Google
 

Contribuye con "Naturaleza y Racionalismo"

lunes, 15 de junio de 2009

¿Emisiones Religiosas?

Las privaciones, en especial, las privaciones sensoriales parecen ser requisito indispensable de la mayoría de las religiones en el mundo.
Y la campeona en este aspecto resulta ser, tomando en cuenta a los cristianos, la Iglesia Católica. La iglesia católica es la denominación cristiana que más prohíbe a sus propios trabajadores, es decir, sacerdotes y monjas, muchos placeres mundanos (esto es, en teoría, porque en la práctica, las cosas son muy diferentes). Entre las privaciones sensoriales más notables está la referida al aspecto sexual: ni sacerdotes ni monjas pueden tener relaciones sexuales ni masturbarse.
Ambas cosas son muy mal vistas por las autoridades católicas. Además, este pensamiento se ve respaldado por uno de los padres de la Iglesia Católica, San Pablo:

En cuanto a las cosas de que me escribisteis, bueno le sería al hombre no tocar mujer; pero a causa de las fornicaciones, cada uno tenga su propia mujer, y cada una tenga su propio marido… Digo, pues, a los solteros y a las viudas, que bueno les fuera quedarse como yo; pero si no tienen don de continencia, cásense, pues mejor es casarse que estarse quemando.”

1 Corintios 7, 1-9.

Hablemos de los sacerdotes, ya que, como bien se sabe, por razones biológicas y evolutivas, los hombres y las mujeres difieren, entre otras cosas, en los apetitos sexuales y en los factores que lo desencadenan. Las mujeres tienen un mayor control sobre su sexualidad y sobre sus apetitos sexuales, además de que necesita de estímulos totalmente diferentes a los del hombre para “entrar en calor”. Por su parte, el hombre es más sensible en cuanto a las cosas que lo estimulan sexualmente. Mientras que la mujer necesita, por lo general, toda una atmósfera de romanticismo y algo de contacto corporal, el hombre se estimula fuertemente de manera visual y no necesariamente requiere de una atmósfera romántica para excitarse. Esta diferencia tiene una perfecta explicación en términos evolutivos, aunque no entraré en más detalles al respecto por ahora.
El hecho de que un sacerdote tenga que mantenerse casto de por vida sin siquiera poder masturbarse para aliviar su, de por sí, insano voto, es un atentado contra su propia fisiología y salud mental. Pero, ¿eso qué importa si se tiene en mente una vida posterior perfecta y eterna?
Lo que me pregunto yo es que, de cumplir todos los sacerdotes sus votos de castidad y de no masturbarse, entonces ¿no deberían utilizar ellos algún implemento o dispositivo desechable que permita contener el semen expulsado de manera natural?
Me explico. Un hombre que tiene relaciones sexuales periódicamente, expulsará una cantidad determinada de semen como producto de dicho contacto sexual. Si el mismo hombre dejara de tener relaciones sexuales, entonces el semen producido tendrá que salir de algún modo tarde o temprano. Si bien es cierto que una parte se reabsorbe de no haber eyaculaciones, también lo es el hecho de que se presentarán las famosas “poluciones nocturnas”.
Ahora, si un hombre hace un voto de castidad, en el que se le está prohibido tener relaciones y masturbarse, entonces es lógico y esperable que estas poluciones se presenten con relativa frecuencia. Sin embargo, no creo que exista ningún dispositivo desechable que sirva de colector de emisiones de semen, como el que mencioné anteriormente. Y digo esto porque sería muy improbable esperar que los sacerdotes estén dispuestos a limpiar cada cierto número de días, sus sábanas y sus ropas de dormir a causa de este inconveniente. ¡Algo se tiene que hacer al respecto!
Lo que sí es más probable, es que, como mínimo, los sacerdotes recurran a la masturbación como medio para aplacar sus, peligrosamente cohibidos, deseos sexuales. Y si la masturbación no es suficiente para tal objetivo, entonces se darán casos (existentes y documentados en todo el planeta) de affairs entre sacerdotes y monjas, sacerdotes y mujeres asistentes a su parroquia, o lo que es peor, los casos de violaciones a menores estarán a la orden del día.
Y es que todo está muy claro: la regla del voto de castidad, impuesta por la Iglesia Católica a todo aquel que quiera pertenecer a ella como servidor permanente, es absolutamente antinatural y peligrosamente insana. No puede resultar nada bueno de tal norma. A este respecto, otras denominaciones cristianas manejan mejor este tema, otorgando libertad a sus pastores (a veces exhortándolos) para que se casen y tengan hijos.
Por esto, no es curioso que las mayores tasas de violaciones y abuso sexual a menores se encuentren en el seno de la Iglesia Católica. Es un lamentable y despreciable subproducto de tal doctrina.
Creo que la moraleja es bastante obvia. Una norma prohibitiva e inhibitoria tan tajante como la anterior, y que esté referida a cuestiones biológicas, no puede ser más que perjudicial y cruel. Ya sea que se prohíba el consumo de alimentos, que se inhiban las aspiraciones materiales normales de una persona, o que se prohíba el correcto goce sexual, constituye un acto irracional que no analiza las consecuencias finales que se derivarán de este tipo de prohibiciones. Las privaciones sensoriales de cualquier tipo, llevadas al extremo, son altamente perjudiciales para la persona que las sufre o, incluso para el entorno de dicha persona. Y una muestra lamentable de esto, son los millones de casos de abuso sexual perpetrado por sacerdotes en todo el mundo y a lo largo de toda la historia del catolicismo.

miércoles, 10 de junio de 2009

Los Estrechos Límites de la Vida

¿Qué es la vida? A pesar de que la definición del concepto de vida no está aún bien establecida, en términos generales se podría decir que la vida es la cualidad de una unidad genética organizada para realizar metabolismo, reproducirse y evolucionar.
El ser humano es un animal de costumbres, y como tal, se podría decir que estamos acostumbrados, desde que nacemos, a ver vida a nuestro alrededor; sin embargo, y a pesar de ello, somos usualmente inconscientes de esta peculiar situación.
La vida es un fenómeno raro. Basta con observar el universo que nos rodea para darnos con la sorpresa de que, al menos hasta donde alcanzan nuestros más potentes telescopios y sondas, somos el único planeta existente que alberga seres vivos. Indudablemente, esta observación nos lleva a “elevar nuestras consciencias” y analizar la situación de manera más panorámica.
El ser humano es, de por sí, autoconsciente; esto es, consciente de su existencia, de las consecuencias de sus acciones, consciente del pasado, el presente y el futuro, entre otras cosas. Y como tal, es justo y necesario que seamos conscientes también de todas las condiciones (algunas muy improbables) para que esta extraña y estadísticamente anormal cualidad llamada vida pueda ocurrir.
Tengamos en cuenta, por mencionar algunas de estas condiciones especiales, la temperatura, presión, y concentración de gases atmosféricos.
La temperatura promedio en la superficie de los planetas más cercanos a la Tierra, es decir, Venus y Marte, es de unos 480 y -53ºC, respectivamente, mientras que las presiones se encuentran en el orden de las 90 atm en el caso de Venus y alrededor de 4.58 torr (0.006 atm) en el caso de Marte. Ahora comparemos estos valores con la temperatura y presión mucho más moderadas de la Tierra: unos 15ºC y 1 atm. Esto nos hace ver que la Tierra está situada en una posición estratégica dentro del sistema solar. De todos modos habría que tener en cuenta el hecho de que esta particular situación está influida, en parte, por los mismos seres vivos. Sin embargo, en réplica a lo que muchos podrían argumentar, estas características únicas de la Tierra no se deben a una inteligencia superior, sino que, de todos los planetas del sistema solar, el más apto para que se originara vida (por muchas razones) fue, precisamente, el planeta Tierra. Todo es cuestión de perspectiva, ya que es natural ver las cosas desde el momento preciso en el cual estamos situados y pensar que toda la evolución ha estado dirigida hacia el ser humano; aunque, por el contrario, lo que deberíamos hacer es, más bien, ampliar nuestro panorama y analizar el proceso evolutivo paso a paso, desde el comienzo. Pretender hacerlo al revés sería como querer resolver un problema matemático partiendo desde la respuesta: de haber un error, este sería imperceptible, ya que estaríamos condicionados psicológicamente a concentrarnos en el fin y no en el proceso.
Ahora volvamos al tema central del artículo.
La concentración de gases importantes como el dióxido de carbono y el oxígeno en las atmósferas de Venus y Marte es de 98% y menos de 0.1%, y 95% y 0.13%, respectivamente. En la Tierra, en cambio, existe un 0.03% de dióxido de carbono atmosférico y un 21% de oxígeno, siendo el nitrógeno el mayor constituyente de la atmósfera (78%). Este nitrógeno proviene en gran parte de los procesos biológicos ocurridos en nuestro planeta.
Las razones por las cuales esto es así (excluyendo de momento a la acción biogénica sobre la composición atmosférica) son múltiples. Por ejemplo, la posición relativa de la Tierra con respecto al Sol hace que la energía radiante que llega a la superficie terrestre sea óptima para el desarrollo de vida (alrededor de 1368 watts/m2). También es importante el porcentaje de dióxido de carbono atmosférico, que permite un ligero efecto invernadero, suficiente como para mantener una temperatura promedio de 15ºC óptima para el desarrollo de vida (de ser menor esta concentración, la temperatura promedio sería de -20ºC). Si el porcentaje de dióxido de carbono fuera mayor, el efecto invernadero se incrementaría hasta elevar la temperatura notablemente, haciendo imposible el desarrollo de cualquier ser vivo (como es el caso de Venus).
Además de esto, las condiciones de presión y temperatura de la Tierra son cruciales para que puedan existir compuestos esenciales para la vida, como el agua y el dióxido de carbono, en sus estados precisos.
Para entender mejor esto, es necesario analizar brevemente los diagramas de fases de estos compuestos. Un diagrama de fases es aquel en el que se resumen las condiciones en las que existen equilibrios entre los diferentes estados de la materia para un compuesto particular.

De arriba a abajo: diagramas de fases del agua, dióxido de carbono y oxígeno, respectivamente.






En el gráfico del agua podemos apreciar que por debajo de 4.58 torr (=mmHg), el agua no puede existir en estado líquido. La presión en Marte es cercana a este valor de 4.58 torr (0.006 atm), por lo que encontrar agua líquida en Marte debe ser una tarea muy difícil. Lo mismo podemos decir de la temperatura, ya que por debajo de 4.58 torr y 0.0098 ºC, el agua se encontrará únicamente en estado sólido, es decir, en forma de hielo. Recordemos que, la temperatura media marciana aproximada es de -53ºC. De hecho, en Marte existe agua precisamente en estado sólido. En el caso de Venus, el agua estará destinada a existir únicamente en estado gaseoso, sin posibilidad de pasar a los otros dos estados. Como conclusión preliminar queda evidenciado que el agua líquida, necesaria para el metabolismo de cualquier ser vivo, se encuentra exclusivamente en la Tierra.
Ahora, veamos el gráfico del dióxido de carbono. En Marte existirá únicamente en estado gaseoso, al igual que en la Tierra, pero en Venus el dióxido de carbono se encontrará exclusivamente en su estado de fluido supercrítico, un estado especial de la materia con características intermedias entre un líquido y un gas. Con respecto al dióxido de carbono entonces, en la Tierra y en Marte se encuentra en estado gaseoso, que es la forma en la que los organismos vivos lo utilizan para sus metabolismos.
Y por último analicemos el gráfico del oxígeno. En Marte, se puede encontrar únicamente en estado gaseoso, mientras que en Venus en forma de fluido supercrítico. Conclusión: en Marte y en la Tierra, el oxígeno se puede encontrar como gas, que es la forma metabolizable en los seres vivos, mientras que en Venus no.
De esta forma, podemos obtener una matriz en la que podemos apreciar mejor estas características.



Como podemos apreciar, Las condiciones idóneas para que exista vida se encuentran únicamente en la Tierra. Marte presenta características interesantes, como el hecho de poseer condiciones para que el dióxido de carbono y el oxígeno existan en estado gaseoso, al igual que en la Tierra. Sin embargo, el problema de Marte es con el agua.
De todo lo anterior, se puede decir que los primeros seres vivos encontraron algunas condiciones favorables para su supervivencia en la Tierra, y a partir de ahí se empezó a dar un proceso de retroalimentación en dos vías, en el que tanto las condiciones climáticas y la existencia de los seres vivos son interdependientes. Este proceso persiste hasta la actualidad y persistirá mientras exista vida en la Tierra.
Finalmente, tengo que decir que este breve análisis de las condiciones fisicoquímicas necesarias para la vida, nos muestra que somos prácticamente una improbabilidad en el mundo natural. Sin embargo, aquí estamos, analizando nuestra improbable y maravillosa existencia, así como la de los demás seres con los que compartimos nuestro hogar: la Tierra.

PD: los gráficos han sido obtenidos de la web, sin embargo, la tabla es de autoría personal.

domingo, 31 de mayo de 2009

Me Retracto: ¡Jesucristo regresó!

