene una relación profunda con temas bíblicos y apocalípticos) lo cual hace que el mensaje suene más importante. Lo que se extrae de la frase resultante, explicado en otras palabras, es que alguien le dice a la gran Roma que alguien (presumiblemente Jesús) va a morir quemado (asado) y que mientras se encuentre en la hoguera, él y sus compañeros (discípulos) serán forzados a oír cómo es tomado el poder (presumiblemente por Satanás).
¿Ven cómo se puede construir un mensaje complejo con mucho contenido implícito? Este es un ejemplo claro y sorprendente de lo que puede hacer un poco de imaginación y de predisposición a oír cosas o buscar algo en donde no hay nada. A esto sumémosle el efecto del sonido al invertir una canción, la ilegibilidad de lo que se dice en la canción, y la interferencia de los instrumentos y otras perturbaciones acústicas en dos momentos separados en el tiempo y el espacio: al momento en que la canción fue grabada por el artista, y al momento de invertirla.
Además de estos factores que pueden influir en el resultado final, hay uno más importante aún: la propia percepción, prejuicio y cosmovisión de la persona que oye la grabación invertida.
Este pequeño ejercicio demuestra directamente que la mente humana y muchos factores en juego que se mezclan en el proceso, dan como resultado algo totalmente sorprendente pero explicable desde un punto de vista naturalista.
Las pautas que se pueden generar al invertir la letra de una canción, o un poema, o un discurso político, son tantas que uno virtualmente podría encontrar ahí los mensajes que quisiera. Aunque algo importante a tomar en cuenta es que los religiosos que encuentran tales mensajes sólo lo hacen en fracciones de la canción y no en todo el contenido, lo que disminuye las probabilidades de que haya una intervención maligna sobrenatural a casi cero. Y lo que termina de tirar al suelo estas probabilidades, es el hecho simple de que ¿cómo podría una persona recibir un mensaje coherente si nuestra mente no está preparada para leer mensaje alguno a la inversa? ¿Y si la canción está en un idioma diferente al nuestro? Como se puede ver, es algo absurdo.
Estos y otros ejemplos generan una ilusión o un espejismo de que Satanás existe. Al igual que Dios y otros entes sobrenaturales, Satanás existe sólo en las mentes de los seres humanos. En todo caso, es un meme muy exitoso en nuestra especie, con un éxito casi equiparable al del meme Dios.

martes, 11 de noviembre de 2008

La Evolución y el Azar.

La ciencia es todo el conjunto de información proveniente de la naturaleza y que se expresa como conocimiento: el acervo total de conocimiento que poseemos nosotros, los humanos (al menos si nos circunscribimos a la Tierra y suponemos, sólo suponemos, que somos la única especie inteligente y racional en el Universo).
Esta ciencia, o conocimiento, es transmitida a muchas personas a través de artículos de investigación científica, libros, documentales, conferencias, etc. Pero así como los medios de comunicación sirven para difundir estas ideas a la gente, también pueden servir para transmitir pseudociencia o una mala ciencia: ideas que son catalogadas como científicas y transmitidas como tales, cuando en verdad solo son malinterpretaciones profundas de lo que en verdad se tiene como conocimiento científico.
Y justamente esto es lo que ha sucedido en un tema en particular: la evolución y el azar. La idea de que la evolución es un sinónimo de azar, está tan difundida entre la mayoría de personas, que es utilizada como argumento para combatir la idea de que todos los seres vivos, incluyéndonos, somos como somos debido a procesos evolutivos, y que ninguna mano divina creadora ha intervenido en dicho proceso. Es muy común y casi cotidiano escuchar a una persona decir:

No creo que estemos acá por casualidad, hay algo más que eso; la casualidad y el azar no explican mis sentimientos ni lo que somos”.

Y la verdad es que yo tampoco lo creo. Es más, es estadísticamente imposible generar la complejidad existente en el mundo biológico por procesos meramente estocásticos o aleatorios. Y aquí quiero recalcar, como ya lo han hecho muchos científicos antes: ¡La evolución biológica no es igual al azar!
Muchos procesos naturales son confundidos y mal entendidos como aleatorios, cuando en verdad no lo son. Y dos ejemplos muy particulares son la evolución biológica y el Caos.
El concepto de Caos se toma como azar, cuando en realidad no lo es. En un sistema cualquiera (por ejemplo una población animal), pueden darse algunos comportamientos poblacionales esperados y predecibles con una ecuación o una serie de ellas. Así, tenemos comportamientos lineales, logísticos, exponenciales, y estabilidades asintóticas (entre los comportamientos simples); y oscilaciones amortiguadas, ciclos límites, y caos (entre los comportamientos complejos). Un tipo de comportamiento complejo, como he dicho, es el Caos. Pero sucede que el caos también es un proceso determinista, con ecuación o ecuaciones propias, pero que genera comportamientos altamente desordenados y aparentemente aleatorios (ojo, he dicho aparentemente).
Dejando al caos de lado, volvamos al proceso evolutivo. La evolución sí tiene algunos componentes aleatorios o azarosos, pero también tiene otro componente esencial que de azar no tiene nada. Los componentes aleatorios son principalmente la mutación, la deriva génica, la migración y el entrecruzamiento cromosómico (en organismos de reproducción sexual). Por otro lado, el componente no aleatorio y muy importante en este proceso es la selección natural. Pongámoslo así: la selección natural moldea a los organismos tomando como ingredientes y materia prima toda la diversidad genética producida por los componentes aleatorios. Es decir, lo que hacen los componentes aleatorios es generar diversidad genética, mientras que la selección natural sólo escoge entre toda esa diversidad. Cabe aclarar que este lenguaje que utilizo es para poder entender mejor el proceso, ya que a nadie se le ocurrirá pensar que la selección natural es un ente conciente de lo que hace.
El proceso evolutivo es un proceso sin dirección ni destino predeterminado; sin embargo, generan una gran diversidad de formas biológicas, cada cual muy compleja y extraordinaria.
Y creo yo que ya es hora de dejar de lado esta visión de la “evolución azarosa” para dar paso a la masificación y difusión de la idea del proceso evolutivo como un proceso que tiene componentes tanto aleatorios como no aleatorios.
Las implicancias que pueda tener esta idea (la evolución) con respecto a otros temas (como los teológicos), quizás sea indeseable para muchas personas, pero lo más importante aquí no es negar procesos naturales simplemente porque no nos gustan sus implicancias o “efectos secundarios”, sino porque es mejor que entendamos la naturaleza como es. Y para terminar me gustaría citar a dos grandes mentes del siglo XX:


Negar un hecho es lo más fácil del mundo. Mucha gente lo hace, pero el hecho sigue siendo un hecho.”

-Isaac Asimov.

Lo que se necesita no es la voluntad de creer, sino el deseo de descubrir, que es exactamente lo contrario.”

-Carl Sagan.

domingo, 2 de noviembre de 2008

El Lenguaje como Precursor de la Cognición

Si bien es cierto que el aumento del tamaño cerebral y la complejidad cerebral han sido determinantes para alcanzar los niveles cognitivos actuales del ser humano, el lenguaje hablado ha sido primordial en este proceso.
Sin lenguaje no habríamos podido crear las complejas y diversas ideas que poseemos en nuestro amplio acervo cultural. Tampoco podríamos haber llevado registro alguno de nuestra historia, tanto a nivel individual como social.
Pero el aspecto más importante que podemos destacar en este punto sería que ninguna tecnología ni historia social ni individual podrían haber sido conocidas ni desarrolladas por nadie, teniendo en cuenta que sin lenguaje no hay pensamiento abstracto, ni raciocinio, ni consciencia (y/o autoconciencia), ni desarrollo de planes a futuro, ni cognición; la memoria colectiva de nuestra especie y la capacidad exponencial para lograr manejar el entorno no hubieran existido en absoluto sin lenguaje. Es este último el que abrió las puertas a todo lo anteriormente mencionado. Todo ello hubiera sido imposible sin un código de símbolos como el lenguaje. Este código arbitrario tiene como principal función asignar un valor o significado a cada objeto existente para un reconocimiento más fácil y generalizado; constituye una convención de significación e identificación de las cosas, cuyo uso y aprendizaje se ven restringidos a un grupo de personas en particular.
Otra función del lenguaje hablado es la exteriorización y divulgación de ideas o pensamientos; una “materialización” de los pensamientos individuales. Hay que decir que estas ideas y pensamientos no existirían de no ser por el mismo lenguaje, por lo que queda en evidencia que esta función del lenguaje no es más que una extensión y consecuencia de su misma existencia. Vendría a darse aquí lo que se conoce como retroalimentación positiva.
Ahora, en el transcurso del proceso evolutivo han confluido varias características que, juntas, favorecieron la aparición del lenguaje y, por lo tanto, la cognición humana. Este conjunto de características son de tipo anatómico: estructuras adaptadas para la emisión de sonidos o vocalizaciones de amplio espectro; estructuras para la recepción adecuada de dichas vocalizaciones en la forma de ondas sonoras; una visión adecuada que permita discernir los diferentes objetos presentes en la naturaleza; y la misma estructura cerebral, con centros de procesamiento de esta información para su posterior conversión en paquetes de información coherente y con sentido definido.
Como podemos ver, los sentidos jugaron un papel fundamental en el desarrollo del lenguaje hablado.
Dichas adaptaciones estructurales pudieron ser explotadas en conjunto logrando formar la base para el desarrollo potencial del lenguaje. Pero hay que tener en cuenta que además de todo esto, el desarrollo del pulgar oponible y el desarrollo mental tuvieron que ver mucho al respecto.
Aún así, el hecho de que un organismo posea estructuras con potenciales como estos, no implica necesariamente que pueda desarrollar un lenguaje hablado. Existen diversos factores que impedirán esto, como por ejemplo, el desarrollo de la inteligencia, y las necesidades puntuales que tenga un organismo en particular.
Esta redundancia fisiológica es, en esencia, la base de la evolución biológica; la existencia de una amplia gama de posibilidades y potencialidades de la cual puedan originarse nuevas estructuras y nuevas funciones.

