Google
 

Contribuye con "Naturaleza y Racionalismo"

jueves, 7 de mayo de 2009

Si Dios Nos Hubiera Creado...

Mucha gente habla del mundo como si fuera “Creación de Dios”, es decir, como si todo lo que existe en el Universo no fuera el resultado de procesos naturales (como evidencia el conocimiento científico), sino un gran milagro cósmico: la creación a partir de la nada de todo lo que conocemos – o por lo menos, todo lo que conocemos desde hace 6 u 8 mil años – por parte de Dios.
Sin embargo, hay muchos datos provenientes de la naturaleza misma que nos cuentan una historia muy diferente a la de cualquier suceso de creación espontánea: que nuestro universo y la vida contenida en él se ven sometidos a procesos evolutivos continuos e incesantes. Nada demuestra la intervención de Dios en ningún momento de la historia del Universo, e incluso hay muchísimas cosas y características de los seres vivos y del mundo físico que demuestran la ausencia de tal ente Creador, todopoderoso y omnisciente.
Pero, ¿y si Dios nos hubiera creado? ¿Cómo explicaríamos los numerosos sucesos naturales si asumimos que un ente divino todopoderoso y omnisciente fue el autor de la totalidad del Universo? La respuesta a esto es que la mayoría de eventos y procesos naturales serían absurdos y no tendrían razón de ser si Dios existiera; sólo constituirían caprichos o errores (¿?) de Dios.
A continuación, circunscribiré el análisis a nuestro planeta y analizaré brevemente algunos de estos sucesos naturales:

· Desastres naturales: En nuestro planeta, la Tierra, existen desastres naturales a diario; todos ellos provocados ya sea por algún desbalance en los equilibrios hacia los que tiende la naturaleza, o como producto de la dinámica que caracteriza a los procesos geológicos, meteorológicos y climatológicos, e incluso biológicos. Así, tenemos que existen inundaciones, terremotos devastadores, incendios forestales, etc. Si Dios existiera y hubiera creado todo lo que hay en la Tierra, ¿acaso no sería de esperar que, dada su omnisciencia, haya previsto que estos desastres iban a darse de manera tan continua? ¿no hubiera pensado Dios que, de existir estos desastres naturales, las probabilidades de que un ser vivo cualquiera muera serían mucho más grandes de lo que serían de no existir tales desastres? Si Dios hubiera creado el Universo – y por consiguiente, la Tierra – podría haber tenido algún mecanismo para que estos procesos no sucedan nunca, ya que se supone que nada es imposible para un ser como él; a menos, claro está, que el evento de creación se le atribuya a un Dios malvado y caprichoso, en otras palabras, el equivalente a un titiritero o un cirquero despiadado.

· Necesidad de Alimentarse: Todo ser vivo necesita ingresar en su cuerpo algún tipo de sustancia(s) particular(es) que le permitirá(n) generar compuestos y nutrientes necesarios para la realización de las rutas metabólicas que caracterizan a su metabolismo. Existen diferentes tipos de generación de alimentos y nutrientes: está la fotosíntesis en plantas y algas, las cuales necesitan solo algunos elementos esenciales y simples para la construcción de moléculas más complejas, y como parte importante de la mayoría de seres vivos, está la alimentación depredadora, que consiste en ingerir algún tipo de ser viviente para así poder transformarlo en moléculas más pequeñas y asimilables por las rutas metabólicas del depredador. Ahora, la pregunta de rigor: si Dios hubiera creado ¿acaso no hubiera pensado que el hecho de crear organismos que necesiten comerse a otros hubiera generado una situación indeseable teniendo en cuenta que en un inicio su plan era, presumiblemente, absolutamente perfecto, estratégicamente planificado e infinitamente bueno?

· Parásitos: Todas las especies vivientes poseen algún tipo de parásito, ya sean virus, bacterias, hongos, e incluso plantas y animales. Así, muchas bacterias y hongos se ven parasitados o infectados por numerosos tipos de virus; y en el caso de plantas y animales, sus parásitos pueden ser tanto virus, bacterias, hongos, y hasta ciertas especies de plantas y animales. Con esto vemos que existen parásitos pertenecientes a los cinco reinos de la vida. Un parásito no es otra cosa más que un organismo que vive a expensas de otro, perjudicándolo ya sea a corto o largo plazo. En el caso de los humanos, existen parásitos atroces que los atacan, como muchos tipos de virus y bacterias que causan serios desordenes inmunitarios, neurológicos e histológicos, hongos que causan lesiones severas a la piel, insectos que pueden perjudicar gravemente a una persona, causándole incluso la muerte, etc. Si Dios hubiera creado a todos los seres vivos y, por consiguiente, a los seres humanos, ¿no habría pensado en todo esto?