Si dentro del ámbito religioso existen personas y acciones increíblemente descaradas, pues todas ellas quedarán empequeñecidas por el caso que comentaré a continuación.
Hace unos cuantos de días mi padre me mostró un pequeño papel que le habían entregado cuando iba por la calle. Se trataba nada más y nada menos que de un pequeño, sorprendente e indignante volante religioso, en el que se leía lo siguiente:


Después de leerlo rápidamente, lo primero que me causó fue mucha risa, y al mismo tiempo me dije a mi mismo que el “Mesías” José Luis de Jesús Miranda es una de dos cosas: un loco fanático que cree sinceramente que él es Jesús y que ha sido enviado por Dios para completar el famoso plan divino, o un total inescrupuloso, movido únicamente por su afán de lucro que lo hace hacer y decir algo que él mismo no se cree pero que, al fin y al cabo, importa menos que la popularidad y el beneficio económico que obtiene al aprovecharse de la gente que sí cree firmemente en él y que es vilmente utilizada para una serie de fines funestos.
Es decir, “Jesucristo II”, podría ser un demente que se cree el Mesías reencarnado en persona. Pero si el solo hecho de creerse Jesucristo reencarnado ya es símbolo de demencia, pues la cuestión se agrava cuando vemos que el mundo sigue tan igual (o peor) que lo que era antes que él nazca. Entonces, ¿dónde quedarían esas alegaciones de que el pecado fue quitado, el diablo destruido, y la iglesia está perfecta para siempre? Primeramente, “Jesucristo II” habla del pecado como si fuera una cosa tangible y como si tuviera vida propia; también habla del diablo como un ente real (y que resulta que no es más real que Dios o Papá Noel); y lo más sorprendente es que se refiere a una “iglesia perfecta”. ¿¿¿En qué mundo vive nuestro “Jesucristo II”???
Algo que particularmente me llama la atención de esta propaganda es que enumera unas cuantas citas bíblicas como argumento y evidencia de sus alegatos. Habría que analizar primero la fiabilidad e inerrancia de la Biblia, las cuales están, obviamente, siempre ausentes.
La segunda posibilidad es que este sujeto sea un descarado aprovechador, que es la posibilidad por la que me inclino más. Si existe un ámbito social que ofrezca – de manera constante – nichos vacíos por explotar, ese es el ámbito religioso. Y con tanto espacio por explotar, es obvio que existen también miles de personas dispuestas a aprovechar, a cualquier precio, los beneficios que se pueden obtener de tales “oportunidades” sociales. Entre estos personajes ávidos por obtener el mayor beneficio con la menor inversión, sin importar cómo se logre esto, está nuestro Mesías “Jesucristo II”.
Con solo alegar algunas cosas fuera de lo común y tomar a la Biblia como evidencia y apoyo de lo que se dice, se pueden hacer millones. Dinero contante y sonante en poco tiempo y con poca inversión intelectual y económica. De esta forma el dinero viene sólo, porque las personas caen en la trampa.
Lo que hace este personaje es simplemente aprovechar la tendencia natural de las personas hacia la credulidad y hacia el fanatismo y canalizarla de forma tal que el gran beneficiado sea él. Por supuesto, él sabe que lo que dice es falso, pero también sabe que manteniendo esa mentira y utilizando algunos versículos bíblicos a su favor, obtendrá y mantendrá la lealtad de algunos cientos o miles de fieles, los cuales aportarán grandes sumas de dinero a su iglesia, o lo que vendría a ser lo mismo, a su bolsillo. Y, para remate, los alegatos/evidencias que aparecen en el volante y que hacen referencia a citas bíblicas, están groseramente exagerados y sacados de contexto (consecuencia de la virtud infinita que la Biblia siempre ha poseído: ser “descontextualizable” y extremadamente ambigua).
Pero al margen de la desfachatez de “Jesucristo II”, hay que ver que si personajes como él tienen éxito, es porque existen millones de personas en el mundo que están prestas a creer a ciegas, sin evidencias, y a pesar de las evidencias, cualquier cosa que se les diga, sobretodo si tienen en frente gente que sepa cómo manejarlos emocionalmente.
Líderes hay muchos, pero, lamentablemente un gran porcentaje de ellos aprovechan sus cualidades de manera funesta, inescrupulosa y centrada en la fórmula “hacer cualquier cosa, aún a costa de otros, con tal de beneficiarme”.
Por todo esto, me gustaría gritarle una sola palabra a “Jesucristo II” y a otros como él: ¡ESTAFADOR!

martes, 12 de mayo de 2009

Un Todopoderoso No Tan Poderoso.

Es un argumento bastante común de los fundamentalistas religiosos el hecho de mencionar dos cosas puntuales para sostener que Satanás obra en contra de Dios mediante los actos humanos: lo malo que sucede en el mundo (de origen antropogénico) y el surgimiento de nuevos descubrimientos científicos y reflexiones filosóficas que contradicen al núcleo mismo de los dogmas religiosos – debido al carácter inherentemente antinatural de estos últimos.
Ante cualquier suceso nefasto ocurrido en el planeta, inmediata y obviamente se culpa y critica al autor de tal acción; hasta aquí la indignación tiene una justificación racional. Sin embargo son muchos los que dirán cosas como:

Esa persona está poseída

o

Satanás ha obrado a través de él para sus fines oscuros”.

La segunda situación a la que muchos fundamentalistas atribuyen la intervención de Satanás, es cuando se habla de algún tema científico o filosófico que va en contra de algún precepto religioso – siendo estos últimos usualmente diseñados para ser perpetuamente inmutables. Ejemplos de temas “polémicos” como estos son: el debate evolución-creacionismo, la comparación de la historia y la arqueología vs las historias bíblicas, el debate de la existencia de Dios, la homosexualidad, el origen de la vida y del universo, etc. Una vez más, muchos fundamentalistas religiosos dirán al respecto algo como:

Satanás obra en la mente del ser humano y lo aleja de Dios, mediante ideas alocadas, paganas y rebeldes, aún sin que el propio hombre se de cuenta de que está siendo manipulado y puesto en contra de su Creador”.

Sin embargo, estas argumentaciones están llenas de situaciones ilógicas e inconsistentes entre sí. Primero habría que plantearse el hecho de que todas las religiones y religiosos dan por sentado que Dios es infinitamente bueno y todopoderoso. Aún así, estos supuestos atributos de Dios se contradicen profundamente con la suposición implícita de la existencia de Satanás.
Si Satanás existiera, sería evidencia per se de una de dos posibilidades: O Dios no es todopoderoso por verse impedido de controlarlo o eliminarlo, o Dios es malvado por permitir libremente que un ser malvado manipule y dañe a sus hijos preferidos. Y eso sin contar con que Dios es considerado como un ser omnisciente, lo que llevaría a pensar que él ya sabía de antemano (aún antes de crear el Universo) todo lo que iba a suceder, incluida la famosa rebelión de Satanás contra él y su también famosa labor anti-Dios.
Ante estas dos posibilidades, me inclino a pensar que ninguna persona que practique alguna religión monoteísta deseará adorar a un dios malvado, sino todo lo contrario, a uno bueno. Por lo tanto, la única opción que quedaría para escoger sería la de un dios con poderes limitados.
Aunque viéndolo bien, un dios con poderes limitados no es un dios; al menos no el dios del monoteísmo. Entonces, a menos que los religiosos monoteístas quieran convertirse al politeísmo al estilo hindú o griego antiguo (en los que el poder de cada dios se ve limitado por los poderes de los otros dioses), debo concluir que ellos adoran a un dios con poderes limitados; un dios imperfecto.
En resumen, adoran a un ser que, para existir, debería cumplir una serie de requisitos que no encajan entre sí. Ese dios conformado por ideas y atributos que colisionan internamente en su lógica, es el dios del monoteísmo: aquel todopoderoso no tan poderoso.

jueves, 7 de mayo de 2009

Si Dios Nos Hubiera Creado...

Mucha gente habla del mundo como si fuera “Creación de Dios”, es decir, como si todo lo que existe en el Universo no fuera el resultado de procesos naturales (como evidencia el conocimiento científico), sino un gran milagro cósmico: la creación a partir de la nada de todo lo que conocemos – o por lo menos, todo lo que conocemos desde hace 6 u 8 mil años – por parte de Dios.
Sin embargo, hay muchos datos provenientes de la naturaleza misma que nos cuentan una historia muy diferente a la de cualquier suceso de creación espontánea: que nuestro universo y la vida contenida en él se ven sometidos a procesos evolutivos continuos e incesantes. Nada demuestra la intervención de Dios en ningún momento de la historia del Universo, e incluso hay muchísimas cosas y características de los seres vivos y del mundo físico que demuestran la ausencia de tal ente Creador, todopoderoso y omnisciente.
Pero, ¿y si Dios nos hubiera creado? ¿Cómo explicaríamos los numerosos sucesos naturales si asumimos que un ente divino todopoderoso y omnisciente fue el autor de la totalidad del Universo? La respuesta a esto es que la mayoría de eventos y procesos naturales serían absurdos y no tendrían razón de ser si Dios existiera; sólo constituirían caprichos o errores (¿?) de Dios.
A continuación, circunscribiré el análisis a nuestro planeta y analizaré brevemente algunos de estos sucesos naturales:

· Desastres naturales: En nuestro planeta, la Tierra, existen desastres naturales a diario; todos ellos provocados ya sea por algún desbalance en los equilibrios hacia los que tiende la naturaleza, o como producto de la dinámica que caracteriza a los procesos geológicos, meteorológicos y climatológicos, e incluso biológicos. Así, tenemos que existen inundaciones, terremotos devastadores, incendios forestales, etc. Si Dios existiera y hubiera creado todo lo que hay en la Tierra, ¿acaso no sería de esperar que, dada su omnisciencia, haya previsto que estos desastres iban a darse de manera tan continua? ¿no hubiera pensado Dios que, de existir estos desastres naturales, las probabilidades de que un ser vivo cualquiera muera serían mucho más grandes de lo que serían de no existir tales desastres? Si Dios hubiera creado el Universo – y por consiguiente, la Tierra – podría haber tenido algún mecanismo para que estos procesos no sucedan nunca, ya que se supone que nada es imposible para un ser como él; a menos, claro está, que el evento de creación se le atribuya a un Dios malvado y caprichoso, en otras palabras, el equivalente a un titiritero o un cirquero despiadado.

· Necesidad de Alimentarse: Todo ser vivo necesita ingresar en su cuerpo algún tipo de sustancia(s) particular(es) que le permitirá(n) generar compuestos y nutrientes necesarios para la realización de las rutas metabólicas que caracterizan a su metabolismo. Existen diferentes tipos de generación de alimentos y nutrientes: está la fotosíntesis en plantas y algas, las cuales necesitan solo algunos elementos esenciales y simples para la construcción de moléculas más complejas, y como parte importante de la mayoría de seres vivos, está la alimentación depredadora, que consiste en ingerir algún tipo de ser viviente para así poder transformarlo en moléculas más pequeñas y asimilables por las rutas metabólicas del depredador. Ahora, la pregunta de rigor: si Dios hubiera creado ¿acaso no hubiera pensado que el hecho de crear organismos que necesiten comerse a otros hubiera generado una situación indeseable teniendo en cuenta que en un inicio su plan era, presumiblemente, absolutamente perfecto, estratégicamente planificado e infinitamente bueno?

· Parásitos: Todas las especies vivientes poseen algún tipo de parásito, ya sean virus, bacterias, hongos, e incluso plantas y animales. Así, muchas bacterias y hongos se ven parasitados o infectados por numerosos tipos de virus; y en el caso de plantas y animales, sus parásitos pueden ser tanto virus, bacterias, hongos, y hasta ciertas especies de plantas y animales. Con esto vemos que existen parásitos pertenecientes a los cinco reinos de la vida. Un parásito no es otra cosa más que un organismo que vive a expensas de otro, perjudicándolo ya sea a corto o largo plazo. En el caso de los humanos, existen parásitos atroces que los atacan, como muchos tipos de virus y bacterias que causan serios desordenes inmunitarios, neurológicos e histológicos, hongos que causan lesiones severas a la piel, insectos que pueden perjudicar gravemente a una persona, causándole incluso la muerte, etc. Si Dios hubiera creado a todos los seres vivos y, por consiguiente, a los seres humanos, ¿no habría pensado en todo esto?

· Caries: Las caries son causadas por bacterias que utilizan los restos de alimento como sustrato para obtener sus nutrientes. Estas bacterias secretan sustancias potentes que destruyen las capas superficiales de los dientes. Esta asociación entre las bacterias generadoras de caries y el ser humano, se ha ido arraigando en el tiempo mediante el proceso conocido como coevolución. Cualquier relación interespecífica es mediada por la coevolución, en la cual una de las especies forma parte del entorno que determina cambios y adaptaciones en la otra. Evidentemente, las caries no aportan nada positivo a un organismo, por lo que esta y todas las relaciones de parasitismo, como ya hemos visto, son incongruentes con la idea de un Dios creador infinitamente bondadoso y omnisciente. Una vez más surge la pregunta ¿si Dios nos hubiera creado, no habría pensado en esto?

· Malestares y deficiencias físicas en el humano: Todos sabemos que el dolor que sienten las mujeres cuando dan a luz es muy grande. Este dolor es producto de la disposición y el tamaño de los huesos de la región cervical y pélvica de la mujer, los cuales han adquirido tal conformación a medida que el ser humano fue adquiriendo la condición del bipedismo. Como cualquier “mejora” o adaptación evolutiva, ella supuso una serie de ventajas adaptativas, pero como subproductos, también supuso una serie de desventajas manifestadas en dolor e ineficacia relativa (con respecto a otros animales) de muchas otras funciones. Otros males producto de los cambios morfológicos debidos al proceso evolutivo son, por ejemplo: reumatismo (debido a la postura bípeda); fuerza muscular y velocidad de carrera deficientes (debido a la alta tasa de encefalización y desarrollo cerebral, lo cual dirige gran parte de la energía disponible hacia el cerebro); oído, tacto, gusto, vista y olfato muy por debajo de los niveles encontrados en otras especies afines (debido también a la redirección de la energía hacia los procesos que se dan en el cerebro). Evidentemente, todo esto es perfectamente explicable y entendible bajo una perspectiva evolutiva; sin embargo, ¿si Dios nos hubiera creado, habría querido que la cumbre de su creación posea todos estos males y desventajas?

· Complejidad biológica: Toda la compleja y extensa red de interrelaciones bioquímicas y fisiológicas existentes en todos los organismos vivientes, son evidencia de la relación de parentesco – en diferentes grados – entre todos los seres vivos. Nuevamente, bajo una perspectiva evolutiva, todo esto es perfectamente explicable y tiene mucho sentido; sin embargo, si Dios nos hubiera creado, toda esta compleja red no tendría sentido alguno, ya que, ¿por qué razón haría un Dios creador a todas sus criaturas con una falsa evidencia de parentesco gradual (tanto morfológica como genéticamente)? ¿Acaso se asume que a esta entidad creadora le gusta plantar evidencia falsa para que sus hijos, los humanos, tengan muchísima evidencia del proceso evolutivo y que a la par carezcan de evidencia de la existencia del mismo ser que les dio vida? En resumen, si Dios nos hubiera creado, y si Dios existiese, podríamos catalogarlo como un ente que conspira contra sí mismo.

Muchas personas argumentarán que todo lo mencionado anteriormente tiene su explicación en que, algún tiempo después de la creación, el ser humano instauró el pecado, causando la degeneración y aparición de todos estos males, por lo que todo sería culpa del pecado del humano y no del bondadoso Dios. Sin embargo, surge una pregunta más a este intento fallido de tapar el Sol con un solo dedo: ¿Acaso Dios no sabía ya de antemano TODO lo que iba a suceder, incluyendo que el humano iba a pecar y todas las demás cosas que argumentan los religiosos creacionistas? ¿O es que deberíamos asumir que Dios sí lo sabía pero simplemente no le importó en lo más mínimo?
Después de contemplar estos y otros muchos más casos en la naturaleza, queda evidenciado que la popular frase – usada como argumento por muchos religiosos y creacionistas – “la naturaleza misma es evidencia de la existencia de Dios” debería ser cambiada a “la naturaleza misma es evidencia de la inexistencia de Dios”.

lunes, 27 de abril de 2009

Encuentro de Dos Realidades: Retroalimentación en el Proceso de la Fe Cristiana.