miércoles, 29 de octubre de 2008

Zeitgeist.

Zeitgeist es un documental de tres partes: la primera explora el parecido entre diferentes personajes mitológicos y el Jesús de la Biblia, así como una explicación de cómo es que surgieron tales semejanzas entre dichos personajes en relación al calendario astrológico conocido desde tiempos antiguos. La segunda parte trata del fraude del 11-S y cómo se conspiró y se engañó a la gente dando información falsa, todo para el beneficio económico de unos pocos. La tercera parte trata sobre cómo se manipula a toda una nación y se arman guerras intencionadas con el fin de
enriquecer a pequeños grupos de magnates.
Bueno, aquí les dejo los links para ver el documental en línea en google video con subtítulos en español:
.
Parte 1.

Parte 2.

Parte 3.
.

miércoles, 15 de octubre de 2008

Naturalismo y Sobrenaturalismo

El naturalismo es la concepción del mundo que afirma que la realidad está constituida exclusivamente por entidades naturales, y que los procesos que ocurren son naturales y legales. Es decir, afirma que no existen espíritus (dioses, demonios o fantasmas), ni eventos tales como los milagros.
El sobrenaturalismo es, obviamente, la concepción opuesta. Afirma que existen entidades y procesos sobrenaturales, lo cual es compatible con la religión y un montón de creencias populares.
Puesto que naturalismo y sobrenaturalismo son concepciones del ser humano, existen dos grandes clases de individuos en lo que a la concepción del mundo respecta: naturalistas y sobrenaturalistas, y una tercera clase, la de aquellos que no toman partido por ninguna de las posturas citadas, porque simplemente no les interesa. Quien afirma “no creo en las brujas, pero que las hay, las hay”, o “creo en Dios pero no en el milagro de la concepción de su hijo” caen en esta categoría, (mas allá del carácter circunstancial o humorístico que puedan tener estas expresiones). No se detienen a pensar acerca de las incoherencias y contradicciones que estas afirmaciones implican si se toman seriamente. Simplemente no asumen una decisión acerca de estas cuestiones fundamentales acerca del Ser y el Devenir.
Caso distinto es el del naturalista genuino. Éste aspira a adoptar una profunda convicción filosófica acerca de cómo es y funciona el mundo. Toma una decisión. Lo mismo vale para el sobrenaturalista genuino.
Tanto para el naturalista como el sobrenaturalista, (genuinos), no existen medias tintas: se cree o no en la magia, se cree o no en espíritus, se cree o no en milagros, se cree o no, no se cree a medias.
Para el individuo naturalista, las preguntas nunca se agotan, y jamás se encuentran todas las respuestas, (o respuestas definitivas). El proceso de su cuestionamiento es, por así decirlo, infinito, no tiene retorno. Por eso tiene la capacidad de ampliar su conocimiento. Ante un hecho inexplicable, no afirma tener la razón, sino que exige que se busquen explicaciones naturales. Nunca renuncia a esperar que los procesos puedan explicarse en base a la postura ontológica que ha asumido. El naturalista es, por naturaleza, crítico, indagador y aferrado a la razón, y, por supuesto, valora el conocimiento obtenido científicamente.
El sobrenaturalista, si bien puede asociarse en algunos casos a individuos “cultos” y estudiosos, (caso de los teólogos), asume otra actitud. En cierto nivel del análisis de la realidad, renuncia a pensar, afirmando que la capacidad de la razón ha llegado a un límite y aceptando por tanto la existencia de entidades y/o procesos sobrenaturales, (como en el caso de las supuestas “curas milagrosas” o “milagros divinos”). Se sume en el irracionalismo, aún ante las más contundentes evidencias científicas o del sentido común que puedan refutar sus afirmaciones. Paradójicamente, y como lo muestra la historia, puede tratarse del individuo más instruido que podamos imaginarnos, o el que más enciclopedias haya leído, pero esto no cambia su condición: es un conformista intelectual. En efecto, ante lo incomprensible, se limita a afirmar que la razón humana es insuficiente para abordar el conocimiento de ciertos aspectos del ser y el devenir. Y de esto concluye que “hay que creer en algo sobrenatural”. No acepta el reto de esforzarse por intentar comprender el mundo objetivamente, de tratar de averiguar cómo y por qué ocurren las cosas.
Opino que el naturalismo supera al sobrenaturalismo, ¿en qué sentido? Paso a exponer al menos dos razones:
-a) La postura sobrenaturalista conduce a la decadencia intelectual y al irracionalismo. El sobrenaturalismo, siendo muchísimo mas antiguo que el naturalismo, no ha hecho más que frenar el avance del conocimiento humano. En particular, los dogmas religiosos históricamente censuraron el pensamiento crítico, (piénsese solo en Galileo, Kepler o Giordano Bruno). El sobrenaturalismo ha quedado reducido a la creencia ciega (la fe), a la domesticación de cerebros, a la persistencia de fantasías cada vez más difíciles de sostener a la luz de los conocimientos actuales, tal como la supuesta vida eterna, al conformismo de aceptar “misterios” inaccesibles a la razón. Ahora bien, ¿por qué persiste?, he aquí algunas posibles razones (que solo me limitaré a mencionarlas aunque merecen un análisis detallado):
- la aceptación de dogmas e inculcación de los mismos a través de generaciones, caso de las religiones.
- la ignorancia y especialmente el desconocimiento de los fundamentos filosóficos de la ciencia (y la técnica).
- la deficiencia educativa en lo que respecta a la promoción del pensamiento crítico, en oposición al pensamiento mágico y místico.
-b) El sobrenaturalismo, en cuanto cuerpo de ideas que puedan servir para algo, quedó rezagado respecto de la evolución de la cultura humana. En efecto, desde el punto de vista pragmático, no se conoce ningún logro práctico fundado en la creencia en espíritus, almas o fantasmas, ni ningún descubrimiento de alguna pauta de la naturaleza que nos permita dominarla (al menos parcialmente). Por el contrario, el naturalismo estimula y promueve el desarrollo de la Ciencia y la Tecnología, cuyos logros están a la vista.
Terminemos. He expuesto mi opinión. ¿Cuál es la suya amigo lector?
.
Artículo escrito por Aldo G. Giuliani de Argatea.