· Caries: Las caries son causadas por bacterias que utilizan los restos de alimento como sustrato para obtener sus nutrientes. Estas bacterias secretan sustancias potentes que destruyen las capas superficiales de los dientes. Esta asociación entre las bacterias generadoras de caries y el ser humano, se ha ido arraigando en el tiempo mediante el proceso conocido como coevolución. Cualquier relación interespecífica es mediada por la coevolución, en la cual una de las especies forma parte del entorno que determina cambios y adaptaciones en la otra. Evidentemente, las caries no aportan nada positivo a un organismo, por lo que esta y todas las relaciones de parasitismo, como ya hemos visto, son incongruentes con la idea de un Dios creador infinitamente bondadoso y omnisciente. Una vez más surge la pregunta ¿si Dios nos hubiera creado, no habría pensado en esto?

· Malestares y deficiencias físicas en el humano: Todos sabemos que el dolor que sienten las mujeres cuando dan a luz es muy grande. Este dolor es producto de la disposición y el tamaño de los huesos de la región cervical y pélvica de la mujer, los cuales han adquirido tal conformación a medida que el ser humano fue adquiriendo la condición del bipedismo. Como cualquier “mejora” o adaptación evolutiva, ella supuso una serie de ventajas adaptativas, pero como subproductos, también supuso una serie de desventajas manifestadas en dolor e ineficacia relativa (con respecto a otros animales) de muchas otras funciones. Otros males producto de los cambios morfológicos debidos al proceso evolutivo son, por ejemplo: reumatismo (debido a la postura bípeda); fuerza muscular y velocidad de carrera deficientes (debido a la alta tasa de encefalización y desarrollo cerebral, lo cual dirige gran parte de la energía disponible hacia el cerebro); oído, tacto, gusto, vista y olfato muy por debajo de los niveles encontrados en otras especies afines (debido también a la redirección de la energía hacia los procesos que se dan en el cerebro). Evidentemente, todo esto es perfectamente explicable y entendible bajo una perspectiva evolutiva; sin embargo, ¿si Dios nos hubiera creado, habría querido que la cumbre de su creación posea todos estos males y desventajas?

· Complejidad biológica: Toda la compleja y extensa red de interrelaciones bioquímicas y fisiológicas existentes en todos los organismos vivientes, son evidencia de la relación de parentesco – en diferentes grados – entre todos los seres vivos. Nuevamente, bajo una perspectiva evolutiva, todo esto es perfectamente explicable y tiene mucho sentido; sin embargo, si Dios nos hubiera creado, toda esta compleja red no tendría sentido alguno, ya que, ¿por qué razón haría un Dios creador a todas sus criaturas con una falsa evidencia de parentesco gradual (tanto morfológica como genéticamente)? ¿Acaso se asume que a esta entidad creadora le gusta plantar evidencia falsa para que sus hijos, los humanos, tengan muchísima evidencia del proceso evolutivo y que a la par carezcan de evidencia de la existencia del mismo ser que les dio vida? En resumen, si Dios nos hubiera creado, y si Dios existiese, podríamos catalogarlo como un ente que conspira contra sí mismo.

Muchas personas argumentarán que todo lo mencionado anteriormente tiene su explicación en que, algún tiempo después de la creación, el ser humano instauró el pecado, causando la degeneración y aparición de todos estos males, por lo que todo sería culpa del pecado del humano y no del bondadoso Dios. Sin embargo, surge una pregunta más a este intento fallido de tapar el Sol con un solo dedo: ¿Acaso Dios no sabía ya de antemano TODO lo que iba a suceder, incluyendo que el humano iba a pecar y todas las demás cosas que argumentan los religiosos creacionistas? ¿O es que deberíamos asumir que Dios sí lo sabía pero simplemente no le importó en lo más mínimo?
Después de contemplar estos y otros muchos más casos en la naturaleza, queda evidenciado que la popular frase – usada como argumento por muchos religiosos y creacionistas – “la naturaleza misma es evidencia de la existencia de Dios” debería ser cambiada a “la naturaleza misma es evidencia de la inexistencia de Dios”.

19 comentarios:

Daywalker dijo...

"“la naturaleza misma es evidencia de la existencia de Dios” debería ser cambiada a “la naturaleza misma es evidencia de la inexistencia de Dios”. "

Exacto.

Bueno yo antes replicaba: Si me hubieran enseñado que los duendes hacían la lluvia, cada vez que lloviera hubiera tenido evidencia de los duendes..

O en pocas palabras , es la eerna petición de principio de los teístas.