Hace ya varios meses encontré un post en el blog Soy Dios y Tengo un Blog: http://soydiosytengounblog.blogspot.com/2008/12/la-opulencia-y-el-hambre-de-fe.html, en el que encontré este interesante diagrama:


En este artículo me voy a permitir hacer algunos comentarios acerca del mismo, aún después de algunos meses desde que dicho post se publicó, debido a que, del diagrama se desprenden muchas cosas.
Creo que es necesario aclarar que el diagrama se refiere exclusivamente a la fe cristiana, aunque podría extrapolarse a alguna otra religión, o al menos, a algún grupo religioso perteneciente a otra religión.
Primeramente, existen dos realidades marcadas en toda sociedad humana: la realidad de los ricos y los poderosos, y la realidad de los pobres. Es evidente que hay muchos estados intermedios, pero para los fines del análisis, podríamos considerar solo estos dos grandes grupos.
Según mi parecer, la parte más importante de este gráfico la constituye el ciclo de la Fe del hambriento; sería justo pensar que para los más pobres y los que viven rodeados de miseria, incultura, violencia, discriminación, etc., es necesaria algún tipo de esperanza a la cual aferrarse para algún día poder salir, como por arte de magia, de esas cosas negativas que los aquejan.
En primera instancia, podría parecer que es lo mejor y lo más justo que estas personas piensen de esta forma, porque, ¿cómo se podría lidiar con tantos aspectos negativos sin algún elemento superior que prometa algún tipo de vida mejor en el futuro? Sin embargo, la pregunta que yo me hago es: ¿acaso no es mejor construir las esperanzas en cosas concretas y en el desarrollo de cualidades personales, que hacerlo en algo etéreo como lo es cualquier entidad divina? Y es esto mismo lo que se ve reflejado en el ciclo mostrado en el diagrama que lleva de la pobreza a la ignorancia y, por último, a la fe del hambriento (y viceversa).
Tal parece que hay una tendencia natural a recurrir a lo más fácil, que es en este caso, delegar nuestra propia responsabilidad a algún agente externo a nosotros, en lugar de ser uno mismo el que asuma dicha responsabilidad por completo.
Y he dicho que, según mi parecer, la parte más importante del gráfico es la del ciclo de la Fe del hambriento, debido a que sirve de base – y de excusa – para que los más ricos y los más poderosos, puedan aprovechar dicha situación para su propio beneficio. Y es que no podría ser de otra forma, sino véase la situación de la política a nivel de Latinoamérica, por ejemplo. Los políticos (mal llamados así) utilizan algunos ingredientes a su favor: la ignorancia de la gente, el fanatismo político, la demagogia, entre otros, para manejar con éxito a las masas de gente. Esta situación se agrava mientras la gente sea más ignorante y, por lo tanto, más crédula.
Entonces, después de esto, vemos que es necesario que el líder político se identifique con la masa, adquiriendo una fe en común. Esta fe puede ser honesta (es decir, que el líder puede creer sinceramente en ella) o, en muchas ocasiones, deshonesta.
Ya lo había dicho Napoleón cuando gobernaba:

“¿Cómo se puede tener orden en un estado sin religión? la religión es un formidable medio para tener quieta a la gente.”

Por supuesto, esto funciona a la perfección en una nación ignorante, manipulable, acrítica (o pobremente crítica), y crédula. Obviamente estos atributos van de la mano con una poca cultura. Dicho de otro modo, la cultura y el conocimiento son inversamente proporcionales a la credulidad y a lo manipulable que es una persona, o una nación.
Después de todo esto, vemos que en el proceso en cuestión existe una retroalimentación constante, ya que una esfera no puede existir sin la otra. Creo que este es uno de los principales motivos por los cuales la ignorancia predomina en muchas partes del planeta: con gente más culta y más crítica de sus autoridades, el robo impune, la corrupción, y los beneficios personales a cualquier costo, se harían virtualmente nulos. Y esto, por lamentables motivos obvios, no le conviene a la mayoría de líderes políticos que buscan solo su beneficio a corto plazo.

sábado, 18 de abril de 2009

Una Gran Diferencia: Cuestionar Todo vs Refutar Todo.

¿Qué es lo que significa realmente ser un escéptico? Muchas veces se asocia fuertemente, e incluso se considera equivalente, el hecho de regirse en la vida por el escepticismo – es decir cuestionar cada información o situación a la que nos expongamos o de la que nos enteremos por cualquier medio – y la obstinada e irracional actitud de refutar absolutamente toda situación planteada, o al menos hacerlo casi siempre sin un examen adecuado que permita probar una determinada proposición como cierta o como falsa.
Un crédulo extremo es tan igual como un incrédulo extremo: ambos actúan irracionalmente y en ambas situaciones se evidencia notoriamente la falta de al menos una somera evaluación de la situación.
Veamos las diferencias y consecuencias de comportarse como un crédulo extremo, un incrédulo extremo y un escéptico genuino.
Un crédulo extremo se ve en el caso de aceptar todo o casi todo lo que escuche, lea o perciba de algún modo. Al actuar de esta manera, aceptará ideas ciertamente verdaderas (representativas de la realidad objetiva), pero también estará aceptando muchas ideas erróneas (no representativas de la realidad objetiva). Esta situación es consecuencia de que el examen crítico requerido para evaluar correctamente cualquier situación se encuentra ausente en tal individuo.
Por su parte, un incrédulo extremo se encuentra en la situación de rechazar todo o casi todo lo que se le presente como información. Las consecuencias obvias de este tipo de comportamiento son igual de peligrosas que en el caso del crédulo extremo, ya que este individuo rechazara tanto ideas correctas (representativas de la realidad objetiva) como erróneas (no representativas de la realidad objetiva).
Y por último, un escéptico genuino (por llamarlo de alguna forma), será aquel que evalué adecuadamente las situaciones a las que se ve sometido, obteniendo así la “recompensa” de aceptar la mayor parte de proposiciones representativas de la realidad objetiva y rechazar las mayor parte de proposiciones no representativas de la realidad objetiva. Así, un individuo que se acerque más a nuestro escéptico genuino, tendrá más oportunidades de conocer mejor el mundo que nos rodea y a la vez contará con una gran ventaja sobre las personas que se acerquen más a uno de los extremos, ya que contará con una proporción mucho mayor de proposiciones verdaderas, representativas de la realidad objetiva, es decir, del mundo natural.
Así, nos encontramos con que el hecho de cuestionarse todo – comportarse como un escéptico genuino – es totalmente diferente a refutar todo, que es más propio de un incrédulo extremo. Sin embargo, muchas personas confunden al incrédulo extremo con el escéptico genuino.
Ciertamente, a primera impresión, un escéptico genuino podría parecer un incrédulo extremo, ya que se encontrará en la situación, un tanto incómoda, de rechazar una gran parte de las muchas proposiciones populares que existen y que se aceptan consensuadamente en una sociedad cualquiera. Y es que esto es de esperarse desde el momento en que nos percatamos de que vivimos en sociedades construidas en base a elementos culturales muy diversos, y no siempre basados en hechos científicos (por no decir nunca). En lugar de ello, predominan los mitos populares y las tradiciones centenarias. Esta importante problemática de toda sociedad, varía de una a otra notablemente, habiendo, por un lado, sociedades plagadas de elementos místicos que corresponden poco a la naturaleza, y por otro, sociedades que han logrado despojarse de gran parte de estos elementos y en las que predomina más el pensamiento científico basado en hechos observables y/o medibles.
Con todo lo planteado, me atrevo a decir que una sociedad con una proporción mayor de escépticos genuinos, los cuales posean mayores niveles de pensamiento crítico y despojamiento de prejuicios, será una sociedad con mayores posibilidades de prosperar en todos los niveles humanos. Una sociedad así sería, seguramente, una sociedad más justa y con menos problemas sociales que las demás, una sociedad en la que regiría la tolerancia sobre la intolerancia, la intelectualidad sobre la ignorancia y la ociosidad, el racionalismo sobre la irreflexión y el humanismo sobre el abuso y la misantropía.

miércoles, 15 de abril de 2009

Primer Aniversario de Naturaleza y Racionalismo

Hoy, 15 de Abril de 2009, se cumple exactamente un año desde la creación de este blog. Muchas cosas interesantes han ocurrido a partir de esa fecha en lo que respecta a mi vida personal e intelectual. De hecho, al igual que en la vida misma, he ido aprendiendo cosas en el camino, ya sea porque he recopilado más información cada día, como también porque he podido aprender de mis errores y actualizar mis constructos intelectuales, los cuales van cambiando y evolucionando para bien.
Por ejemplo, en gran parte de mis escritos anteriores a este año, consideraba (no a rajatabla, pero sí lo pensaba seriamente) que las ideas religiosas tenderían a desaparecer algún día, y que con ellas, muchas de las injusticias y barbaridades surgidas del seno de instituciones religiosas poderosas como el catolicismo o el Islam, por ejemplo, también lo harían. Sin embargo, a medida que iba leyendo más libros y artículos de investigación, me fui dando cuenta de que el cerebro humano funciona de tal manera que la religiosidad y la tendencia a creer en cosas sin necesidad de evidencias es totalmente normal (aunque no por ello siempre buena). Existen mecanismos neurológicos asociados a características naturales del ser humano, como las emociones, la detección de intencionalidad y de causalidad, entre otros, que permiten una base biológica para la tendencia humana general a creer en lo sobrenatural.
Descubrir cosas como esta, constituyen un interesante ingrediente que enriquece mis ideas y que hacen surgir más preguntas y disyuntivas a la ya de antemano interesante labor intelectual que supone leer, investigar, y darse tiempo para escribir artículos para el blog, además de la misma tarea que requiere mi carrera: la biología.
A pesar de esta tendencia natural, es innegable que existen muchas barbaridades realizadas por las mayores instituciones religiosas del mundo, cuestión que me mantiene aún convencido de que tendría que haber un cambio radical en la religiosidad de las personas para evitar cosas como las que se hacen y se han hecho a lo largo de la historia en el nombre de uno o más dioses.
Abolir las creencias religiosas de la gente o la tendencia natural a la credulidad en general, sería tan insensato como querer obligar a la gente a que crea en algo. Sin embargo, creo que las malas ideas pueden ser reemplazadas por nuevas ideas revolucionarias y más acordes con la realidad de nuestra naturaleza. Esto es por lo que lucho y lucharé siempre: el derecho a pensar libremente y a pensar diferente a los demás. Pero también por el deber de las personas a ser más responsables y elucidar nuestro papel dentro del mundo y nuestra verdadera naturaleza, lo cual, creo yo, es un requisito indispensable para construir un mundo mejor, más consciente de nuestras acciones y más justo con todos los seres vivos e incluso con los demás miembros de nuestra propia especie.
A pesar de que soy consciente de que mis artículos anteriores contienen muchas de estas ideas que ya no tengo, o que en todo caso, han evolucionado, he preferido dejar los artículos tal y como están para así poder leerme a mi mismo y ver cómo es que las personas (en este caso, yo mismo) van cambiando y no son inmutables en lo absoluto.
Espero que este blog haya ayudado a mucha gente y que siga ayudando de muchas maneras, ya sea como entretenimiento, como fuente de información, como columna de opinión, o como sitio de reflexión personal.
Gracias a todas las personas que me han seguido y apoyado hasta ahora.
Y en lo que a mi respecta, mi labor en este blog no tiene un final cercano.

domingo, 12 de abril de 2009

Evolución: ¿Guiada o Ciega?

Un tema muy discutido en las esferas populares y, sorprendentemente, en las académicas, es el tema de la evolución biológica. Dentro del ámbito científico existe un porcentaje abrumador de personas que abogan por el evolucionismo y que estudian a la naturaleza, y más específicamente a los seres vivos, bajo un enfoque netamente evolucionista. Sin embargo, el debate se centra principalmente en si este proceso es ciego o guiado por una entidad superior.
Es muy usual oír un argumento parecido al siguiente:

Creo que el proceso evolutivo es un proceso real que se da por medios naturales, pero que de alguna manera, algún ente superior (Dios) lo dirige y canaliza en cierta forma que no sé ni me imagino. En resumen, pienso que el relato de Adán y Eva es un mito y que el ser humano ha evolucionado a partir de otros seres, pero a la vez no creo que seamos producto de la casualidad o de un proceso ciego.”

Hay muchas personas que opinan de esta forma; incluso muchas de estas personas se encuentran ligadas al ámbito científico. Pero en una declaración de esta índole hay en juego muchos elementos personales y emocionales que sesgan la opinión y la llevan de un punto de vista objetivo basado en hechos y evidencias hacia una opinión muy subjetiva basada en deseos personales y prejuicios socioculturales aprendidos.
Partamos de un error muy común cuando se tratan temas de este tipo: el azar y los procesos ciegos. Al parecer al hablar de un proceso ciego, da la impresión de que nos estamos refiriendo a un proceso netamente aleatorio; sin una guía ni secuencia. Pues veremos que esto es falso.
Un proceso ciego es simplemente un proceso complejo que no tiene objetivos definidos ni dirección predefinida. Ejemplos de procesos de este tipo son la evolución biológica, la deriva continental, la formación de rocas en la corteza terrestre, entre otros. Por otro lado, un proceso aleatorio o al azar es un proceso que ocurre por eventos totalmente impredecibles, sin orden aparente y sin objetivos predeterminados o predefinidos. Ejemplos de procesos aleatorios son las mutaciones, los impactos de meteoritos en la superficie de un planeta, etc.
Como podemos apreciar, en lo único en que se parecen ambos tipos de procesos es en que ninguno tiene metas predeterminadas, lo cual probablemente contribuya sobremanera al error conceptual de confundir uno con otro.
En el caso de la evolución biológica, los componentes aleatorios están presentes (mutación, deriva génica), aunque no son los únicos procesos. También hay mecanismos no aleatorios dentro del complejo proceso evolutivo (la selección natural, que incluye a la selección sexual). La selección natural es un proceso no aleatorio ya que toma la variabilidad existente (generada en su mayor parte de manera aleatoria) para “seleccionar” diferencialmente entre diversas características, las cuales serán transmitidas a las generaciones siguientes siguiendo, en muchos casos, sucesos de apareamiento sexual no aleatorio.
Por lo tanto, cuando nuestro opinante hipotético se refiere a que no cree que los humanos seamos producto del mero azar, en realidad está de acuerdo con todas las demás personas que consideran un proceso evolutivo ciego que no necesita de un ser superior para su funcionamiento.
La evolución guiada, en primera instancia, suena a algo razonable y a la vez conciliador entre paradigmas científicos e ideas religiosas. Sin embargo, bajo su aparente inocencia, subyacen cientos de contradicciones y choques conceptuales, además de incongruencias lógicas e inconsistencias entre lo que se dice y lo que en verdad muestra la naturaleza.
El concepto de evolución guiada suena más que un concepto científico objetivo, a una opinión o hipótesis muy subjetiva como la que planteaba Descartes al plantear la existencia del alma dentro de una cavidad especial del cerebro, o al planteamiento de Freud acerca del homúnculo que controla los sueños de los seres humanos.
La naturaleza nos deleita con hechos asombrosos y con muchos elementos valiosos para nuestro acopio de información científica. Hasta ahora no hay ni rastros de evidencias de la existencia de ningún ser superior, y mucho menos de uno que guíe procesos naturales como la evolución. Sin embargo, el hecho de que la idea de la evolución guiada esté tan extendida, se debe a que incluimos, muchas veces sin querer, elementos culturales y anhelos personales a los conceptos objetivos basados en hechos y evidencias naturales. El antropocentrismo y la sensación de tener un manto protector que cubra nuestros errores y aciertos, son elementos que influyen muchísimo en la construcción de ideas que fusionan ciencia objetiva (dentro de los límites de la objetividad humana, claro está) y anhelos, prejuicios y emociones altamente subjetivas y relativas al opinante u observador.
Hay que tener mucho cuidado al analizar a la naturaleza, para lo cual debemos desprendernos en la medida de lo posible de cosmovisiones limitadas y limitantes que solo nos impedirán apreciar lo maravillosa y compleja que es la naturaleza y sus procesos, así como todo lo que atañe a nuestra propia especie y nuestras características más saltantes y exclusivas.

domingo, 1 de marzo de 2009

Pronto...