martes, 14 de octubre de 2008

Los Eventos “Sobrenaturales” y su Explicación Natural

Existen muchos acontecimientos en la vida diaria de las personas que pueden resultar sorprendentes e incluso perturbadores; situaciones que aparentemente constituyen eventos sobrenaturales.
Ejemplos de esto son coincidencias asombrosas como: Encontrarse o recibir la llamada de alguna persona momentos después (pueden ser horas o días) de haber pensado en ella o soñado con ella; encajar perfectamente con lo que dice nuestro horóscopo; conocer a una persona especial con la que compartamos la misma fecha de cumpleaños, etc.
Aparentemente no hay explicación racional y natural ante estos eventos, pero en muchas ocasiones nos dejamos llevar por nuestro asombro inicial y hacemos a un lado (quizás inconscientemente o quizás porque pensamos que buscar una explicación natural al asunto le quitaría la gracia) nuestra capacidad de investigación y de pensamiento escéptico. Tan sólo utilizando estadísticas básicas nos daremos con que los eventos que nos parecen sobrenaturales son muy probables de ocurrir por medios naturales. Por ejemplo, el etólogo y biólogo evolucionista Richard Dawkins habla acerca de esto y muestra con ejemplos muy claros y más asombrosos aún que la misma explicación sobrenatural, en un capítulo de su libro Destejiendo el Arcoiris. En uno de sus ejemplos, calcula que en una habitación en la que entren 23 personas al azar, existe una probabilidad de más del 50% (51% para ser más exactos) de que al menos dos personas compartan la misma fecha de cumpleaños. Luego compara este ínfimo número con la población de Inglaterra, por ejemplo, que llega a algunos millones de personas, y muestra que es altamente probable encontrarse con personas que compartan nuestra fecha de cumpleaños. Y así para cada situación y evento de nuestra vida. Mientras más vivimos, más grande se vuelve el acervo de experiencias y, por lo tanto, más posibilidades tenemos de encontrarnos ante una situación aparentemente sobrenatural.
Y sumado a esto, puedo agregar que el ser humano tiende a buscar patrones donde no existe nada y tiende también a resaltar eventos cuya explicación no es tan aparente dentro de un conjunto de experiencias, para convertirlos y etiquetarlos como sobrenaturales.
De todos modos, más maravilla y más satisfacción existe en buscar este tipo de explicaciones naturales antes que apresurarnos a admitir el carácter sobrenatural de cualquier evento que nos pueda ocurrir. Y para ello tenemos una poderosa herramienta: la ciencia y el pensamiento escéptico.

miércoles, 1 de octubre de 2008

Pensar Por Ti Mismo

A continuación les dejo una composición que escribí hace unos días, en un momento un poco tristón (de los poquísimos que tengo en la vida). Ahora la leo y veo las cosas un poco más simples, pero aun así es bueno analizar lo que pensamos cuando nos sentimos no tan bien.


Pensar por ti mismo,
Darte cuenta de que lo que piensa la gente no es real,
Entender los fenómenos naturales un poco mejor que los demás,
Indagar y analizar todo lo que existe y lo que se afirma…

Qué maravilla es poder hacer esto,
Qué libertad se siente poder construir tu propio pensamiento, tus propias ideas, en base al análisis racional de la naturaleza,
Qué gratificante es poder entender cada día más el cosmos (y cada día saber que aún nos falta mucho por recorrer)…

Pero como todo en la vida, existen desventajas y sinsabores,
Las personas que uno ama, los que te rodean, te ven diferente,
Te ven diferente por pensar diferente, por ser curioso, por ser parte de una minoría,
Tal parece que a veces pensar como las masas es más razonable que no hacerlo…

Dar a entender tus ideas y ser a la vez parte de una minoría es sinónimo de absurdo,
Pensar por ti mismo es sinónimo de herejía y arrogancia,
Y plasmar tus ideas en la vida, es considerado peor aún,
Pero cuando un dogmático lo hace, es visto como parte de la cultura y parte de la tradición…

Tradiciones van, tradiciones vienen, pero solo son pasajeras,
Lo inmutable no existe, así como tampoco lo inescrutable,
Las costumbres milenarias no son sinónimo de verdad,
Lo más probable es que lo novedoso esté más cercano a la verdad…

¿Cómo hacer si eres parte de una minoría y los que amas piensan opuesto a ti?
¿Persuadirlos? ¿Destruir sus ideas de años? ¿Convivir con tales diferencias? ¿O dejar que destruyan las tuyas?
Lo más sensato es elegir la convivencia pacífica, aunque es en extremo difícil,
El camino no lo conozco, pero solo sé que vivir en un mundo mejor es lo que anhelo.

El Círculo de la Verdad




viernes, 26 de septiembre de 2008

Debate entre Gastón (teísta) y yo (ateo). Parte IV.

Respuesta:
Mensaje 5 de Gastón
: 17 de Setiembre de 2008
.

Estimado Daniel, he notado a lo largo del debate que constantemente evadís el tema central. Noto que no logras distinguir entre ideas principales e ideas secundarias. El tema propuesto es el “el sentido de la vida”. Yo te mande 2 mail respondiendo al tema, uno es de 6 hojas, aproximadamente, en Word, que tratamos muchos y variados temas, por habernos centrarnos en las ideas secundarias, sin querer razonar de forma directa el tema del sentido de la vida. Como yo note eso, decidí escribir y retomar el tema central, mandándote otro mail mucho mas corto, así te dije que el articulo largo no hace falta que me lo respondas (aunque yo si te lo respondí todito) pero aunque sea me respondas los argumentos en el articulo donde lo resumo. NUNCA llego tu refutación al tema del sentido de la vida y te repito, si en este tema que me parece muy sencillo de entender no logramos llegar a un mínimo de acuerdo, vano es este debate. (Porque es clara la intención de no querer razonar) Por lo tanto te pido que me lo respondas.
En la mayoría de las respuestas a mis anteriores articulos hiciste lo mismo respondiste a ideas secundarias evadiendo el argumento central. Por ejemplo cuando comentas el “pensamiento de mi profesor” o cuando se tocaban temas como “la oposición entre ciencia y creencia”, “la antítesis de religión y ciencia”, “el origen de la ciencia”, “la evolución y la fe”,”lo sobrenatural”, etc. La última respuesta que me diste simplemente analizaste mi estructura de pensamiento que no era el argumento y del que yo planteé nada me respondiste. No marcaste ningún error de lógica o razonamiento sino que simplemente lo negás y reafirmas tu contradicción.
(Yo también puede que me allá en algún momento descentrado del tema, pero hice el esfuerzo de notarlo y retomarlo)
Solo te pido lo siguiente y es que en la respuesta que me des me marques el error (si es que lo hay) en la siguiente forma de razonamiento. Pues este es mi argumento y tú tienes que refutarlo o aceptarlo. Pero no negarlo “porque sí” pues esa no es una postura razonable.
Mi razonamiento es el siguiente:

Existe una realidad objetiva fuera de nosotros, que podemos conocer pero esta realidad no es lo que nosotros queremos que sea. “es lo que es” (este presupuesto es científico, pues si la realidad es lo que queremos que sea no existiría la ciencia)
El ateo afirma que objetivamente, es decir desde la fría lógica y desde la ciencia no hay un sentido inherente en esta vida. Esto lo afirmas tu en muchas partes de tus respuestas.
Luego el ateo afirma que el sentido de la vida se lo da cada uno, se lo construye o mejor dicho lo “inventa” cada uno.
Conclusión: el sentido de la vida de cada ateo, no es fruto ni de la fría lógica, ni de la razón ni de la ciencia, pues desde esta lo que se concluye es que no lo tiene (si no lo entiendes vuelve a leer el punto 2)
Por ultimo: el sentido de la vida del ateo esta fundado en cualquier cosa (emociones, necesidades, practicidades, etc.) menos en la razón y la lógica.

ACLARACIONES PARA TENER EN CUENTA:
Yo no afirmo que la vida de los ateos no tiene sentido
Yo no afirmo que los ateos se tendrían que tirar al piso, no vivir mas y suicidarse
Yo no afirmo que mi razonamiento lleve a la conclusión de que EXISTE DIOS
Yo no afirmo que los ateos sean malos.

¿Cual es la finalidad de este razonamiento? Que afirmes que el sentido de la vida del ateo no esta dado por la RAZON ni la fría lógica. Sino por otra cosa (emociones, necesidades, practicidades, etc.) A esta conclusión es preciso que llegues si dices ser razonador.
Lamento si esta conclusión se contradice con tu concepción de que el ateo se guía por la razón para ir en la verdad… es una lastima que tengas que cambiar esta concepción. Pero eso no significa que te hagas creyente ni mucho menos…. Este es el primer paso que quiero dar para seguir con los razonamientos, si no lo vez no podré seguir, porque seria gastar tiempo con una persona que no puede razonar algo tan pero TAN EVIDENTE!!!!!!!!!!!
Vos podrías objetar que el hombre “crea” el sentido de su vida, pues esta no lo tiene, y preguntar que tiene eso de irracional”. Pero lo irracional es que se contradice, porque si el hombre “no tiene sentido”, de ahí que no puede darse a si mismo lo que no se tiene (al menos desde la razón). Es como querer llenar un vaso de agua con una jarra vacía.
Analogía para que lo entiendas mejor: “el hombre que no tiene un auto, se lo puede “inventar” como un auto imaginario, pero objetivamente y desde la ciencia no lo tiene, sino que es producto de su subjetividad y necesidad de tener un auto” De igual manera funciona el sentido de la vida en os ateos. El creyente dice que todo el universo y en especial la vida del hombre tienen un sentido objetivo. Podrías decir que el hombre "inventa a Dios" pues en la realidad no existe, pero ese no es el tema del debate y podríamos debatirlo en otro momento, por ahora debes admitir que el sentido de al vida no existe y el ateo lo inventa, sin guiarse por la razón.

