Google
 

Contribuye con "Naturaleza y Racionalismo"

domingo, 1 de junio de 2008

La Relación entre la Naturaleza y lo Divino

De los tres artículos anteriores: La Evolución del Flagelo, La Evolución del Ojo y La Evolución del VIH, se pueden sacar alguna conclusiones respecto a la relación existente entre la naturaleza y lo que se conoce como divino.
En cuanto al origen de la estructura flagelar en bacterias, es evidente que los mecanismos evolutivos son capaces de ir construyendo estructuras cada vez más complejas y abriendo paso a nuevas estructuras con diferentes funcionalidades y beneficios biológicos.

Lo mismo se puede decir en el caso de la evolución de las estructuras oculares en animales.

En el caso del VIH, queda demostrado que el mecanismo de selección natural genera una selectividad diferencial en una población dada, generando así cambio en las frecuencias alélicas de las generaciones siguientes con respecto a la generación original o de referencia. Debido a esta selectividad diferencial es que las poblaciones van cambiando con el tiempo, dando paso a nuevas formas que van siendo seleccionadas y que a su vez, van generando variabilidad en las nuevas poblaciones.

Entonces, como conclusión, puedo decir que cualquiera de estos ejemplos, corresponden a mecanismos naturales y que evidentemente se generan como efecto de selecciones diferenciales, las cuales favorecen a los que se adaptan a las condiciones reinantes en un momento dado, y desfavorecen a los que no lo logran.

Esto implica que hay exito y fracaso dentro de las poblaciones, lo cual es algo totamente incompatible con la idea de lo divino, pero que se da en la naturaleza de esa forma.

Es evidente que si existiera un Dios Creador, hubiera hecho seres perfectos, pero en la naturaleza no existe la perfección, sino la eficacia biológica que se mide de acuerdo a las condiciones del ambiente y a otros factores. Por ejemplo, la existencia de un virus tan mortal y dificil de erradicar, como el VIH, evidencia la inexistencia de una creación perfecta e incluso la ausencia de un Dios Creador infinitamente bueno y generoso. ¿Qué creador crearía algo que merme su propia creación? Evidentemente uno inteligente no. Pero si no fuera inteligente, ya ni siquiera sería un dios.

La naturaleza es maravillosa. Sí.

Pero no es perfecta en lo absoluto. Y quizás eso es lo que la hace maravillosa: una naturaleza dinámica y que responde a la suma de muchos factores entrelazados entre sí y que generan la gran complejidad que llamamos vida. Nuestra vida y la de todas las especies que han existido, existen y existirán.

2 comentarios:

Buy Viagra online dijo...

Hay gente que dice que un ser superior fue aquel que dirigió la creación desde la sombra, donde la evolución tomó parte y los humanos estamos aquí, Pruebas han demostrado que la evolución es un echo real. Pero yo difiero y digo que hay un modelo de matemático y de probabilidad que puede explicar que esto ha sucedido a la zar y que han sucedido errores en el transcurso de los años.

mischy dijo...

RTO system


Hi Daniel. You seem to be a very serious man. Loosen up a bit. Your article is too tight too.

Visitas desde 28 de Mayo de 2010