Hola a todos los lectores de Naturaleza y Racionalismo.
Debido a cuestiones de tiempo y de algunas otras cosas, el blog se ha visto paralizado por casi un mes. Sin embargo, pienso actualizar la información de mis artículos y modificar algunos, de acuerdo a nuevos datos y una visión más amplia de los temas que ellos tratan.
Espero poder realizar esto muy pronto, así que mientras tanto, invito a todos los lectores de mi blog que lo exploren y lean sus artículos, acudiendo regularmente a los artículos antiguos también, ya que así alguna información presente en los artículos nuevos puede ser ampliada con lo dicho en los artículos antiguos, y viceversa. Sus opiniones siempre son bienvenidas, y sugieron evitar los insultos y diatribas, y comentar en tonos alturados y serios.
Espero que disfruten el blog y que pronto puedan disfrutar de la versión mejorada de Naturaleza y Racionalismo.
Un saludo a todos.

jueves, 29 de enero de 2009

Por Qué un Ateo Habla de Dios y de las Religiones.

Muchas veces me preguntan la razón por la cual un ateo dedica tanto tiempo a hablar de las religiones y sobre todo de Dios. Incluso veo esta inquietud en diversos foros de opinión, artículos de personas religiosas y comentarios de blogs. La gente entiende que un ateo critique a las religiones institucionalizadas, porque incluso los mismos creyentes lo hacen, pero muchos se preguntan lo siguiente: ¿y por qué critican con tanto fervor la idea de la existencia de Dios?
Bien, primero debo aclarar que toda la suciedad y malos manejos que existen bajo las instituciones religiosas, no constituyen en lo absoluto argumentos en contra de la existencia de Dios. Los argumentos de la existencia de Dios tienen que ver más con la contrastación de los fenómenos naturales y las creencias religiosas (entre las que se encuentra el concepto de Dios como abanderado).
La biología, la filosofía, la astronomía y muchas otras áreas del conocimiento aportan significativamente al entendimiento del Universo y de la naturaleza humana. Dicho conocimiento, cada vez se aleja más de conceptos arcaicos sobrenaturales. Lo sobrenatural alguna vez sirvió como explicación a los diferentes fenómenos, desconocidos hasta algún momento de la historia humana. Sin embargo, el mayor entendimiento de la naturaleza por medio de métodos científicos, ha hecho retroceder significativamente a los conceptos sobrenaturales, dejándolos ya prácticamente obsoletos.
Después de aclarar lo anterior, pasaré a argumentar la razón por la cual un ateo habla tanto de las religiones y de Dios.

Religiones.

Empezando por la Iglesia Católica Apostólica Romana (ICAR), las instituciones religiosas cristianas (por hablar sólo de las religiones y sectas mayoritarias en Occidente), tienen una historia nefasta y siempre ligada a las instituciones políticas y a la obtención y mantenimiento del poder en las monarquías y estados. Es obvio que muchas de sus actividades, las cuales son muy conocidas por la mayoría de personas, tienen un trasfondo movido por intereses económicos y políticos. Ser parte del alto mando de la Iglesia Católica es un símbolo de estatus, además de tener la posibilidad de manejar y controlar masas grandes de gente. Las ideas religiosas originales, surgidas hace varios miles de años, nacieron como respuesta a la maravilla y contemplación de la naturaleza, promoviendo la creación de dioses como el Sol, la Luna, las estrellas, el trueno, el fuego, entre otros muchos; en una segunda fase, a esta primera característica se le añadió la antropomorfización de dichos dioses, para hacerlos, de este modo, más parecidos a los seres humanos, permitiendo una mayor identificación con ellos. Y la tercera etapa, que marcó la consolidación de las etapas oscuras y nefastas que todos conocemos, fue la etapa de politización de dichos dioses y creencias. Entonces, tenemos que los dioses nacieron en respuesta al temor y reverencia, para luego pasar a parecerse a nosotros los humanos, y luego servir como herramientas de manejo de masas. Hoy en día, todo esto convive junto y mezclado en las diversas ideas y creencias sincréticas.
La religión católica ha generado “guerras santas”, inquisiciones, oscurantismo intelectual, y un pobre entendimiento de la naturaleza, situaciones estas que son altamente perjudiciales para cualquier sociedad existente en la historia humana. Y de esta religión católica, surgieron luego grupos disidentes, formando en el transcurso de los últimos siglos, sectas menores, como los adventistas, mormones, evangélicos, bautistas, testigos de Jehová, etc.
La Biblia, también ha sido manipulada varias veces con fines políticos y de manipulación de masas. Es por ello que en dicho libro podemos encontrar bastantes actitudes segregadoras, intolerantes con otras creencias y culturas, y una exhortación al obedecimiento ciego a la autoridad, lo cual suprime automáticamente la curiosidad y el pensamiento crítico. Esta misma Biblia es la que utilizan todos los grupos y denominaciones cristianas.
Por ello, los ateos, sabiendo todo esto, criticamos a las religiones y sus oscuros objetivos, los cuales son muy evidentes pero que muchas personas simplemente obvian consciente o inconscientemente. Quizás para un individuo, las ideas que proporcionan las religiones sean beneficiosas en cierto modo, pero a nivel de sociedades la cuestión se vuelve notoriamente perjudicial.

Dios.

La gente imagina un Dios personal todopoderoso, omnisciente y absolutamente bondadoso, que responde plegarias y hace todo para que sus hijos, los seres humanos, tengan vidas buenas y logren la salvación.
No quiero extenderme mucho en la argumentación de la imposibilidad de esta idea, y las profundas contradicciones lógicas que ella carga, porque muchos otros artículos propios tratan sobre ello. Lo que quiero aclarar es por qué un ateo dedica tiempo a criticar la idea de la existencia de Dios.
Primeramente, un ateo no cree en la existencia de divinidad alguna, simplemente porque no hay evidencia alguna y porque cualquier concepción de esta idea resulta absurda y llena de contradicciones y vacíos.
Sin embargo, es Dios el concepto fundamental de cualquier religión occidental. En el concepto de Dios se basan todas las creencias religiosas y gracias a él se validan cosas como las que aparecen en la Biblia y otros libros sagrados. En estos textos se encuentra la supuesta palabra de Dios dirigida a los seres humanos. Esto no sería nada malo si en dichas escrituras no hubiera toda la serie de actos y comportamientos inmorales y brutales exhibidos por el personaje llamado Dios. Lo curioso es que luego el mismo personaje se contradice y se arrepiente de lo que ha dicho o ha hecho. Esto denota una carencia total de sabiduría absoluta y de poder absoluto, ya que significa que no sabe el futuro y que no prevé las consecuencias de lo que hace o dice.
Mucha gente dice no creer en el Dios que presenta la Biblia, sino en uno con atributos totalmente positivos. El problema es que no hay fuentes que mencionen un ser así, y por supuesto con mayor razón se adolece de evidencias empíricas de ello.
La aceptación general de este Dios y de los dogmas presentes en la Biblia, sumado al hecho de que los creyentes en general consideran a la Biblia como un libro que contiene la base de la moralidad humana y muchas enseñanzas ejemplares (sin ser verdad), es el motivo por el cual los creyentes moderados proporcionan, sin querer, la base y el apoyo inconsciente a los grupos de fanáticos religiosos. La distinción entre ambos es a veces difícil de ver a simple vista. Los límites entre creencia moderada y fundamentalismo religioso, a veces son muy difusos y constituyen una cuesta resbaladiza.

Conclusión.

La crítica a las religiones se basa en el perjuicio a la sociedad que ellas causan en materias diversas. Sus enseñanzas contribuyen a la ignorancia desde el momento que dichos dogmas rechazan la ciencia y la obtención de conocimiento por los seres humanos, catalogándola como algo imperfecto y que conduce a un camino erróneo. Para ellos, la Biblia es la única fuente de verdades absolutas e inmutables.
Por su parte, la crítica a la idea de la existencia de Dios, se basa en el hecho de que es la semilla de todo fundamentalismo y de toda posible malinterpretación de los fenómenos naturales, que van desde el mal entendimiento de la psique humana, hasta los orígenes de los seres vivos y del Universo.
La ciencia es una tarea que contribuye a aumentar el conocimiento humano del Universo, pero que se ve obstaculizada en cierta medida por dogmas retrógrados y obsoletos. Cuando la ciencia toca temas médicos o de índole meramente práctico, las religiones y los religiosos aceptan dicho conocimiento. Sin embargo, cuando la misma ciencia, con los mismos conocimientos integrados, toca temas más cercanos a nuestros orígenes y a la naturaleza de nuestro modo de pensar y nuestra posición en el Universo, esos mismos religiosos y esas mismas instituciones ponen el grito en el cielo. Lo que muchos no saben es que todos los conocimientos de la medicina clásica encajan perfectamente con el proceso evolutivo y son explicados perfectamente por el mismo proceso.
Esa actitud intolerante y contradictoria es la que impide el desarrollo del ser humano como individuo y el desarrollo y la evolución de nuestras sociedades.

miércoles, 28 de enero de 2009

Debate: Fundamentalismo Cristiano vs Racionalismo Ateo. Parte III.

4. Artículo La Visión Bíblica de la Ciencia. (Por Alberto Sánchez)

Resumen del artículo:

Muchos no-Cristianos, y demasiados Cristianos, son de la opinión de que la ciencia (es decir, las ciencias físicas o naturales) son un creciente cuerpo de verdades sobre el universo. El progreso de la ciencia, sus triunfos tecnológicos, se nos dice, demuestran su veracidad. La ciencia es aparentemente inexpugnable. Después de todo, funciona, ¿o no? ¿Y no es el éxito la medida de la verdad?
Siendo este el caso, cuando la Biblia y la ciencia parecen estar en oposición, necesitamos reinterpretar la Biblia.
… Hablar en contra de este estilo de pensar científico es casi una blasfemia en algunos círculos, porque, para muchos, la ciencia es el dios de este siglo. Sin embargo, esa es precisamente la intención de este ensayo, blasfemar al dios de la ciencia. La ciencia, como veremos, no es el revelador principal de la verdad. De hecho, la ciencia no es capaz de revelar ni una sola verdad en lo absoluto.
… Entonces, ¿cuál es la visión Bíblica de la ciencia? La ciencia nos permite cumplir el mandato de Génesis 1:28: “Dios los bendijo y les dijo [a Adán y Eva]: “Sean fecundos y multiplíquense. Llenen la tierra y sométanla. Ejerzan dominio sobre los peces del mar, sobre las aves del cielo y sobre todo ser viviente que se mueve sobre la tierra.” La ciencia nos provee direcciones para hacer cosas, u “operar”, en este mundo. No nos explica cómo funcionan las leyes de la naturaleza, ni tampoco nos define ni nos describe las cosas con exactitud. La ciencia no descubre verdades; es un método para dominar y utilizar la naturaleza; es meramente una disciplina práctica que nos ayuda a vivir en el universo de Dios y a someterla.
… Albert Einstein, por ejemplo, hablando acerca de nuestro conocimiento del universo, dijo: “No sabemos nada sobre él… La verdadera naturaleza de las cosas, eso jamás lo sabremos, jamás.” El filósofo británico Karl Popper escribió: “Sabemos que nuestras teorías científicas siempre se quedan en hipótesis… En la ciencia no hay conocimiento, en el sentido en que Platón y Aristóteles comprendieron el término, en el sentido que implica finalización; en la ciencia jamás tenemos suficientes razones para la creencia de que hemos alcanzado la verdad.” Popper siguió diciendo: “Incluso puede ser demostrado que todas las teorías [científicas], incluyendo las mejores, tienen la misma probabilidad, esto es, cero.” Más adelante Bertrand Russell, de quien citaremos abajo, aseveró que todas las leyes científicas están basadas en argumentos falaces.
… La ciencia tiene su lugar en la filosofía Cristiana, y un lugar importante. Pero la ciencia jamás debe ser vista como un medio para aprender verdades. La verdad se encuentra sólo en las Escrituras; la Biblia tienen un monopolio sobre la verdad. Es la Palabra de Dios la que debe ser creída, y no los experimentos de los hombres. Como Robbins ha dicho: “La ciencia es falsa, y deberá ser siempre falsa. Las Escrituras son verdaderas y deberán ser siempre verdaderas. El asunto está tan claro y tan simple.”


Comentarios al artículo:

Daniel dijo: ¿Y acaso la Biblia proporciona verdades? ¿Cómo sabe Ud que lo que dice en la Biblia es la palabra de Dios? ¿Cómo sabe Ud que Dios existe?Si analiza bien la Biblia, va a encontrar bastantes cosas que se contradicen con la naturaleza y con la supuesta moral cristiana. Va a ver a un Dios genocida, vanidoso, misógino, malvado, etc.
Las citas que ha hecho Ud de algunos científicos están tomadas fuera de contexto y malinterpretadas por Ud. Muchas de las cosas que ha mencionado acerca del funcionamiento de la ciencia son completamente erróneas. Para que se de cuenta, investigue y lea detenidamente qué es lo que hace la ciencia y qué métodos utiliza y cuándo.Saludos.