PD: Lee mi ejemplo matemático y monetario, que puse en el anterior articulo para que lo veas con mas claridad.

Analizo tu pensamiento y lo refuto para que entiendas lo que es refutar y lo intentes conmigo: dices:

Lo del sentido de la vida ya te lo expuse resumidamente en anteriores cartas, pero podría resumirlo en una frase: el sentido de la vida lo construye uno mismo (me refiero a la vida personal); el sentido de la vida en general no existe, ya que los organismos biológicos evolucionan y muestran cambios de tipo genético, morfológico, fisiológico y etológico sin buscar un patrón u objetivo en particular; este cambio simplemente responde a cuestiones de adaptación y selección natural (factores no aleatorios) además de algunos otros factores aleatorios. “

1er Error: Distinguir entre lo particular y lo general. Pues si lo general no tiene sentido lo particular tampoco. “Si todos los patos son aves, cada pato es ave.” Si la vida no tiene sentido en general, tampoco lo tiene en lo particular. Es decir Tu vida no tiene sentido”
2º Error: Si afirmas que desde la razón tu vida no tiene sentido, desde donde “le construyes sentido” obviamente desde la razón no, pues desde ella concluimos que no lo tiene. Conclusión tu sentido de la vida no se fundamenta en el acto de razonar.
Si se afirma que la vida del hombre tiene sentido y a la vez se afirma que no tiene sentido, esto se llama CONTRADICCIÓN. No pueden ser las 2 cosas verdad al mismo tiempo, en una utilizas la razón y en otra no. Por ultimo querría agradecerte por los libros que me mandaste son muy interesantes, a la mayoría los conocía de nombre y también conozco su refutación de otros científicos teístas. Igualmente me encanta leer a los que piensan diferente, muchísimas gracias por los libros.


Respuesta:
Mensaje 7 de Daniel
: 19 de Setiembre de 2008
.

Hola Gastón, ahí esta mi respuesta. Tus comentarios en el blog y la forma en la que hablas no me parece la correcta. Tu quieres que piense como tu, y te cierras en algo y no entiendes mi argumento, ojo que no digo que pienses como yo, simplemente que entiendas lo que expongo. Yo si entiendo lo que dices, pero no estoy de acuerdo.
De todas maneras me incomoda la manera en la que no progresamos en las conversaciones.
Saludos

Artículo adjunto:

Bueno Gastón, yo te he expuesto claramente mis argumentos, que a su vez constituyen refutaciones de tus ideas, y a la vez sirven de manera explicativa en los mismos temas. De todos modos, en la ultima parte de tu carta veo que me has malinterpretado gravemente, pero ahora aclararé eso.
Voy a refutar brevemente cada uno de los puntos que mencionas, aunque ya lo hice de manera extendida antes; ahora voy a ser más conciso y utilizaré palabras precisas para que entiendas el punto.

Existe una realidad objetiva fuera de nosotros, que podemos conocer pero esta realidad no es lo que nosotros queremos que sea. “es lo que es” (este presupuesto es científico, pues si la realidad es lo que queremos que sea no existiría la ciencia)

Tienes razón en este punto. Pero tú llevas este razonamiento por donde tú piensas mientras que yo lo veo de otro modo. La realidad es objetiva, pero nuestra visión de la misma puede no serlo necesariamente. De todos modos, y como dices tu, la realidad no es lo que queremos que sea. De esto último puedo preguntarte entonces, ¿no es eso lo que los teístas afirman al hablar de Dios y otras cosas incomprobables y carentes de evidencia?

El ateo afirma que objetivamente, es decir desde la fría lógica y desde la ciencia no hay un sentido inherente en esta vida. Esto lo afirmas tu en muchas partes de tus respuestas.”

Tu razonamiento me parece errado, además de que me has malinterpretado. Para responderte quiero mencionarte algo que sucede en el estudio de sistemas complejos: Cuando se analiza un sistema complejo, lo que sucede a un nivel no puede ser necesariamente generalizable hacia otro nivel. Es decir, si uno habla de un individuo, no puede inferir cosas de la población o del ecosistema en base a él. Si uno habla de leyes de la biología molecular, esas mismas no necesariamente se cumplirán cuando se hable de individuos celulares y menos de seres multicelulares más complejos, y así por el estilo.
Por otro lado yo me refiero a dos cosas: a “la vida”, y a la vida personal. Voy a explicarte cual es la diferencia. “La vida” es la vida en general, osea el conjunto continuo en el espacio y el tiempo de los organismos bióticos; me refiero a la vida desde sus inicios hace mas de 3500 millones de años hasta la actualidad, en todo el planeta. Esta forma de expresarme la utilizo para referirme al sistema complejo (“metasistema” o “sistema de sistemas complejos”) que conocemos generalmente como vida y que abarca todo lo vivo. La otra utilización de la palabra vida es cuando me refiero a la vida personal, es decir, a la vida de un solo individuo como algo finito: la vida ontológica. Por esto, cuando digo que “la vida” no tiene sentido, lo hago refiriéndome a que no tiene un fin predeterminado ni una dirección determinista hacia la cual se dirige. Por otro lado, cuando me refiero a la vida personal, ahí si que uno le puede dar sentido en base a cosas reales (por lo tanto compatibles con la razón) que son los sentimientos y las emociones (que son parte del comportamiento humano, evolucionado de manera paralela a las estructuras biológicas).

Luego el ateo afirma que el sentido de la vida se lo da cada uno, se lo construye o mejor dicho lo “inventa” cada uno.”

Tienes razón, aunque ya veo por donde lo llevas: hacia un posible argumento para demostrar incompatible el sentido de la vida con la razón. Y ojo que me refiero a la “vida personal”.
De todos modos, las interrelaciones entre uno mismo y las demás personas es lo que da el sentido de la vida: esas experiencias ricas y diversas que vive uno día a día, son lo que le dan sentido real a nuestras vidas personales, y eso no lo veo incompatible con la razón, sino que están muy estrechamente ligadas. Ten en cuenta el comportamiento humano y todo lo que ello implica (sentimientos, etc.) Pero mira que no es lo mismo basar la vida personal en sentimientos que tratar de encontrar verdades cósmicas en base a sentimientos, ¿me explico? Espero que esta vez sí entiendas mi punto de vista.

Conclusión: el sentido de la vida de cada ateo, no es fruto ni de la fría lógica, ni de la razón ni de la ciencia, pues desde esta lo que se concluye es que no lo tiene (si no lo entiendes vuelve a leer el punto 2).

Como ya te dije hace un momento, la vida personal se basa en sentimientos y emociones (aspectos lógica y razonablemente explicables, incluso bajo una perspectiva evolutiva), mientras que el conocimiento de nuestro universo y de nuestro mundo quita de en medio a los deseos y sentimientos; en sí, la ciencia trata de excluir cualquier influencia sentimental y emocional para evitar sesgos cuando se analiza la naturaleza; sin embargo, ello no quiere decir que los sentimientos y las emociones sean irracionales e inexistentes: están allí como parte de nuestro comportamiento.

Por ultimo: el sentido de la vida del ateo esta fundado en cualquier cosa (emociones, necesidades, practicidades, etc.) menos en la razón y la lógica.”

Por todo lo que he expuesto anteriormente, refuto esta afirmación tuya.
Y por último Gastón, hay una cosa que dices y que quiero comentar:

…. Este es el primer paso que quiero dar para seguir con los razonamientos, si no lo ves no podré seguir, porque seria gastar tiempo con una persona que no puede razonar algo tan pero TAN EVIDENTE!!!!!!!!!!!

Si te das cuenta estás siendo muy dogmático, al menos en esta frase, ya que prácticamente piensas que tienes la razón absoluta en cuanto al tema que estamos debatiendo. Si te das cuenta, yo nunca he intentado hacer que pienses como yo; simplemente te he expuesto algunos argumentos. Lo que tu quieres acá es que yo piense como tu, lo cual no es necesariamente malo, pero en este caso hay cuestiones naturales y evidencias de diferente índole que me muestran lo contrario, y ojo que no cierro mis ojos y mi mente a nuevas ideas, simplemente las analizo con tranquilidad y saco mis conclusiones. Si para ti es tan evidente pensar como lo haces tu, te diré que lo mismo pienso yo, y eso que estoy exponiendo bastantes argumentos sólidos y fundamentados en la naturaleza, pero aun así no pido que cambies tu manera de ver las cosas. Cada cual tiene libertad de pensar como quiera y creer lo que quiera, siempre y cuando no se perjudique a sí mismo y a otros.
Un saludo.


Respuesta:
Mensaje 6 de Gastón
: 20 de Setiembre de 2008
.