Paulo dijo: Daniel. Acá tenés todos los artículos escritos sobre este tema, podes investigar tranquilo.
Es un tema un poco largo de explicar, así que investiga en estos artículos.http://lasteologias.wordpress.com/enlaces-relacionados-con-el-tema-de-la-biblia/
Saludos

Anónima_40 dijo: Daniel, los creyentes tenemos fe, nacemos con ese qué se yo que nos hace creer en la Dios, por ende en la Biblia., También pienso que es un Dios celoso, vanidoso vengativo y en fin , igual de rabia a veces, pero “existe” y no tenemos que tener resentimiento.. El sabe lo que hace y el porqué, pero nos ama como somos (y harto malandras e insoportables que somos) y también lo amamos como es.

Renton dijo: No, no nos ama como somos, si fuera así, Jesús no habría tenido que venir a morir por nuestros pecados.
Toda persona que tiene fe, crucifica su antiguo yo en la misma cruz de Jesús y -gracias al Espíritu Santo que mora en nosotros- nos vamos transformando a lo largo de toda nuestra vida en un nuevo hombre, el cual, es moldeado a imagen de Jesús.
O sea, lo contrario de como somos antes de tener fe… con lo cual se demuestra que dios NO nos ama tal como somos.

Anónima_40 dijo: Renton, lamentablemente no me sé los pasajes de memoria como Uds., pero tenía entendido, según la Biblia, que su amor es incondicional…y el nuestro hacia El? se nos dice que nos ama como un padre, yo a mis hijos los amo con sus defectos y virtudes , no les quito mi amor jamás, no los abandono, los encamino bien y sufro mucho que por sus errores la pasen mal., pero eso de no amarlos como son… no me parece.
Cariños

Renton dijo: Dime entonces, por qué Jesús debía morir en la cruz? ¿Por qué era importante que llevara nuestros pecados? ¿Por qué debía justificar a los creyeran en Él?
No, su amor NO es incondicional porque en caso contrario Él no sería Justo. Y Santidad, Justicia y Amor son sus atributos más destacables los cuales se nos dieron a conocer en la cruz.

Daniel dijo: Pero en la Biblia dice que Dios no perdonará a los pecadores, que será duro y cosa como esas. En verdad, como dice Anónima_40, un padre verdadero no haría eso. Y es que la idea de Dios fue creada para atemorizar gente. Aún hoy, el pensamiento cristiano tiene en cuenta bastante el temor y el sufrimiento como parte de los medios de salvación: mientras más sufre uno, más agradable a la vista de Dios. Eso es lo que dice la Biblia y lo que creen muchas personas cristianas.
En la misma Biblia, Dios manda asesinar pueblos enteros (incluidos mujeres, niños y ancianos), y muchas otras cosas increíbles si tomamos en cuenta que lo que proviene de un Dios todopoderoso y absolutamente bueno, tendría que ser algo totalmente distinto.Y para no hablar solo de Dios, sino también de Jesús, ya que todas sus palabras no son como nos las pintan, citaré un par de frases suyas (según la Biblia):
Por ejemplo, Jesús, en Lucas 14, 26 dice algo terrible: “Si alguno viene a mí, y no aborrece a su padre, y madre, y mujer, e hijos, y hermanos, y hermanas, y aun también su propia vida, no puede ser mi discípulo.”
¿Cómo se toma eso?
O por ejemplo, Jesús dice también en Mateo 10, 34: “No crean que he venido a traer paz. No vine a traer paz sino espada.”
¿Cómo se toma eso?
Saludos.

Renton dijo: Daniel: como dice Anónima_40, un padre verdadero no haría eso.
El padre que quiere a su hijo, lo disciplina Daniel. Si tu hijo empieza a tontear con las drogas, por su bien, por amor a él, le castigarás y te cuidarás por todos los medios de que no caiga en el infierno de las drogas. No te olvides que desde un punto de vista creyente, lo verdadero, lo correcto es lo que establece Dios.
“el pensamiento cristiano tiene en cuenta bastante el temor y el sufrimiento como parte de los medios de salvación.”
Incorrecto, la Biblia define “temor de Dios” como odio al pecado el problema es que casi nadie sabe eso; En cuanto a lo del sufrimiento, confundes salvación con santificación. Sufrir por Dios es un honor reservado a unos pocos.
“Si alguno viene a mí, y no aborrece a su padre, y madre, y mujer, e hijos, y hermanos, y hermanas, y aun también su propia vida, no puede ser mi discípulo. -¿Cómo se toma eso?”
Se toma como coherencia, el mayor mandamiento de la Biblia es Amarás a Dios sobre todas las cosas, no recuerdas?
“No crean que he venido a traer paz. No vine a traer paz sino espada. -¿Cómo se toma eso?”
Se toma como que mal interpretas ese pasaje. La espada de la que habla Jesús es la espada que separa lo santo del pecado, Dios del anticristo, la luz y la oscuridad, etc…

Daniel dijo: Yo no malinterpreto, ¡lo dice explícitamente! Sé que el padre que quiere a su hijo lo disciplina, pero no haciéndolo sufrir. El amor no es igual a sufrimiento; el amor es compartir con otra persona sentimientos bonitos y mutuos y que lo último que debería significar es sufrir o ser torturado por amor. Por ejemplo, yo amo a mi familia y a mi novia, pero tener la necesidad de sufrir para ver completo ese sentimiento de amor, no me parece necesario en absoluto.
Por otro lado, una cosa es decir que hay que amar a Dios primero y otra es decir explícitamente que hay que aborrecer y dejar de lado a la familia. Por último, Jesús dice explícitamente “no vengo a traer la paz…”; esta parte no me parece que deba ser interpretada de ninguna manera porque dice las cosas muy claras.
Si yo digo “me gusta leer”, no hay interpretación alternativa alguna que sea válida, porque estoy diciendo algo muy claro.
Saludos.

Paulo dijo: Le esta hablando a los que iban tras el como discípulos.Aborrecer no significa no amar. Significa no poner en primer lugar. Es una expresión que no es muy buena traducción. Yo no aborrezco a mis padres y si sigo a Cristo.Significa no poner pretextos a la hora de aceptar el llamado al discipulado, significa estar dispuesto a seguirle cualquiera sea el costo, aunque tu familia se oponga, aunque tu mujer no quiera, debemos estar dispuestos a poner en primer lugar en “nuestros afectos” al Señor. No es aborrecer literalmente. Es no anteponer en orden de importancia a la hora de tomar una determinación. Jesús tiene palabra de vida eterna. Ningún ser humano la tiene, Él promete que los que le siguen, a su tiempo les dará la salvación de sus familias. Y eso lo hemos visto muchísimas veces comprobado. Alguien que se convierte a Cristo primer y aun con opción, pero luego, al tiempo, la familia también se convierte. A veces las traducciones no ayudan mucho. Hay que mirar el griego, que es más amplio en contenido que el español.
Daniel, Renton es muy radical a la hora de explicar las cosas, Tenle pacienciaY son temas muy difíciles estos. Mas de uno se rebela contra Dios por no comprender lo que significa servirle y amarle a el. Cuesta mucho entenderlo, pero no hay otra opción. O le amamos o le dejamos. Y donde iremos, donde nos esconderemos de su presencia, quién como el, siempre nos esta bendiciendo, ayudando, perdonando, acompañando y estaremos con el por la eternidad. Pablo se llamo esclavo de cristo, prisionero de Cristo.Recuerdas?Saludos

Daniel dijo: Paulo, ¿te refieres a este Pablo?:
http://naturalezayracionalismo.blogspot.com/2008/11/la-biblia-y-san-pablo-una-falsa-moral.html
Saludos.

Paulo dijo: Oye, y vos cuando declaraste la guerra? Estas trayendo misiles desde Irán, cananeo? Piensas tirarme con bombas de fósforo?
Que partes de este artículo deseas que te responda? no pensaras que me voy a quedar de vela para responderte no? O que se me quita el sueño. Señálame las preguntas, y las vamos conversando ¿Si?
Saludos

Paulo dijo: Pablo consideraba inminente la parusia, por eso les dice, ya que el celibato tiene sus ventajas en que se dedica el discípulo todo el tiempo a Dios y no tiene ni problemas conyugales ni preocupaciones económicas ni nada. Pero no todos tienen don de castidad, solo a los que el Señor se las da. Por eso, si no aguantan quedarse solteros, pues que se casen con otro cristiano. Les da instrucciones matrimoniales, que no se nieguen sus cuerpos, ya que la relación sexual no es mala. La iglesia de Corinto estaba influenciada por los gnósticos que consideraban la materia mala y por legalistas que prohibían casarse, mandaban circuncidarse, etc.
Se habían formado varios grupos disidentes dentro de la iglesia, Y Pablo les escribe exhortándoles. Incluso había pecado grosero, entre algunos asistentes gentiles, ya que los corintos eran muy inmorales. Habían ingresado muchos nuevos, pero sin conversión y mantenían aún la cultura de la ciudad de Corinto. Pensaban que el cuerpo no pecaba y que no era problema tener sexo ilícito. Mañana sigo.
Saludos.

Paulo dijo: La ciencia no esta prohibida, muchos cristianos son científicos. Lo que es malo es la especulación filosófica anticrística. Solo eso.
Saludos.

Paulo dijo: Todos tenemos algún tipo de duda sobre algo que desconocemos.Dudar no necesariamente es pecado, o esta mal. Si dudo, es porque pienso y eso es parte de la existencia. Prefiero navegar en el mar de la duda que hundirme en el pantano de la incredulidad
Sobre la fe:
La Biblia de las Américas (© 1997 Lockman) Ahora bien, la fe es la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve.
La Nueva Biblia de los Hispanos (© 2005 Lockman) Ahora bien, la fe es la certeza (sustancia) de lo que se espera, la convicción (demostración) de lo que no se ve.
Reina Valera (1909) Es pues la fe la sustancia de las cosas que se esperan, la demostración de las cosas que no se ven.
Sagradas Escrituras (1569) Es pues la fe, la sustancia de las cosas que se esperan, la demostración de las cosas que no se ven.
Moderno español. La fe es la constancia de las cosas que se esperan y la comprobación de los hechos que no se ven.

Paulo dijo: El primer pecado de la humanidad fue la desobediencia y la rebelión contra Dios y Creer las mentiras de Satanás.

Daniel dijo: Paulo, si te refieres a mi, no he declarado la guerra a nadie, solo debato. Disculpa si te sueno un poco irónico, pero mi objetivo acá es debatir y hablar algunos temas. No es necesario que te amanezcas para responder. Si digo algo es para reflexionar. No siempre pretendo una respuesta kilométrica.
Saludos.

Paulo dijo: Ok. Entonces hacemos un alto el fuego. Pero si tiras con munición pesada, yo apelare a “la guerra licita”, como dijo San Agustín y Santo Tomas de Aquino.Vos debatís tranquilo, y yo en la medida de mis limitaciones humanas, te responderé, sin problema. Yo no censuro, pero sé en quién he creído, eso si, pero no tengo todas las respuestas, Dios no dejo la Biblia para satisfacer nuestra curiosidad intelectual sino para perfeccionarnos moral y espiritualmente. Nosotros adoramos al Dios que se revela en la Biblia, no la Biblia ni la teología ni la filosofía. Estas son simplemente herramientas para entender mejor la doctrina cristiana, de una manera organizada y sistemática y racional, nada más.
Pero sin fe es imposible agradar a Dios. No soy fundamentalista, acá tenés lugar para opinar y charlar. Pero si pretendes hacernos dudar de Dios o de la moral de alguien que la misma palabra del Señor no censure, vas por camino equivocado.No censuro, porque no me gusta, no echo a nadie, pero si me buscan cosquillas, o no respondo o respondo con lo que mejor conozco, que es la Palabra del Señor.No sabré tanto de teología ni sé un pito de filosofía, este es mi primer articulo sobre ética, escrito por mi. Así que recién empiezo a reflexionar en estos temas, que son muy complejos. Se mezclan la lógica, la filosofía, la religión, los sentimientos, la historia, etc. Tenés para entretenerte un rato con las respuestas, así a vuelo de pájaro, sin profundizar mucho, te respondí algo; si queda algo, pues me lo avisas y si está a mi alcance el responder, con gusto.
Saludos cordiales.
Paulo.

Ricardo dijo: yo creo que Daniel esta malinterpretando las escrituras bíblicas…los textos deben ser apoyados por el contexto narrativo del suceso al cual se hace mención. Otra cosa: va a sonar duro pero de todas formas lo diré... Dios no toma sus decisiones pidiéndole consejo a algún humano para ver si es correcto su proceder o no… ¿simple no crees? él destruye, él crea, él ama, él aborrece, él quita, él da… cuando comprendamos que todo es por Él y para Él y que nada nos pertenece sabremos que este Dios es todopoderoso y soberano (siempre lo ha sido y lo será) , no importa si te guste o no… bendiciones …y un saludo Paulo que he estado alejado eh?

Daniel dijo: Ok Paulo. Pero según lo que me has dicho, entonces yo que no soy un santo pero tampoco una persona mala ni que perjudique a nadie, debo ser un apestado del Dios bíblico, ya que yo no vivo en base a la fe, sino a la búsqueda de respuestas en base al racionalismo y a los hechos.
De todos modos, no pretendo “convertir” a nadie. No pretendo eso acá ni tampoco pretendo imponer ideologías. Eso es cuestión de cada uno. Pero eso sí, si de perjuicio hacia los propios humanos se trata, ahí si pongo mi voz en alto. Además, viendo que tu fe (y la de muchas otras personas) está bastante arraigada, sería imposible casi cambiar las creencias inmutables que poseen.
Un saludo.



5. Artículo ¿Podemos Creerle a la Biblia? (Escrito por Scott Ashley)

Resumen del artículo:

A muchas personas no les gusta la idea de que alguien les diga qué hacer, por lo que rechazan la noción de un Dios que tenga la más mínima injerencia en la forma en que deben vivir.
Algunos famosos evolucionistas lo han reconocido abiertamente…
… Desde luego, aquellos que descartan la idea de un Dios deben rechazar también la idea de la veracidad de la Biblia y la posibilidad de que sea la palabra inspirada de ese Ser divino.
… Pero ¿qué es lo que indican los hechos? ¿Podemos creerle a la Biblia? ¿Qué revelan las pruebas históricas encontradas al excavar el polvo del Cercano Oriente? Para quienes estén dispuestos a examinarlas objetivamente, estas pruebas señalan claramente que la Biblia es precisa y veraz.
… Definitivamente, en la cultura occidental se libra una batalla en contra de Dios y la Biblia. Este artículo ha examinado algunas de las pruebas contenidas en un solo museo en Turquía. Hay varios museos más que exhiben hallazgos similares y que verifican muchas otras partes de la Biblia: el Museo Británico en Londres, el Louvre en París, el Museo de Pérgamo en Berlín, el Instituto Oriental de la Universidad de Chicago y el Museo de Israel en Jerusalén, entre otros.
Irónicamente, quienes sostienen los más vehementes argumentos en contra de la Biblia, por lo general afirman que los que creemos en ella basamos nuestras creencias en la ignorancia y la superstición. Pero en realidad, cuando uno examina seriamente las pruebas, la verdad es precisamente lo opuesto. Quienes no creen en la Biblia son los que muestran que sus creencias sólo se apoyan en la ignorancia y la superstición.
Muchos de ellos simplemente nunca han analizado seriamente las pruebas y en muchos casos parecen desconocer que ciertas cosas, como las que mencionamos en este artículo, siquiera existen. Pero usted no tiene que permanecer en la ignorancia. Ciertamente puede creerle a la Biblia. Su veracidad ha sido puesta a prueba una y otra vez, y continúa siendo confirmada año tras año a medida que los arqueólogos y eruditos desentierran la historia en las tierras bíblicas

Comentarios al artículo:

Daniel dijo: Paulo, ¿sabías acerca de los concilios de Nicea y Trento? Resulta que ahí se manipuló bastante todo lo que hoy conoces como Biblia. En Nicea (año 325) se hizo una revisión y se tomaron decisiones para ver qué debía ir y que no. Lo mismo pasó en Trento casi 1200 años después.
Entonces, sabrás también que hay varios libros que han sido suprimidos de la versión oficial moderna de la Biblia ¿No? Entonces, ¿cómo se puede denominar poseedor de verdades absolutas a un libro manipulado con fines políticos e intereses personales sucios y oscuros (de los Papas, curas, monjes y otros de la historia de la Iglesia Católica)? Además de esto, hay otros testamentos y otros libros en general (conocidos como apócrifos) los cuales por decisión de los Papas (con los cuales no creo que estés de acuerdo, y yo menos) se dejaron de lado. Por supuesto, dichos libros no son “apócrifos” literalmente, ya que apócrifo significa falso y resulta que son de la misma índole que los que ahora aparecen en cualquier Biblia que existe en circulación. Todas esas versiones que siempre citas han sido manipuladas así.
Después de saber todo esto, una vez más me pregunto ¿cómo se puede decir y afirmar campantemente que la Biblia posee verdades absolutas y que es la palabra indiscutible de Dios? Más bien será la palabra indiscutible e inmutable de todos aquellos Papas y demás interesados en mantener el “orden” y el poder de su institución durante siglos, y de las autoridades religiosas de la actualidad (que, por ejemplo tiene carta libre sin igual en términos económicos, sociales, etc.). Las diferentes denominaciones religiosas cristianas (adventistas, mormones, testigos de Jehová, bautistas, evangélicos, etc) derivan de la Iglesia católica. Y las Biblias que leen y muchas otras cosas han sido impuestas y han permanecido hasta ahora gracias a la Iglesia católica, que reinó y manejó a su antojo el cristianismo (y los estados, gobiernos, monarquías, poder militar y económico, etc) durante más de 1500 años.
Por ejemplo, te recomendaría que leas al teólogo e historiador Bart Ehrman (antes cristiano y luego, producto de sus intensas investigaciones acerca de la Biblia, la historia y la arqueología, convertido en ateo). Y no es un caso particular y raro. Otro ejemplo es el del predicador Dan Barker, que de ser pastor de una denominación cristiana evangélica, se volvió ateo por las tremendas incongruencias existentes en las doctrinas religiosas: http://www.youtube.com/watch?v=wuaArqpuBsc
Un caso más cercano es el de Ferney Yesyd Rodriguez, compañero mío de edición de la página SinDioses.org. Él era adventista, con muchos deseos de ser pastor y cuando empezó a estudiar biología, se encontró con el tema de la evolución. Entonces se puso a investigar acerca de la evolución, pero no para buscar pruebas a favor, sino para refutarla. Lo que encontró fue algo inesperado para él: pasó del teísmo casi fanático al ateísmo racionalista. Puedes leer más de él en:
http://www.sindioses.org/quienessomos.htmlY así, casos como estos hay a montones, y por razones de peso.
Bueno Paulo, creo que me extendí mucho. Y una vez más disculpa si sueno un poco airado, pero es que se me hace agotador ver que los argumentos racionalistas y los hechos se hacen a un lado para seguir con las creencias inmutables. De todos modos, mi intención es hablar del tema dando datos y fuentes para que tu o cualquier otra persona puedan revisarlas y leerlas. Espero que revises la información que envío, así como yo me tomo el trabajo de leer los artículos y pasajes bíblicos que me recomiendas.Ah, y una última aclaración: el pasaje ese que me enviaste de Juan, lo leí. Me di cuenta que estaba en chino, pero al lado vi la opción de escoger el idioma, y listo =)
Un cordial saludo.

Paulo dijo:
http://lasteologias.wordpress.com/2008/01/15/¿que-creia-la-iglesia-primitiva-acerca-de-la-autoridad-de-las-sagradas-escrituras/

http://sujetosalaroca.org/2009/01/24/institucion-de-la-religion-cristiana-161-al-1813/




Así termina la discusión: sin respuestas a las claras preguntas que le realicé. Lo único que hizo Paulo fue citarme una y otra vez pasajes bíblicos sin siquiera responder qué piensa de todo lo que le comenté acerca de la veracidad de la misma.
En fin, al parecer el debate no llegará a nada, así que creo que por mi parte fue todo.

Debate: Fundamentalismo Cristiano vs Racionalismo Ateo. Parte II.

2. Artículo La Guerra es “un monstruo grande y pisa fuerte”. (Escrito por Paulo Arieu).

Resumen del artículo:

… Me pareció muy triste ver miles de heridos y tantos muertos en una guerra entre vecinos que data desde hace siglos, cuando los hebreos entraron a la tierra prometida, a capa y espada, degollando los habitantes de esas naciones que habitaban la Canaán, por orden del Señor, para tomar posesión de esa tierra. Un genocidio, sin duda, que enfurece a los ateos y pacifistas que no entienden el porque de esa orden divina, que les suena absurda.
… San Agustín de Hipona, uno de los Padres de la iglesia romana, alegaba la protección del inocente contra el mal, y en De Cevitate Dei (La Ciudad de Dios) afirma que para el cristiano “vale más soportar el mal que cometerlo.”
San Agustín definió su teoría de la guerra justa (bellum justus) y la expone así:
“El soldado que mata al enemigo, como el juez y el verdugo que ejecuta a un criminal, no creo que peque, ya que al actuar así, obedece a la ley.”
Esto es, parece que San Agustín asume que una guerra justa no es puramente punitiva, sino reparadora de injusticias, y es esta enmienda lo que justifica moralmente a las guerras.

Comentarios al artículo:

Daniel dijo: Las guerras responden únicamente a intereses de los seres humanos. Lo peor de todo es que se concientiza a millones de personas para pelear por intereses de unos pocos poderosos interesados económica o políticamente en que dichas guerras sucedan.Sin embargo, y creo que aquí sí disentiremos, es que la Biblia misma (también El Corán y cualquier otro libro considerado como sagrado) contienen bastantes historias en las que se alienta a las guerras. En muchos pasajes, el mismo Dios bíblico ordena ir a saquear pueblos enteros y matar gente, etc. esto, a mi parecer es en extremo peligroso, porque mucha gente dirá: “¿Si lo dice Dios, por qué habría de estar mal?”.Lo que pienso es que, al margen de las convicciones, creencias, o tendencias políticas, todo ser humano posee algo que nos es de mucha utilidad: la razón y el análisis.Lo único de lo que tenemos que darnos cuenta es que si hay guerras es por intereses de algunas minorías, y que muchas cosas como el patriotismo ciego, la religión ciega y cosas que agrupan gente etiquetándolas, son el punto de partida para guerras y masacres, que generalmente tienen como ingrediente principal, los odios ancestrales.Carl Sagan, decía una vez en un documental: “Un organismo que esté en guerra consigo mismo, está evidentemente perdido”. Y con la palabra “organismo” se refería metafóricamente a la humanidad entera.
Un saludo.

Paulo dijo: Hola, creo que te equivocas, por desconocimiento de las escrituras. Dios no ordena ir a la guerra, en absoluto. Por cierto en el próximo artículo, y por eso te pedí tu opinión, hablaré sobre la guerra en la Biblia, a modo general. No se puede acá hacer monografías, mucho trabajo y nadie lo valora, o viene otro y se lleva todo tu esfuerzo por ahí sin decir ni gracias.
Dios le entrego una tierra, la Canaán a Israel, o Palestina, tierra de Israel. Pero esa tierra esta ocupada con pueblos paganos totalmente echados perder, con costumbres que afectaban a Israel, de donde vendría el Mesías al mundo, y lo alejaban vez tras vez del plan de Dios. Por lo que entendemos de la Biblia, no había esperanzas de cambio de cultura y cosmovisión de esos pueblos. Estaban totalmente alienados y echados a perder. Dios le ordenó a Israel que tome posesión de esos pueblos y destruya esas naciones. Esas naciones eran enemigas de Dios y lo serían de Israel. Dios debía preservar ese pueblo, porque tiene propósitos y aun los tiene. La paz mundial tan anhelada por todos, vendrá a Israel, cuando el Mesías regrese por segunda vezSi Dios no actuaba así, esos pueblos arrastraban a sus costumbres paganas a Israel y su plan se vería frustrado. Y él es soberano, él tiene un plan con este mundo y lo va a concretar.Pero él no mandaba a pelear con cualquier nación, sino con las de Canaán. Y defenderse de los ataques de las otras potencias. Pero luego que vino Cristo, todo cambió. Israel debía evangelizar las naciones, pero no lo hizo. Desobedeció vez tras vez, como hacemos nosotros. Pero él no mandó más a la guerra. Si lees el Sermón del Monte, te darás cuenta que Jesús llama bienaventurados los pacificadores.
Espero te haya aclarado algo. Pregúntame y si puedo te respondo. Y seguimos con este análisis, que es parte del segundo artículo que más adelante pienso escribir.SaludosPaulo.

Daniel dijo: Claro Paulo, pero decir “no matar” debería ser no matar a NADIE, y no sólo no matar a los que estén de acuerdo con tus doctrinas. Las personas de Canaán que aparecen en la Biblia, son consideradas como enemigos y como dignos de ser asesinados. ¿Y qué de sus niños, mujeres y ancianos? Sobretodo en el caso de los niños, no creo que sea justificado que sufran debido a las acciones de los demás adultos. Si no, estarías justificando plenamente lo que sucede en Gaza. Tantos niños muertos, despedazados y todo eso, solo porque los adultos son como son. Ni hablar, yo no estoy de acuerdo con eso.
Además ¿qué es pagano? según la Biblia, alguien pagano es únicamente el que cree cosas diferentes al cristiano; nada más que eso. ¿Adorar a otros dioses? ¿y qué? ¿Acaso para esos pueblos los cristianos no serían también el equivalente de paganos? Y además, el cristianismo deriva sus tradiciones y muchas de sus ideologías y conceptos de culturas “paganas”, entre ellas, Roma, Egipto, entre otras muchas.
Dios como ser todopoderoso debería ser más bien capaz de evitar una guerra innecesaria de otra forma, total, se le considera como absolutamente poderoso ¿no?
Un saludo.

Paulo dijo: El mandamiento “no matar” es no matar injustamente, porque sí nomás.Siempre se entendió que la defensa propia esta exceptuada.
Te entiendo tu posición. Parece cruel, pero esas naciones estaban totalmente echadas a perder. Cuando una nación estaba echada a perder, Dios la cortaba de la faz de la tierra.Sé que es difícil de entender, pero esas naciones ya estaban dañadas probablemente en su genética (no te lo puedo demostrar científicamente, pero la Biblia dice que la maldad pasa a tercera y cuarta generación)
Hay tradiciones que son inofensivas, no afectan la espiritualidad del cristiano.No todo lo que hay en el mundo es malo. Hay que saber discernir lo malo y lo bueno.No todo lo que creen los cristianos es romano o griego o persa, cuidado, que mas allá de las similitudes, no pasa de ahí. Las guerras provienen del corazón, y Dios frena muchas guerras, siempre tiene formas de evitar que sean peores aún.Fíjate como Dios usó la 2da. Guerra Mundial para que se cumplieran las profecías con Israel.Hasta que Cristo no venga por 2da vez, van haber guerras y rumores de guerra.¿La forma de parar la guerra? Obedecer la escritura. Cuando no se la obedece, viene la guerra. Y las pestes, y muchísimas cosas, cuando más maldad hay parece que el mundo enloquece. Debe haber una relación entre la maldad, la espiritualidad de las naciones y la prosperidad o no de las naciones. Nación que se aleja de Dios, espiritual y moral, se derrumba, fíjate en la historia. Y las profecías del libro de Daniel.
Los imperios van pasando, pero Israel permanece hasta el fin y ahí va a gobernar Jesús las naciones con paz durante un milenio. Hay una relación en todo este tema con el pecado, es un tema ontológico difícil de entender para el que no es cristiano. Pero esa capa de hipocresía que tenemos todos dentro, la Biblia lo llama naturaleza pecaminosa. Y ese es el problema, cuando Cristo no la controla.
Saludos

Paulo dijo: ¿Adorar a otros dioses? Detrás de esos dioses hay fuerzas y poderes espirituales, no es nomás una creencia u otra. El príncipe de este mundo, Satanás recibe adoración cuando se adora otros dioses. Y nuestro Dios nos cela, y no quiere que nos contaminemos espiritualmente con esos poderes.
Saludos

Daniel dijo: Bueno, lo último que has dicho acerca de las guerras y de lo que dice la Biblia sí me ha parecido bastante fuera de lugar. ¿Dios ha utilizado la 2a guerra mundial? Discúlpame Paulo, pero ante actitudes como esa, no puedo evitar decir ¡Qué clase de Dios es ese! Un Dios absolutamente bueno, primeramente no dejaría siquiera que se inicie una guerra. ¿Cómo? Primeramente mostrándose, así la gente no se molestaría en creer a ciegas, sino vería que Él está ahí y sería todo mejor. Es como mis padres por ejemplo. Yo no necesito creer en la existencia de mis padres para respetarlos; ellos existen y los respeto y amo mucho. Y así como no creo en la existencia de Dios, tampoco en la de Satanás. Me parecen ambos personificaciones de conceptos humanos: el bien y el mal; nada más que eso. Y cuidado con lo que estás diciendo, porque gente un poco más apegada a sus creencias que piensan como tu en cuanto a las guerras y eso, son los que matan en nombre de Dios y lo ven justificado. ¿Cómo Dios permitiría la muerte de millones de personas, muchas de ellas inocentes, sólo para justificar que “la gente estaba perdida”?. No pues, eso sí me parece indignante Paulo. Ojo que no voy contra ti, sino contra esas ideas, que no pueden ser buenas para nada.Saludos.