He leído tu respuesta te agradezco mucho, me gusto mucho la respuesta tuya por lo concisa, sistemática y clara que es. En breve responderé... Pero te adelanto por lo que pude leer que al menos la forma de tu respuesta me parea excelente, espero que sigamos así, manteniendo la misma forma en los argumentos. No como lo anteriores que nos íbamos demasiado de tema. Gracias.

Debate entre Gastón (teísta) y yo (ateo). Parte III.

Respuesta:
Mensaje 3 de Gastón
: 1 de setiembre de 2008
.

Hola Daniel, por extenso y la cantidad de temas que vamos tocando resolví responderte en 2 archivos adjuntos, primero a lo que escribiste y luego retome el tema central del primer articulo para que re enfoquemos el debate y una vez concluido nuestros pensares sobre ese tema en particular podamos pasar a otro manteniendo el orden, pues sin no podemos concordar en 1 tema concreto menos aun en muchos a la vez. Un abrazo a todo el pero y te disculpas si algunas respuestas son un poco sarcásticas.

1er archivo adjunto:

Bueno, voy dándome cuenta que el debate se hace cada vez mas largo, y nos vamos de tema muchas veces, pues ya estamos tratando “la confusión de términos entre, ciencia y creencia”, “la antitesis de religión y ciencia”, “el origen de la ciencia”, “la evolución y la fe”,”lo sobre natural”, “el sentido de la vida” “el libre albedrío”, etc.
Pues por consiguiente propongo retomar el tema: y centrarnos nuevamente en “el sentido de la vida” (porque no logras captar el razonamiento). Para luego seguir avanzando, pero si no logras darte cuenta de algo tan obvio como lo que planteo, no creo que puedas ver y entender los argumentos próximos que pretendo plantear (pues son un poco más elaborados)
Mi pensamiento es el siguiente:
Existe una realidad objetiva fuera de nosotros, que podemos conocer pero esta realidad no es lo que nosotros queremos que sea, “es lo que es” (este presupuesto es científico, pues si la realidad es lo que queremos que sea no existiría la ciencia). El ateo afirma que objetivamente, es decir desde la fría lógica y desde la ciencia no hay un sentido inherente en esta vida (crecemos, nacemos, nos reproducimos, y morimos, y nada más). Esto lo afirmas tu en muchas partes de tus respuestas. Luego el ateo afirma que el sentido de la vida se lo da cada uno.
Conclusión: el sentido de la vida de cada ateo, no es fruto ni de la fría lógica, ni de la razón ni de la ciencia, pues desde esta lo que se concluye es que no lo tiene (si no lo entiendes vuelve a leer el segundo punto)
Por ultimo: el sentido de la vida del ateo esta fundado en cualquier cosa (emociones, necesidades, practicidades, etc.) menos en la razón y la lógica.

ACLARACIONES PARA TENER EN CUENTA:
Yo no afirmo que la vida de los ateos no tiene sentido.
Yo no afirmo que los ateos se tendrían que tirar al piso, no vivir mas y suicidarse.
Yo no afirmo que mi razonamiento lleve a la conclusión de que EXISTE DIOS.
Yo no afirmo que los ateos sean malos.

¿Cual es la finalidad de este razonamiento?
Que concluyamos, que el sentido de la vida del ateo no esta dado por la RAZON ni la fría lógica. Sino por otra cosa (emociones, necesidades, practicidades) A esta conclusión es preciso que llegues si dices ser razonador.
Lamento si esta conclusión se contradice con tu concepción de que el ateo se guía por la razón… es una lastima que tengas que cambiar esta concepción. Pero eso no significa que te hagas creyente ni mucho menos…. Este es el 1er paso que quiero dar para seguir con los razonamientos, si no lo ves no podré seguir, porque seria gastar tiempo con una persona que no puede razonar algo tan pero TAN EVIDENTE!!!!!!!!!!!
Te dejo ejemplos para que veas con claridad lo que digo:
Objetivamente mi tía no tiene padres, pues fallecieron, luego “adopta unos padres”. Desde la razón LOS PADRES ESTAN MUERTOS!!!!! Pues esos padres adoptados no son fruto del razonamiento.
¿Cuánto es 0 + 0 = Respuesta atea: “cada uno le da el resultado”. Esta respuesta no es mala, y puede existir objetivamente pero debemos concluir que no brota de la razón pues de la razón se sigue que 0+0 es 0.
Tengo un billete de 100 pesos, objetivamente es un papel impreso y esa es la verdad científica, objetiva, pero el hombre por un tema de practicidad le da un “valor” determinado. Al igual que el ateo a su vida, pero no lo da desde la ciencia ni la lógica y la razón que dice defender.
Vos: Podríamos decir objetar que el hombre “crea” su propio sentido, que no existe. Y que esto no es irracional. ¿Qué habría de irracional? Pues que “el hombre” es el sin sentido, por lo tanto algo sin sentido no puede darse sentido a si mismo, al menos no desde la razón y la lógica, es como querer llenar un vaso de agua con otro vaso que esta vacío.
ESPERO QUE PUEDAS VER ESTE RAZONAMIENTO. Y DONDE ESTA EL ERROR.


2º archivo adjunto:

Tu respuesta anterior con mis comentarios:

Leí el articulo de Richard Carrier y puedo decir que tiene razón en lo que dice acerca de el empirismo científico, pero el uso del término fe no me agrada, ya que podría haber utilizado términos más apropiados para lo que dijo (con lo cual sí estoy de acuerdo). La fe significa creer, y creer significa aceptar algo sin más evidencia que un testimonio o la aceptación de un libro como si fueran sagrados

¿Q no te agrade es una buena razón? Cree es aceptar algo sin estar 100% seguro, al menos así entiendo el término yo, de última entendemos cosas diferentes de una misma palabra. Un testimonio ya es algo, puede ser o no ser suficiente según el tema a tratar, que mi mamá me diga que mi papá es mi papá me basta, pues confío en mi mamá. No sé por qué metes los libros sagrados cuando no hablamos de religión.

“¿Te acuerdas lo que te expliqué en uno de mis comentarios en mi blog? Te decía que uno confía en ciertas premisas y presupuestos debido a que hay suficiente y razonable evidencia, la cual puede ser verificada y verificable por cualquiera. Y cuando hay suficiente evidencia anterior, es razonable confiar en alguna cuestión en particular. Es como la estadística. Cualquier estudio estadístico utiliza probabilidades y un concepto que se llama nivel de confianza, el cual es establecido antes de realizar el estudio. Este nivel de confianza es el grado en el que los resultados pueden ser tomados como verdaderos, pero este nivel de confianza se toma no por capricho, sino siguiendo algunas cuestiones que permiten afirmar y sostener “confiablemente” (valga la redundancia) alguna hipótesis.”

Me parece que el término fe y creencias es sinónimo de confianza, sino busca un diccionario de sinónimos, yo confío que Dios existe pero no creo jaja.

Lo que dices de Galileo, la inquisición, etc., no son razones del ateísmo para decir que la religión va en contra de la ciencia.”

Es una lástima que aparezcan en las páginas ateas porque no siendo razones si dicen ser razonadores.

A lo que te refieres es a los ataques inflingidos desde siempre por los religiosos hacia los científicos y personajes ateos, entre otros. Pero lo importante en este debate no es el ataque de las personas hacia otras, sino el hecho de que la ideología y el conjunto de ideas religiosas se contradicen tremendamente con la ciencia.”

Esto es falso, y si no me crees pregúntale al cura de la vuelta de tu casa si es bueno estudiar medicina, o por qué Newton siendo creyente estudió física.

Eso lo puedes ver en todos los campos de la vida. La religión dice una cosa, y la ciencia demuestra lo contrario.”

Falso, porque sus objetos de estudio son diferentes, la ciencia habla de los fenómenos, de cómo estamos acá, la religión da la respuesta a la pregunta por qué estamos acá.

Por otro lado, la ciencia actual no hunde sus bases en la edad media como dices.”

A lo que me refiero es que hay presupuestos que facilitaron la ciencia. ¿Por qué esto se dio en Occidente y no en Oriente? Porque se manejaban los siguientes presupuestos:

1. Dios es racional y bueno, el mundo presenta un orden y una racionalidad que nosotros podríamos comprender. No es alguien o algo irracional que construye un mundo incomprensible ni es un demiurgo malo que construye un mundo absurdo o que no podamos entender.
2. Al elegir las pautas de la creación, Dios no está constreñido a elegir unas determinadas, por consiguiente, la deducción lógica no es suficiente para estudiar la realidad. Es necesario observar y experimentar para descubrir las pautas elegidas por la voluntad divina.
3. Como la creación no forma parte de Dios, es decir, no es divina ni sagrada en sí misma, puede ser estudiada y analizada sin que eso implique ningún sacrilegio ni impiedad.
4. Puesto que la creación procede de Dios, esta resulta digna de estudio.