Paulo dijo: ¿Dios ha utilizado la 2a guerra mundial? No sé de que manera explicarte lo que significa “uso”. Dios tiene un plan con el mundo éste y lo va ejecutando.Después de la guerra se empezaron a cumplir profecías de la Biblia respecto a Israel. Dios utiliza hasta lo que a nosotros nos parece malo para cumplir su planes.No sé de qué manera Israel comprendió que debía volver a su tierra, y empezaron a volver. La expresión “uso” sé que no es clara, ya que desconozco la manera de explicártelo.Será que luego del holocausto, Israel tomo la decisión de retornar a su tierra.Estaba dicho que Israel volvería y empezaron a volver de todas partes del mundo hacia su tierra. Eso era un desierto, y un grupo de sionistas les había ido comprando a los árabes esos terrenos desérticos y sin valor para nada, y empezaron a trasformarlo.Como Dios utiliza lo que a nuestros ojos es caótico, y por cierto lo es, para que se cumplan sus promesas. La expresión “uso”, implica una participación, pero no es que usó la guerra, sino que a partir de ahí, Israel empezó a “entender” que debía volver.Es como las aves que saben que deben regresar cuando llega el invierno a su territorio.Yo estuve leyendo acerca del milenio, para este artículo, pero no pude agregarle todo lo que deseaba. Muchas profecías se cumplieron literalmente en Israel, que parece coincidencia, y sí, es coincidencia, estaba dicho y se cumplió, qué coincidencia, pero en Dios no hay coincidencias, hay propósitos.

Sergio Alonso dijo: Pauloarieu, haz el favor de reflexionar sobre lo siguiente:
1. Este Dios, que nos ha creado y del que todos somos hijos según tu forma de ver, elimina a naciones que están “echadas a perder”, naciones que están dañadas ya que la maldad se extiende hasta la tercera y cuarta generación. ¿¿¿Que clase de Dios de cuarta categoría es este creador que tiene queeliminar de la faz de la Tierra tales naciones, “porque le salieron mal”??? Llamas a esto un Dios???
2. ¿Cómo es que este Dios Padre tiene hijos dilectos a los que favorece endetrimento de los otros?…y cuando digo detrimento digo muerte, masacre, sufrimiento, desolación, pestes, y toda clase de maldiciones… ¿Qué clase de padre sucio, maligno y malparido es este Dios al que tanto justificas con toda clase de argumentos ad-hoc?3. Tu argumento del uso de la guerra para que Israel comprendiera quetenía que volver es cuanto menos patético y típico de un creyente fanatizado al extremo de la supresión del raciocinio. Si la Biblia tiene innumerables pasajes en los que Dios habla al pueblo de Israel, a través de profetas, elegidos y alcahuetes de distinto porte,¿por qué usaría una guerra con todas las miserias y sufrimientos que esoacarrea, cuando podría haber utilizado su método tradicional, que silo eligió antes debe haber sido porque funcionaba…¿¿¿o dudarías de lacompetencia de tu Dios bíblico???
4. Para finalizar, tus referencias al Plan Divino me dan nauseas. Como dice George Carlin, ¿si Dios tiene un plan divino, cual es el objeto de rezar? Si lo que pides no esta en el plan de Dios, no esperaras que Dios Todopoderoso y Omnipotente modifique su plan divino solo porque tu quieres algo…así es que por mas que tú lo pidas con rezos y oraciones, ese “algo” que tu quieres no se cumplirá. En este caso no tiene sentidorezar. Ahora bien…si en cambio, ese “algo” estaba en el plan divino, Dios lollevara a cabo no importando si lo pides tu o no…entonces, ¿que objeto tiene rezar?Sin embargo la Biblia dice que es necesario rezar…el mismo Cristo hablaclaramente sobre qué hay que pedir pues, “¿Qué padre al que su hijo lepida pan, le dará a cambio una piedra?”… Entonces, ¿de qué plandivino me hablas?
Esto de creer en dioses genera incongruencias lamentables. Te llamo a la reflexión y si tienes un poco de cerebro aun, deshazte de esas pesadas y tortuosas cargas que el teísmo impone a las personas (hacer el ridículo frecuentemente tratando de dar explicaciones ad-hoc es una de las típicas).
Hazte ateo y se feliz.

Paulo dijo: Sergio. Yo di mi opinión sincera, seguro que ignorante. ¿Puedo yo entender los misterios de Dios? Sus pensamientos son más altos que los míos. Si después de la guerra, Israel vuelve a su tierra, Palestina, en cumplimiento de un montón de profecías que se cumplieron, no se si en forma definitiva. Pero se cumplieron varias citas del Antiguo testamento, decir que Dios uso la guerra para que Israel vuelva, seguro que no es una buena reflexión, pero es una hipótesis lógica. Dios muchas veces usa el dolor como medio de reflexión. Porque en ese momento es que uno pregunta en forma insistente a Dios Señor ¿quién es el hombre para que te acuerdes de el? Empieza a reflexionar, y entiende qué es lo que debe hacer. No soy filósofo, no soy muy dado a las reflexiones racionales, no soy científico, soy un simple cristiano imperfecto y pequeño de mente, que se pone muchas veces a reflexionar pero solo halla que la palabra de Dios me supera. “Grande es el misterio de la piedad, dijo Pablo, Dios fue manifestado en carne”. Si Pablo que era un hombre profundamente preparado e inteligentísimo y que había visto al Señor personalmente, entendió que era un misterio y que hay misterios en Dios, imagínate yo. Irme de Cristo, uy, ¿qué daño me ha hecho para yo dejarle?, hace 20 años que me entregué a él y él no me ha hecho mas que bienes.Dirás como le dijo la mujer a Job “ya muérete”, porque no comprendo los misterios de el? ¿Dónde huiré de su presencia? ¡Solo Cristo tiene palabras de vida eterna!¿Quien me amará como él me ha amado? Estoy aprendiendo a pensar y me doy cuenta que solo sé que no sé nada, Pero no me rindo, ya que uno se da cuenta que esta envejeciendo cuando ya se niega a seguir aprendiendo. Sus pensamientos son mas profundos que los nuestros!!!!
La respuesta a Sergio Alonso acerca de rezar:
http://lasteologias.wordpress.com/2009/01/25/si-dios-es-soberano-porque-orar/
Si tienes nauseas, por favor ve al baño y vuelve, te sentirás mejor.
Saludos

Sergio Alonso dijo: Este es el típico argumento del creyente cuando no quiere convencerse de que lo que cree es una estupidez. El camino mental de todo creyente, y mas aun de un creyente que ha dedicado mucho esfuerzo a estudiar teología es el siguiente: “¡¡¡Caramba!!!, esto suena como una estupidez…se siente como una estupidez…tiene la incoherencia y las fallas lógicas de una estupidez…no resiste el menor análisis, como cualquier estupidez…mmmmmhhh en realidad debe ser que SUS pensamientos son tan elevados que en realidad sólo soy capaz de ver esto, que es una estupidez….de seguro el estúpido soy yo”. Y si, el estúpido es el creyente por creer estupideces y someter su razón a la teología (que no es más que pura y absoluta ESTUPIDEZ con mayúscula).
Es lamentable pero eso es lo que la religión le hace a un cerebro sano.

Paulo dijo: Es caótico ver como la absurdez del ateismo pone incrédulo una mente llena de pajaritos (perdón, se dice “filosofías”.) Lutero bien dijo que no podía evitar que las golondrinas volaran por sobre su cabeza, pero sí que hagan nido.
Saludos.

Paulo dijo: Sergio Alonso me olvide decirte que el “mensaje de la cruz”, también suena absurdo para el incrédulo. Hay muchas filosofías mas atractivas, pero de corazón te digo: “Bendita locura” Saludos.

Daniel dijo: “Si Jesús hubiera sido ejecutado hace veinte años, los niños católicos irían a la escuela con sillitas eléctricas en sus cuellos, en lugar de cruces”.
La cruz es un símbolo de una muerte horrenda y es un atropello a la tranquilidad y a la sensibilidad de cualquier persona, sobretodo los niños. Que el cristianismo utilice la cruz como símbolo es como que una institución judía tenga como símbolo una cámara de gas o miles de personas muertas en un foso.
Saludos.

Paulo dice: Es verdad, pero en esa muerte horrible, espantosa, cruel, es que Cristo pago por nosotros, por nuestros pecados. Yo merecía una muerte así de horrible, por haber pecado contra Dios. Todo pecado es en última instancia una rebelión contra Dios, que puso sus leyes para que los hombres las cumplan. Al desobedecerlas, nos estamos rebelando contra Dios. Ahora Cristo le cambió el simbolismo a la cruz, donde vez una cruz, te recuerda al cristianismo, ¿o no? Pero no es la cruz literalmente hablando la que nos redime, sino “el sacrificio de Cristo en la cruz del Calvario.” Ahí publique la primera parte de algo sobre el génesis, escaneado del libro ¿La ciencia encuentra a Dios?, relacionado con el primer capitulo del Génesis. Es muy largo, por eso lo pondré en partes.
Saludos

Daniel dijo: Paulo, dices que: “Es verdad, pero en esa muerte horrible, espantosa, cruel, es que Cristo pago por nosotros, por nuestros pecados.”
Y a ello me gustaría responder citando una frase corta pero muy reflexiva del filósofo Denis Diderot: “¿Quién es ese Dios que mata a Dios para apaciguar a Dios?
Saludos.

Paulo dijo: Respuesta: Dios. Es por eso que el mensaje de la cruz es locura “a los que se pierden”, dice Pablo, pero a Dios le agrado salvarnos por “la locura de la predicación”. Cuando lo estudias al plan de salvación entendés, pero no lo trates de entender con tu mente occidental contemporánea, porque no cuadra, tiene todo un significado, pero solo a la luz de la relación e Dios con Israel, y el relato del Antiguo Testamento, es que lo vas a entender.
Lee Juan 3:16
Saludos.

Daniel dijo: Paulo entonces, ¿cómo debo pensar? ¿Con una mente occidental (u oriental) antigua, obsoleta y deseosa de que todo sea inmutable?
Además, tu respuesta monosilábica para la reflexión de Diderot no responde ni aclara nada.
Saludos.

Paulo dijo: Léete esto: Juan 1:1-18 (Reina-Valera 1960)
Después contame que impresión te dio, si pudiste entender algo, en fin, que experiencia te significa.
Saludos

Daniel dijo: Paulo, leí detenidamente lo que me dijiste. Ya lo había leído, pero no responde los principales cuestionamientos que he hecho y que existen al respecto. La historia suena bonita y muy poética. Yo, por ejemplo, no considero a la Biblia como un libro aborrecible. Simplemente la considero como un libro de mitología antigua digna de estudio, como cualquier otra mitología existente (por ej, la griega): mitología cristiana la llamo yo.
Sin embargo, veo que tu respondes citando a la Biblia una y otra vez, cuando ella no da respuestas. Me estás citando poemas y versículos que no proporcionan bases sólidas para lo que se afirma, ya que todo ello y todo lo que en ella se cita se encuentra dentro de su contenido y nada más.
Yo ahora mismo podría decirte que creo en la existencia de los orcos y de Sauron (de El Señor de los Anillos) y te podría argumentar que ellos existen porque en el libro llamado El Señor de los Anillos lo dice. Y cada vez que intentaras refutarme con alguna cosa real, yo te podría responder que “en el libro del Señor de los Anillos dice que Sauron siempre existió y bla, bla, bla….” Eso es lo que estás haciendo tu mi estimado Paulo, solo que cambiando al Señor de los Anillos y sus personajes por la Biblia y sus personajes.Espero que me haya dejado entender claramente y que entiendas la posición de mis argumentos y mis opiniones totalmente opuestas a las tuyas.
Un saludo.

Paulo dijo: Me parece que no leíste nada. Además no me respondiste la impresión que te dio leer el texto TAL COM0 te lo puse. Solo debes hacer click, leerlo y decirme sencillamente que entendiste. Si no lo hiciste (tengo la impresión que ni te molestaste en abrirlo, ya que de haberlo hecho no me hubieses respondido de esta manera)Saludos

Daniel dijo: Paulo, dije claramente que sí lo leí. Y ya que insistes te diré de que trata el texto: Dice que al principio, Dios era uno solo y a la vez más de uno. Ese verbo se refiere a Jesús. Este carácter dual y a la vez unificado de Dios y Jesús (por no mencionar al Espíritu Santo), es totalmente absurdo e ilógico. Los argumentos que dicen que “es que está más allá de nuestro entendimiento” son meras excusas. El texto es claro y los conceptos también. Si Dios hubiera querido que toda la humanidad lo entendiera sinceramente, simplemente se haría entendible y no haría juegos de palabras y metáforas con infinitas interpretaciones posibles. Así, en lugar de debatir acerca de la existencia o no existencia de Dios, estaríamos más preocupados en acciones concretas. Sin embargo, eso no es así, porque muchos creyentes, al malinterpretar los textos bíblicos (es decir, interpretarlos de una manera alejada a la realidad) realizan actos perjudiciales. Y tampoco es así porque es evidente que Dios no existe, sino sería todo muy diferente. De todos modos, proseguiré con el texto que me has enviado.Dice también que Dios envió a Juan para que transmita su mensaje a la humanidad y que luego el verbo se hizo hombre (osea, Jesús nació como humano), y que Juan dio testimonio de su existencia y todo eso. Bueno, en resumen, eso dice.
Ahora, ¿dime qué tiene que ver esto con los argumentos que te he planteado? No se trata de evadir las respuestas con más citas bíblicas, ya que esa no es manera de debatir. Tu mismo dame tus argumentos y no te ciñas tan ciegamente a la Biblia.Agradecería que respondas a mis objeciones anteriores.
Y por cierto, te dejo un par de preguntas más que me gustaría que respondieras TÚ mismo y no bases tus pensamientos en la Biblia (al menos hazlo en este momento):
¿Cómo estás tan seguro que la Biblia es palabra de Dios y que ahí se dicen verdades absolutas? ¿Cómo sabes que todo lo que contiene la Biblia se corresponde con los hechos históricos y con la naturaleza (aún sabiendo que hay evidencias que apuntan hacia otro lado)? ¿Tú crees que, por ejemplo, un griego o un chino o un hindú, o un Inca, estaban equivocados y que por lo tanto serán condenados por no haber creído en el Dios Bíblico? Y por último, ¿Cómo sabes que esas enseñanzas no son erróneas y que lo que dice ahí (en la Biblia) no es verdadero?
Un saludo.