Ciencia significa conocimiento, y el conocimiento se originó desde que apareció el ser humano en el planeta. La ciencia actual se remonta, por tanto, a los inicios de la humanidad.”

Cuando yo hablo de ciencia me refiero a la utilización del método científico.

“…Primero debo decir que tu idea de la evolución (por lo que he podido apreciar), dista mucho de lo que es en verdad. Primeramente, la evolución no es azar ciego. La evolución tiene componentes aleatorios, sí. Pero, como te expliqué antes, la selección natural es un proceso opuesto a lo azaroso.”

El error está en no llevar tu afirmación al extremo para poder ver la verdad. O el universo tiene un propósito, un plan, un sentido o no lo tiene… Los ateos afirman que no lo tiene… A esto hago referencia con la palabra azar pues ¿como estamos hoy aquí? En última instancia de forma accidental, por fuerzas ciegas, etc… Es lo mismo que decir azar… ¿Por qué se dio, porque existió selección natural? ¿Por qué hay una selección natural?

Y te lo vuelvo a explicar, porque mencionas la palabra azar a cada rato como si te refirieras a los procesos evolutivos.”

No a los procesos en sí, sino al fundamento último de esos procesos… O todo está sostenido por una racionalidad última o no lo está… De ahí que apelan a palabras como fuerzas ciegas, movimientos erráticos, choques aleatorios, etc, que en última instancia significa azar… (aunque es discutible si existe el azar en sí mismo).

La evolución se contradice mucho con la idea de Dios. ¿Y de qué manera? Pues hay muchas cosas, como en lo referente al alma humana, a los procesos biológicos mismos y a otras cuestiones de diferente índole Si quieres lee mi artículo El Racionalismo y Nuestro Mundo, dividido en tres partes, en él hablo de estas cuestiones.”

No veo la contradicción, solo afirmas en que se contradice pero no marcas la contradicción.

Según mi parecer el universo no tiene un propósito definido ni una razón de ser. Las cosas han sucedido siguiendo caminos distintos, debido a procesos naturales ciegos y sin metas predefinidas. Solo cuando apareció la humanidad fue que apareció la consciencia de nuestro mundo. Y una de las características que nos brinda nuestro cerebro es el hecho de asignarle significado e intencionalidad a todo.”

¿Pues cómo llegamos hasta acá, casualidad? ¿Fuerzas ciegas? ¿Azar? Es lo mismo porque nunca afirmarás un plan o proyecto en el universo. ¿Puedes esclarecer el concepto de procesos naturales ciegos? ¿Será casualidad que tenemos esta capacidad (la de asignar significado e intencionalidad a todo)?

Queremos extrapolar en retrospectiva la intencionalidad que conocemos en las actividades diversas de nuestra especie a todo el universo. Sin embargo, las cosas han sucedido desde el origen del universo siguiendo procesos tanto aleatorios como no aleatorios.”

¿Qué quieres decir con “no aleatorios” acaso tiene un motivo este universo?

Por esto, hablar de casualidades o azar puro es tener una idea errada de lo que es la evolución y otros procesos naturales.”

Es a lo que se deriva el ateísmo por lógica, el azar es el fundamento último de la cosmovisión del ateo, pues no puede afirmar una razón de ser en el universo.

El humano desea ser parte de algo, de un proyecto, de algún plan divino, porque pensar en lo contrario resulta para muchos algo sin sentido alguno. Pero yo pienso que más allá de nuestras necesidades debemos analizar los hechos y el mundo como es en realidad.”

A eso voy, al afirmar que si la vida no tiene un sentido objetivo, decimos guiarnos por la realidad, le inventamos un sentido, pues no estamos guiándonos por la realidad, si afirmo que una naranja es objetivamente una naranja, no puedo después decir que le demos un nuevo sentido y es ahora una manzana… al menos no si decimos ser personas racionales.

En alguna parte me citas y dices que yo digo que la existencia de alguna especie ha tenido sentido para el sistema. Pues bien, lo que quiero decir con eso, es que si quieres buscarle un sentido a todo, una intencionalidad a todo, habría que tratar de explicar algunas cosas de esa forma. Yo creo que hay cosas que no pueden ser forzadas a transcurrir hacia un sentido o una dirección en particular. Simplemente ocurren.”

¿Crees? Pensé que eras ateo y te guiabas solo por la ciencia jaja. Yo no fuerzo nada, es la realidad, o tiene o no tiene sentido, es así de simple, ahora si vos afirmás que no tiene sentido, o lo mismo, negás que tenga sentido, atenete a las consecuencias racionales. ¿Esta afirmación (la de “simplemente ocurren”) es fruto de la racionalidad? Jaja.

Y otra cosa importante es que existen aun misterios sin resolver, y cosas sin explicar. Pero ello no quiere decir que sean imposibles de hacerlo o que no se pueda hacerlo porque van más allá de nuestra naturaleza mortal y no divina; lo que sucede es que aún no comprendemos cosas, pero en algún momento lo haremos. Eso mismo ha sucedido con muchas cosas y avances en ciencia. Recuerda que la ciencia ficción es la tecnología y el conocimiento del futuro.”

¿Cómo lo sabes si afirmas que no lo comprendes? Contradicción, jeje. ¿Tu crees que lo harán? ¿No eras ateo? ¿O acaso eres creyente?

Por supuesto que el único punto de vista es el humano, a menos que haya alguna otra especie que haya desarrollado inteligencia y capacidad de hacerse preguntas acerca de su entorno, y que aun no conozcamos. El absurdo no existe como tal. No se puede decir que la vida es absurda simplemente porque no hay un dios (o dioses).”

Nadie afirma que es absurda porque no hay un dios, solo afirmo que es contradictorio afirmar que la vida no tiene sentido para vivir como si tuviera.

La vida transcurre igual con o sin ellos (los dioses), porque hay millones de personas que afirman que existe y viven sus vidas con sentido, mientras que hay otras personas que no creen en la existencia de Dios y también viven dándole un sentido a sus vidas. La única diferencia es que los puntos de vista son diferentes, pero ningún ateo racionalista va a tirarse al suelo y no hacer nada simplemente porque no cree en dios alguno.”

No va a hacer eso porque no se da cuenta a dónde lo lleva el afirmar que es ateo y racionalista, pues si afirmas que racionalmente la vida no tiene sentido y luego afirmas que a la vida hay que inventarle el sentido, no lo haces desde la razón.

Es más, si sales a la calle, te aseguro que verás ateos caminando por la calle y si no les preguntas si son creyentes o no, ni cuenta te darás. Los ateos también sueñan, también tienen metas, también tienen deseos, también aman, también lloran, y hace todo lo que una persona normal hace.”

Comparto, los ateos son personas normales pero que simplemente no pueden ver la contradicción en afirmar ser racionalista e inventar una realidad “como que la vida tiene sentido”, pues ese invento no es fruto de la razón.

Ahora, el universo no tiene propósito. La evolución tampoco lo tiene.”

Pues atenete a las consecuencias si afirmas esto y dices llevarte por la lógica.

Las especies no han evolucionado “hacia” el ser humano, o “hacia” un león; la evolución supone cambios graduales en los genomas y fenotipos biológicos en respuesta a las condiciones del entorno (clima, relaciones con otras especies, etc.)

¿Un entorno ciego y por casualidad?

Tienes razón en parte: existen fuerzas ciegas en la naturaleza, en el sentido que no tienen propósitos predefinidos. ¿Venimos de la nada y vamos hacia la nada?

¿A qué te referís que no tiene propósitos predefinidos, no es algo parecido al azar esta afirmación? Además, usé el término “nada” en forma metafórica.

Si te das cuenta, la vida es un proceso continuo; nunca acaba. Termina una vida individual, pero “la vida” continúa sin cesar.”

Que esperanzadoras son estas palabras, gracias jaja.

En cuanto a lo emocional y lo humano, podemos decir que nuestras emociones y sentimientos nos llevan a darle propósito a nuestra vida, a buscarle un sentido dentro de nuestro contexto. ¿Por qué no hacerlo? Sería absurdo no hacerlo, está en nuestros genes. Sin embargo, analizando fríamente, simplemente nacemos, vivimos y luego morimos. No hay más. Esa es la realidad pura, pero no por ello me voy a abandonar para siempre y voy a dejar de ser feliz y hacer feliz a los demás.”

Esto es insólito, que ¿es lo emocional y lo humano lo que nos lleva a darle un propósito a nuestra vida? ¿Pero no dices guiarte por la razón, cómo te vas a guiar por las emociones? ¿Qué pensarías de un creyente que te dice que lo es por lo emocional y lo humano, no lo tildarías de que no tiene razones? Jeje, tu tampoco en cuanto al sentido de tu vida. Además, es obvio lo último, yo no afirmo que el ateo deje de vivir porque esta vida no tiene sentido objetivamente, sino lo que busco es que afirme que ese sentido que le da no brota de la lógica ni la fría razón, pues como afirmas, nacemos y morimos y no hay más.

Recuerda que tenemos necesidades y emociones. Si no fuera así, quizás no tendría sentido nada.”

Confirmas que son las emociones y las necesidades las que dan sentido y no la razón y la lógica?

Por ejemplo, los budistas no creen en un dios personal, sino en las fuerzas espirituales humanas. Enseñan a alcanzar o acercarse a la perfección, sin embargo, no podrías decirle a ellos que su vida no tiene sentido porque no creen en dios alguno, ¿verdad? De todos modos, su concepción de la vida es bien metafísica y mágica; sobrenatural en general.”

Te equivocas, para mí tu vida tiene sentido igual que la de todos los ateos, ese sentido es fruto de las emociones y las necesidades, no de la fría lógica, aunque… ¿eso es lo que dicen defender no? ¿No hay que guiarse en la vida por la razón?

El sentido de la vida, el sentido que le damos cada uno de nosotros es algo real, ya que existimos y convivimos con otras personas. Los sentimientos y las interacciones entre diferentes individuos son reales. Entonces, ¿por qué habría de ser subjetivo e irreal darle un sentido a la vida propia? Es real; existe.”

Son reales, pero no son fruto de la lógica y la razón. Es real en cuanto ponemos como constructora de la realidad a las emociones y las necesidades, y no la razón, porque desde la razón no tiene sentido.

La vida personal tiene un sentido para cada uno y para las personas que te rodean. Tiene sentido en un contexto temporal y espacial restringido. Pero “la vida”, es decir, la vida en general, esa continuidad de la que te hablé hace un momento, no tiene sentido; no tiene una dirección predefinida.”

Vuelves a la contradicción, afirmas que tiene, y que no tiene, no pueden ser verdad las dos afirmaciones, a menos que la verdad la invente cada uno.

No existe un futuro predeterminado. Lo que sucede es que cuando analizamos las cosas en retrospectiva, tendemos a pensar en que todo ha sucedido apuntando al presente. Es solo un sesgo de visión; un artefacto de nuestra mente, una ilusión de que todo ha apuntado hacia nosotros, hacia el “ahora”. Eso es porque nuestro análisis lo hacemos desde el “aquí” y desde el “ahora”.”

Eso es una hipótesis tuya que no puedes probar, y lo que se afirma sin pruebas se niega sin pruebas.

Ahora, te sugiero que le digas a tu amigo que su analogía no es comparable, ya que el vómito tiene una razón de ser. Mientras que la vida no tiene sentido ni dirección predeterminada. Además, dicha forma de expresarse es algo despectiva. La naturaleza es maravillosa, sorprendente y muy compleja. No creo que un vómito merezca esa comparación.”

¿No será una consecuencia más de un proceso ciego del universo, que no tiene razón de ser? Además, pues es maravilloso ver como el organismo inmunológico funciona y se defiende, a mí me parece que es maravilloso, je.

“¿Para qué querría violar Dios sus propias leyes? Esa afirmación es más absurda y simplista que cualquier otra.”

Pues Dios puede violarlas por muchas razones, principalmente para demostrar que es el creador de esas leyes, y que es todopoderoso.

Y si puedes explicarme de dónde has sacado tu definición de alma, te agradecería ¿En base a qué distingues alma de espíritu? Yo creo que ambos términos son lo mismo; se refieren a lo mismo. Y si me dices que son cosas diferentes, te agradecería que me dieras las fuentes en las que te basas para afirmar ello.”

Consideras que son lo mismo porque tienes el mismo conocimiento de religión que el de mi vecina de 70 años, alma viene del griego “anima”, que designa una actividad inmanente, que se mueve por sí mismo, es decir vida, lo que tiene ánima tiene vida… Desde Aristóteles se afirma esto. Busca en un diccionario etimológico si quieres, se habla de alma inmortal porque al ser un “alma espiritual” no moriría al morir nuestros cuerpos.

Desde un punto de vista biológico, es evidente que el comportamiento animal es muy complejo y amplio; el comportamiento humano lo es aún más. Entonces, ¿cómo puedes hablar de libertad en base al alma, si de lo que estás hablando en realidad es de parte de ese comportamiento explicable por nuestro complejísimo cerebro?. O sea, no veo la razón por la cual separas algunos tipos de comportamiento de otros, convenientemente para asignar a estos últimos como producto del alma.”

No entiendo a qué haces referencia, el cerebro interviene en todos los actos humanos, al igual que el alma espiritual, el cuerpo y el alma espiritual son una unidad, por ejemplo no hay una idea por más elevada que sea que no provenga de una percepción sensorial, ni hay amor humano tan espiritual que no esté ligado con el cuerpo. Lo espiritual influye en el cuerpo y el cuerpo en lo espiritual porque son una unidad.

No veo el por qué de menospreciar a nuestro cerebro, que, con todo y errores e imperfecciones, nos brinda características como la inteligencia el razonamiento, la capacidad de análisis y de autoanálisis, el pensamiento abstracto, etc.”

Yo no desprecio para nada el cerebro.

Tienes razón. Así es como sucede (el bombeo de sangre del corazón como característica evolucionada). Lo que sí no comparto es que te refieras a ello como una ficción (debido a que han aparecido sin propósito último alguno). ¿Cómo va a ser una ficción si son procesos reales? Lo que pasa es que tu le quieres dar sentido a todo bajo una perspectiva de un plan divino, en donde todo ya está dicho, en donde las cosas apuntan hacia algo, lo cual no sucede en la realidad.”

No estás entendiendo a lo que me refiero. Si todo es material, todos nuestros conocimientos, nuestras ideas, nuestras emociones, etc, etc, hasta lo que estoy escribiendo y pensando, es fruto de mi cerebro. Completamente materia, repleto de células más o menos complejas… ¿Pero yo puedo dominar las células de mi cuerpo? Si puedo pensar o mover un brazo es porque me lo permiten unas células, y si puedo pensar en distintas cosas, esto también lo hacen las células, y así mi “yo” y mi conciencia es producto de “células”… de ahí que no existe ese yo, sino como producto de la materia, por consiguiente mi libertad no es “mía” (pues mi “yo” tampoco es mío), de ahí que no existiría la libertad al menos como la entendemos hoy (capacidad de elegir o no)… Sin embargo, es evidente que nos sentimos libres… De ahí que esa libertad es una ilusión (científicamente hablando). Te lo planteo con otro ejemplo: ¿vos tenés libertad para elegir que te crezcan o no las uñas? Pues no te crecen porque así funcionan, el cerebro es esencialmente lo mismo aunque mucho más complejo, pero en definitiva son células, las que crean ese sentimiento de libertad (al igual que todos los sentimientos), de ahí que no habría responsabilidad en nada porque todo es fruto de células las cuales no manejamos.

Como te dije, la evolución no apunta hacia ningún lado. Ocurre de acuerdo a muchas condiciones y factores, los cuales, por cierto, no son netamente aleatorios. Un error grande en el que caen los teístas cuando critican a la evolución o a los argumentos ateos, es mencionar todo el rato al azar. Si tu piensas algo así como “no creo que estemos aquí por azar”, pues es lo mismo que pienso yo y todos los evolucionistas y ateos en general.”

Esas condiciones y factores tienen una razón de ser, pues si no la tienen es azar, jeje. No todo el azar, pero sí el comienzo o lo esencial. Sobre lo que quiero que reflexionemos es la cosmovisión de todo el universo, y la capacidad explicativa y práctica, de una concepción teísta y una concepción atea. La diferencia esencial es la respuesta a estas preguntas ¿de dónde venimos? (obvio hablo de última instancia, pues yo podría decir de mi mamá y mi papá, de mis abuelos, o de la evolución, pero… ¿todo eso de dónde proviene? ¿Hay una fuerza que dirige todo el proceso con un fin o no la hay? Aquí está la diferencia, ¿hay algún motivo por el cual el universo llegó a ser como lo conocemos hoy y no de otro modo? ¿Hay en el universo una razón de ser? Si no hay una razón última de ser en todo el universo… pues es lo mismo que decir que no tiene esa razón de ser, igual a afirmar que venimos de fuerzas ciegas, movimientos erráticos, aleatorios, etc. (o azar aunque no te guste la palabra). Es sencillo, en la cosmovisión de todo el universo… ¿Por qué esto es así y no de otro modo? ¿Por qué existe algo en vez de nada? Estas preguntas son metacientíficas… la evolución solo me dice cómo se dio el proceso, pero no responde al por qué se dio así y no de otra forma… Podrías afirmar que la pregunta ¿por qué? Es absurda (aunque tendrías que probarlo científicamente jaja)

El azar puro no es suficiente, estadísticamente, para haber generado la complejidad de la vida y las estructuras biológicas. Por eso te he repetido varias veces que la evolución tiene componentes azarosos y otros NO azarosos.”