Paulo dijo: ¿Sabes porque creo que no leíste ahora el texto? Porque estaba en idioma chino. Así que mal lo pudiste haber clickeado. Lo habrás leído, pero no ahora. Salvo que hayas cambiado al español.
Es por eso. Sabes. Pero era importante que lo hubieses intentado leer en Chino.Sabes por que? Porque no ibas a entender ni J. Y esa era la idea, mostrarte las barreras culturales a la hora de entender el texto, La Biblia fue escrita en hebreo y en griego, pero para entenderlas perfectamente, hay reglas. Ante la duda, el griego para el N.T y el hebreo para el A.T son importantes. Mejor si uno conoce, pero sino, hay que consultar un diccionario de estos lenguajes, que te aclaren el sentido mas profundo del texto.Pero lo más importante, es que el hombre natural no entiende las cosas de Dios. Vos lees la Biblia, sin ser cristiano y le vas a dar otra interpretación totalmente ajena y lejos a la verdad. Si no crees en la Palabra de Dios, menos creerás en Dios, y al revés también es válido. Darás vueltas y vueltas, y la incredulidad y la rebelión de tu corazón te impedirán ver la luz. La Luz vino al mundo, pero los hombres la rechazaron, esta es la razón de la condenación de los seres humanos, que aunque la Luz vino y alumbró, los hombres la rechazaron y la rechazan, porque no desean que sus obras, el fruto de su vida, lo que hay en sus corazones sea examinado , porque son malas sus obras, el fruto que dan es amargo, es egocéntrico y autosuficiente, no glorifican a Dios para nada.Por eso explica bien Pablo que “Todos pecaron y están destituidos de la gloria de Dios, porque no hay justo ni aun uno, no hay nadie que haga lo bueno, porque bueno es Dios.Saludos.

Paulo dijo: Yo te puse un montón de artículos sobre la BibliaFíjate los más importantes que te puedan ser útiles y léelos. Luego te sigo respondiendo.Saludos

Daniel dijo: Paulo, he leído varios de tus artículos. Son bastantes, pero los voy leyendo y voy confirmando cada vez más lo que sospechaba: que todo gira en torno a la Biblia. No respondiste mis preguntas acerca de ella y de tu seguridad de que la Biblia es la verdad absoluta, y no creo que las vayas a responder porque ya las has evadido un par de veces.
En fin, de todos modos te cuento que soy coeditor desde hace poco de una página de divulgación. La manejamos 5 personas ateas y hay una sección en la que se responden preguntas frecuentes de los creyentes. Te paso el link para que tengas un poco más claro lo que implica el ateísmo y también para que veas que cosa NO tiene nada que ver con el ateísmo: http://www.sindioses.org/faq.html
Un saludo.

Paulo dijo: Si, nosotros somos cristianos. La adoración a Dios es lo más importante en nuestras vidas, o sea, “la religión”. La Biblia es palabra de Dios. Y de ahí surgen nuestras doctrinas.
Vamos al revés que la sociedad secular, ya que uds. van de lo puramente intelectual a en algunos pocos casos a lo espiritual. Pero nosotros no. Son formaciones. Yo me convertí de joven al cristianismo, como a los 21 años o 22 más o menos. Y estuve años estudiando, formando, investigando sobre las escrituras. Es una formación similar a lo que era el pueblo israelita en la antigüedad. La sinagoga era el centro de la piedad y la vida espiritual y en nosotros la iglesia.
Yo voy poco en este último tiempo a la iglesia, los domingos prácticamente. Pero mantengo mi relación personal con el Señor.
Vos pregunta es si la Biblia es la verdad absoluta: Sí, es la verdad, porque es Palabra de Dios, pero es absoluta en ese sentido, es innegable para nosotros el hecho de que es la Palabra de Dios revelada, de donde surgen las doctrinas. Pero hay un pequeño y gran inconveniente, y s que fue escrita en otro contexto cultural y en otros idiomas. Entonces, lo mas difícil es ver que es lo que son verdades universales y para todos los tiempos y que otras no, fueron para es época. Las verdades morales y espirituales son universales y eternas, ya que el hombre no cambia moralmente, y Dios no cambia en su ser, es siempre el mismo, no tiene cambios, hoy es de una manera y mañana es otra.

Juan dice:
“Estas cosas os he escrito a vosotros que creéis en el nombre del Hijo de Dios, para que sepáis que tenéis vida eterna, y para que creáis en el nombre del Hijo de Dios.” (1 Juan 5: 13.)

“Hizo además Jesús muchas otras señales en presencia de sus discípulos, las cuales no están escritas en este libro. Pero éstas se han escrito para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que creyendo, tengáis vida en su nombre.” (Juan 20:30-31)

Este es el discípulo que da testimonio de estas cosas, y escribió estas cosas; y sabemos que su testimonio es verdadero. Y hay también otras muchas cosas que hizo Jesús, las cuales si se escribieran una por una, pienso que ni aun en el mundo cabrían los libros que se habrían de escribir. Amén. (Juan 21:24-25)
Leer esto:
http://www.adorador.com/temasdoctrinales/02_biblia_inspirada_por_dios.htm

Y leer esto:
http://mujercristianaylatina.wordpress.com/2009/01/28/la-bendicion-de-la-plena-certidumbre/
Gracias. Espero haberte respondido. Cualquier duda que te quede, pregúntame.
Saludos.


3. Artículo Mitos de la Evolución Parte 2. (Por Mario Seiglie)

Resumen del artículo:

Hay quienes se sorprenderán al descubrir que algunas renombradas “pruebas” de la evolución son todo menos eso. Aquí examinamos cuatro ejemplos típicos, para saber lo que los hechos muestran en realidad.
Como vimos en el artículo anterior, Carlos Darwin presentó en su libro El origen de las especies lo que, según él, eran numerosos ejemplos del reino animal que apoyaban su teoría de la evolución. Pero ¿la apoyaban realmente? Examinemos algunas otras supuestas pruebas y veamos qué tan convincentes son después de 150 años.
… La cría de palomas: selección artificial contra selección natural…
… Los pinzones de Darwin…
… El arqueoptérix, el eslabón perdido que nunca lo fue…
… La extraña epopeya de la polilla moteada…
… Y ahora, el resto de la historia…
… “Pruebas” inválidas…
… “El gran mito cosmogónico del siglo xx”…
… Por tanto, no se deje engañar por los astutos argumentos de quienes se empeñan en presentar la teoría de la evolución darviniana como un hecho comprobado, porque lo que está en juego es mucho más que una simple teoría científica. Se trata de creer lo que Dios nos dice en la Biblia acerca de la creación como un producto cuidadosamente diseñado, o de aceptar esta alternativa humanista basada en un proceso espontáneo de mutaciones fortuitas y de selección natural, una teoría plagada de grandes errores que ha causado mucha incredulidad y dolor.

Comentarios al artículo:

Daniel dijo: Paulo, yo me desempeño en el ámbito de la biología y todas esas “desacreditaciones” que mencionas son simples fantasmas. Si puedes, dime de qué parte has sacado esa información; qué autores han mencionado eso y en base a qué estudios. En fin, hay muchas cosas en este artículo que evidencian un mal entendimiento de cómo funciona el proceso evolutivo. Para cada caso que has mencionado hay una malinterpretación, y es producto de que es fácil opinar sin saber de qué va el asunto (numerar y explicar todos los casos ocuparía mucho espacio aquí, pero en otro post o comentario posterior estoy dispuesto a comentarlos gustosamente). Para entender los mecanismos evolutivos hay que saber algunas otras cuestiones previas (al menos lo básico): un poco de cálculo diferencia e integral, genética, ecología de poblaciones, estadística, fisiología, anatomía, química orgánica y bioquímica, biología celular, etc. Sin saber todo esto o al menos las bases, las críticas hacia la evolución son infundadas. Toda la biología actual, es decir, las diferentes ramas de la biología, confirman lo hallado por la biología evolutiva. Y no solo la biología, también otros campos del saber, como la geología, la paleontología, la astronomía, las matemáticas, etc, etc.Muchos de los argumentos presentados en este artículo quedan sin peso alguno cuando vemos que muchos de ellos han sido desechados desde hace tiempo por los biólogos, sin tener repercusiones en la evolución, simplemente que dieron paso a avances en el entendimiento de esta ciencia y a nuevas pruebas que no son aisladas, sino que se interrelacionan en un entramado altamente complejo. Muchos de los “argumentos” que se están refutando son obsoletos. Las evidencias de evolución se cuentan por millones, mientras que las evidencias de creación son nulas.
A la vez, la biología actual tiene en cuenta (en todas sus ramas) a la biología evolutiva. Si la evolución es falsa como dices, ¿no crees que toda la biología en general lo sería también? Eso querría decir que la medicina actual, y todos los avances en ciencias de la salud estarían fundamentados en una mentira. Pero, sucede que no es así, y todos sabemos eso.
Además, hay una pregunta que quería hacerte: ¿Tú crees en que Adán y Eva existieron en realidad, y que hicieron todo lo que dice en el relato bíblico?Espero tu respuesta.
Un cordial saludo.

Paulo dijo: De acá saque el artículo. Una revista protestante norteamericana.http://www.lasbuenasnoticias.org/archivos/2008/bn012008/evolucion2.htm
Si creo que existieron Adán y Eva, claro que si. Supongo que “todo lo que hicieron”, se resume en “desobediencia”.
Seguramente esta contado en forma muy simple, tan simple que hasta un niño lo entiende perfectamente. Y esa es la intención del Señor, en su Palabra que hasta los niños lo entienden. Te imaginas explicarle los procesos evolutivos o el Bing Bang a un niño, lo volvés loco. En cambio, una persona de cualquier edad, lee el génesis y lo va entendiendo, y a medida que crece, puede ir ampliando con mayor información sobre el relato y además, aceptar con tranquilidad otra cosmogonía contemporánea aprobada por la ciencia que le ayude a comprender de manera mucho mas amplia y ya de un modo intelectual el proceso de la creación, sin ningún problema.
¿Esperas encontrar a Dios creando?
Hay huellas de inteligencia en la creación. Pero nosotros creemos por fe que Dios creó. Pero no hay problema con aceptar una cosmogonía más contemporánea. Pero la raíz de nuestra fe es nuestra confianza en Dios. Él creo los cielos y la tierra por su palabra. Eso esta en la Biblia, pero la Biblia es para el que cree, no para el que no cree.Y esto no invalida aceptar una teoría científica y trabajar en ella, pero no podés tragarte una teoría científica y convertirla en dogma de fe. Las teorías científicas pasan de moda, se refutan, son falsables, algún día se mejoran o serán cambiadas por otra teoría. Pero la palabra de Dios permanece, porque Dios no cambia.
Las teorías científicas son para trabajar, investigar, desarrollarlas, seguir buscando verdades cada vez más exactas, pero no podes indigestarte con ellas ni terminar adorándolas.Saludos

Daniel dijo: Que yo sepa, la Biblia, osea lo que los creyentes llaman la palabra de Dios, no explica nada de la naturaleza y de su funcionamiento. En cambio propone afirmaciones totalmente alejadas de la realidad y totalmente falsas.Por ejemplo, se menciona en algunos pasajes que la Tierra es plana, o en el relato del génesis, casi todo lo que se dice contradice absolutamente cuestiones de biología, genética, etc. Por mencionar dos:
1. Una población originada de únicamente dos individuos no prosperará porque genéticamente salen a flote características perjudiciales y muchas veces letales. Y suponiendo que prosperara, significaría que hubieron millares de relaciones incestuosas entre los primeros pobladores de la Tierra. Y no espero escuchar el famoso argumento de que el hombre pecó y originó todas esas aberraciones, porque de no haber sucedido eso en el relato del génesis, igual hubieran sido dos personas las encargadas de poblar el planeta.
2. En una parte del génesis, se dice que Dios creó al hombre y a la mujer al mismo tiempo, pero luego más adelante se dice que Dios creó primero al hombre y luego a la mujer. En dicho libro perfecto y de verdad absoluta e inmutable, ¿cuál de las dos historias creen Uds?
En realidad hay bastantes cosas para comentar solamente del relato del génesis, así que espero mostrártelas luego.
Saludos.

Paulo dijo: Sí, hay una cosmogonía hebrea. No podés tomarla literal, claro que no. Tampoco podes usarla para afirmar que la tierra es plana, obviamente, ya que esa era la teoría científica de aquella época. Está la cultura de los autores implícita en muchos de los relatos de la historia de la palabra de Dios.
http://lasteologias.wordpress.com/2008/05/19/Acá están todos los del Genesis:
http://lasteologias.wordpress.com/articulos-relacionados-con-el-genesis/
Saludos.

Daniel dijo: Pero, ¿no dices que es la palabra absoluta e inmutable de Dios? ¿Cómo ahora me dices que en ese tiempo se creía eso y que ahora ya no y que por lo tanto dicha información era errónea? Eso querría decir que NO es inmutable, que NO es absoluta y que tampoco contiene verdades acordes a la realidad y a la naturaleza.¿Acaso Dios (el de la Biblia) no sabía que la tierra no era plana, o muchas otras cosas erróneas que aparecen en la Biblia? ¿Se supone que ese libro es para toda la humanidad no? Osea, debería ser inmutable y todo eso, pero evidentemente no lo es.Saludos.

Paulo dijo: Dios si sabia, los hombres no. Dios inspiró la escritura, pero respetó la cultura de los escritores. El trabajo de inspiración divina, no siempre es “dictado”. Implica reflexión, investigación, documentación y también obediencia a Dios cuando Dios les ordenaba poner por escrito sus palabras o registrar las profecías de los profetas.Acá tenés todos los artículos que hay sobre la Biblia:
http://lasteologias.wordpress.com/enlaces-relacionados-con-el-tema-de-la-biblia/
Saludos.

Daniel dijo: Entonces estás admitiendo que lo de la inmutabilidad no puede ser. También admites que el libro no es perfecto, ya que contiene datos imperfectos y erróneos.

Visitas desde 28 de Mayo de 2010