Pero esos no azarosos ¿de dónde salieron, fruto de qué son? ¿Aparecieron porque sí? ¿Qué respuesta científica seria hay? ¿Esos elementos no azarosos tienen una razón de ser o no? ¿Tienen un sentido inherente? ¿Por qué tienen ese sentido inherente y no otro?
Para nada entiendes mis argumentos por eso los volveré a aclarar en otra parte de forma más concisa y corta para que no nos vayamos del tema.
Saludos.

Respuesta:
Mensaje 3 de Daniel
: 4 de Setiembre de 2008
.

Hola Gastón, sí me llegó el mensaje que enviaste el otro día. Lo que pasa es que no he tenido mucho tiempo para responder. Solo una cosa te digo y que creo que hay que evitar para que el debate sea de más calidad y no se generen rencillas: cuando respondas no lo hagas de manera sarcástica ni burlona, porque como te habrás dado cuenta, yo he tratado de responderte exponiendo mis argumentos y no he apelado en ningún momento a lo otro. Si es así, entonces creo oportuno seguir con el debate, sino, no llegaremos a ningún lado.
Un saludo.

PD: si me demoro en responder en estos días es porque el tiempo me queda justo últimamente.


Respuesta:
Mensaje 4 de Gastón
: 12 de Setiembre de 2008
.

Bueno Daniel, solo quería ver si seguís el debate o no, pues hace bastante que no me respondes, no hace falta que me respondas al mail de 6 hojas de word, pues es muy largo y esta descentrado el tema. Si no quieres debatir mas sobre el tema que propuse propongo otro 2: "la libertad y el determinismo materialista" o "la ética en el ateismo". Como veras mis temas no quieren demostrar la existencia de Dios, (por ahora) sino demostrar la irracionalidad y las contradicciones que con lleva un ateismo en la practica, y que dice ser racional.Si no quieres debatir mas lo acepto, es una lastima que no te interese conocer otras formas de pensar y RAZONAR la realidad, pues te veo muy contento con tu ateismo... Te resumo mis razones por las cuales confío en la existencia de Dios
EL ateismo me parece irracional e indefendible, cuando se quiere llevar a la práctica en tres aspectos: el sentido de la vida, la libertad y la ética.
No me parecen convincentes las razones para NO creer en Dios.
A Eso le sumo unas razones para creer en Dios, que tampoco son absolutas pero convierten en razonable la elección de creer en la existencia de dios. (Lo pongo con minúscula para que lo sientas mas cerca tuyo = "chiste")


Respuesta:
Mensaje 4 de Daniel
: 12 de Setiembre de 2008
.

Hola Gastón, como te dije en mi correo anterior, no es que no quiera seguir el debate, es mas, pensaba responderte en estos días. Lo que sucede es que me he quedado sin internet en casa y se me hace difícil conectarme seguido, y para colmo, hace una semana empezaron mis clases de la universidad y llego a mi casa por la noche casi todos los días. Me interesa seguir el debate, pero supongo que me demorare en responder. De todos modos, lo que puedo hacer en otra ocasión es enviarte algunos artículos o libros (aparte de los acostumbrados debates)
Saludos


Respuesta:
Mensaje 5 de Daniel
: 13 de Setiembre de 2008
.

Hola Gastón: Tus dos temas me parecen interesantes. Pero, como tú los has propuesto, voy a esperar a que expongas tus argumentos para responderte luego. De hecho, quisiera aclararte que me interesa cualquier opinión de cualquier persona siempre y cuando ésta exponga argumentos, como lo haces tú hasta ahora. Con respecto a lo que dices que me ves muy contento con mi ateísmo, es cierto en la medida que va muy correlacionado a un mayor uso de la razón en todo aspecto, incluso el religioso, pero creo que la palabra no es contento, porque no se trata de alegrarse de que no haya Dios, simplemente me siento bien y tranquilo de poder entender paulatinamente algunas cuestiones de índole natural; cómo es que funciona la naturaleza y cómo es que el pensamiento humano ha ido evolucionando con el paso del tiempo, además de cómo hemos evolucionado junto a las demás formas de vida existentes. Ahora solo voy a comentar tus tres últimos puntos:

El ateismo me parece irracional e indefendible, cuando se quiere llevar a la practica en tres aspectos: el sentido de la vida, la libertad y la ética.”

Lo del sentido de la vida ya te lo expuse resumidamente en anteriores cartas, pero podría resumirlo en una frase: el sentido de la vida lo construye uno mismo (me refiero a la vida personal); el sentido de la vida en general no existe, ya que los organismos biológicos evolucionan y muestran cambios de tipo genético, morfológico, fisiológico y etológico sin buscar un patrón u objetivo en particular; este cambio simplemente responde a cuestiones de adaptación y selección natural (factores no aleatorios) además de algunos otros factores aleatorios.
La libertad creo que tiene que ver poco con el problema que nos planteamos, aunque te podría recomendar un libro muy interesante que habla de ello. Te lo voy a enviar adjunto en este correo, además de algunos otros libros interesantes que me influenciaron bastante hace algún tiempo (ojo que no digo que me circunscribo a esos textos).
La ética ha sido siempre asociada a la religión, al igual que la moral. Sin embargo son independientes entre sí. La moral humana existe por motivos diferentes al religioso, lo que sucede es que desde que nació el pensamiento mágico-religioso se asoció a ambas y ahora es difícil separarla porque según la enseñanza que se nos brinda desde pequeños, ambas vienen en un solo “paquete”. Existen cuestiones éticas derivadas de la moral humana, y ellas responden a diversos factores como el cultural y geográfico (dependiendo de qué parte del mundo seas y qué costumbres tenga la sociedad de donde provienes) y además (y más importante) el factor etológico o de comportamiento, el cual ha evolucionado como en otras especies, favoreciendo el altruismo dentro de una sociedad y diversos tipos de comportamientos específicos para hacer la convivencia entre individuos más apacible y que no genere tanta competencia dentro de una población, ya que lo que se busca es minimizar los costos y maximizar los beneficios; claro que el proceso que permite esto es la selección natural, en este caso, selección de comportamiento y selección sexual, según desde que punto de vista analices a una población.

No me parecen convincentes las razones para NO creer en Dios.”

Mis razones para no creer son tantas y tan diversas que abarcaría mucho espacio acá. De todos modos, creo que sería conveniente (dado que ahí expongo muchas ideas mías) que revises algunos posts de mi blog. Mi formación en biología (y en ciencias en general) también me muestra algo contradictorio con la teología y las ideas divinas.

A Eso le sumo unas razones para creer en Dios, que tampoco son absolutas pero convierten en razonable la elección de creer en la existencia de dios. (lo pongo con minúscula para que lo sientas mas cerca tuyo = "chiste")

Una vez más te digo mi punto de vista: según las diferentes evidencias existentes acerca de muchos procesos y fenómenos naturales como la evolución biológica, el funcionamiento del cerebro y de la conciencia humana, la inexistencia de entes sobrenaturales, etc., me parece altamente improbable la existencia de cualquier divinidad o ente sobrenatural; por el contrario, me parece altamente razonable pensar en que no existen dioses ni entes sobrenaturales, incluida el alma humana.
El hecho de poner la palabra dios con minúscula no es lo correcto, porque en este caso estás hablando de un nombre propio, aunque el ente del que hablamos sea imaginario.
Un saludo Gastón y espero tu respuesta, aunque como te dije, quizás me demore en responder por lo que ya te conté.


Respuesta:
Mensaje 6 de Daniel
: 14 de Setiembre de 2008
.

Hola Gastón, una cosa mas que quería acotar, era que tú has mencionado que según la razón y la lógica el ateo se contradice cuando tiene en cuenta sentimientos y emociones. Yo creo que te equivocas y te voy a explicar brevemente por qué.
Las emociones y sentimientos humanos son parte del comportamiento y por lo tanto son parte de las características biológicas de nuestra especie. La biología evolutiva estudia, por lo tanto, a comportamientos de este tipo. La razón humana y la lógica son también parte de nuestro comportamiento, por lo que pensar y razonar no constituyen factores mutuamente excluyentes con las emociones y los sentimientos. La cuestión es que tales emociones y sentimientos no se antepongan al pensamiento racional y a los hechos naturales basados en evidencias. A mi parecer, el pensamiento religioso antepone estas dos cualidades humanas a los hechos naturales; mientras que el hecho de ser ateo no es mas que un subproducto de analizar la naturaleza en base a hechos, evidencias y lógica basada en la razón.
Un saludo

Visitas desde 28 de Mayo de 2010