Eso me hace recordar una "parábola" creo de Paulo Coehlo.. Que menciona de un alumno que pide a su maestro la prueba de la existencia de Dios. y un pajarillo se pone a cantar . Ahi esta la prueba.. Dicen.
Pero si el pajarillo se caga en la cabeza del maestro.. le echarán la culpa al demonio??? Es probable..

Saludos

Daniel Barona Narváez dijo...

jaja, claro Daywalker.
Además, muchas personas tienden a afirmar que la naturaleza es evidencia de Dios porque ven lo hermosa que es, como por ejemplo, al ver a un pajarillo, bello, elegante y estéticamente perfecto. Sin embargo, la naturaleza no es solo eso; hay otras especies como algunos insectos que ponen sus huevos dentro de los cuerpos vivos de otras especies, entonces cuando estos huevos se desarrollan, se comen, literalmente, al huésped desde adentro. Una muerte tan horrible y dolorosa no me parece digna de haber sido creada por un Dios bueno, omnipotente y omnisciente. Sin embargo, como siempre digo, es perfectamente explicable desde un punto de vista evolutivo. Y así como este, hay muchos otros ejemplos que distan mucho de ser ejemplos de bondad: depredación, canibalismo, epidemias infecciosas, desastres naturales, deformidades graves, etc.

El argumento de belleza ha sido muy utilizado por él teísmo para justificar la existencia de un Dios infinitamente bondadoso. Pero de un atributo como la belleza (en extremo subjetivo y relativo) no se puede inferir la existencia de un ser tan complejo como el que se plantean las religiones monoteístas.

Un saludo.

Mar-o dijo...

Didactico, si en las escuelas se divulgara material de este calibre, impartido abiertamente, sin sensuras, nuestras sociedades fueran diferentes, en las escuelas nos hablan de biología muy subjetivamente, muy a la ligera, luego nos dan una hora de otra materia mal llamada "religión", pues solo se habla de la biblia y del dios que representa esa denominación religiosa, si fuera de religión fuera otra cosa.

Saludos cordiales

Siesp... dijo...

Abundando en lo que dice Daywalker, me ha venido a la memoria una noticia del terremoto del año pasado en tu país. Creo recordar el caso de una iglesia (¿en Pisco?) que se derrumbó, falleciendo todos los feligreses menos una mujer. Ésta daba gracias a Dios por haberse salvado.

No quiero ser "malasangre", pero hay que tener muy dañado el cerebro para no acordarse de las 86 personas que murieron al lado de ella por culpa de Dios.

La casualidad ha hecho que recuerde en un post mio, hoy, que se puede admitir físicamente la creación sin necesidad de intervención divina. Pero eso sólo lo pueden comprender las personas que estudian.

Grandísimo post el tuyo. Felicidades.

Daniel Barona Narváez dijo...

Gracias Siesp.

Pues sí, el terremoto, que fue en el 2007, causó varias decenas de muertos en Pisco e Ica, y efectivamente, en una iglesia murieron varias personas. Es muy lamentable que las personas piensen de la manera en la que esa señora.

Y justo he leído tu post hace algunos minutos, muy interesante y de la misma temática que este último post mío. Resulta que la naturaleza, como ya dije antes, evidencia muchas cosas menos la existencia de Dios alguno.

Un saludo.

d3imos dijo...

Muy bueno el articulo.
Me pregunto yo:
¿Cual es el lugar de la ladilla en el plan divino?
Dios es tan cachondo a veces....

KaigiTeki dijo...

No soy creacionista pero tampoco comparto esta línea de razonamiento a menos que sea contra un creyente en intelligent design. Esto en principio porque no veo forma de demostrar su inexistencia (lo cual obviamente no significa que exista)

Todo lo que sabemos de "Dios" viene de un libro escrito por humanos. Atacar la línea de la creación perfecta demostrando lo "imperfecta" que es no demostraría que no existe.

Saludos
KaigiTeki

Manuel Mejia dijo...

Al final, los argumentos de los teístas, siempre concluyen con “hechos milagrosos” y “rompimiento de leyes físicas”. Las religiones solo crean supersticiones y esto es un insulto al raciocinio.

He sido testigo de algunos teístas con el mismo argumento: “la naturaleza es una prueba para la existencia de Dios”. Creo que muchas veces este argumento, en realidad, influye como un inhibidor del deseo del hombre por explorar, descubrir y comprender más acerca de las maravillas escondidas en la naturaleza.

Agrego una más:

- Si dios hubiera existido ¿Habría previsto la explosión demográfica del Homo sapiens?

Buen articulo

Saludos,

cecilia dijo...

Cuando creia en dios recuerdo que miraba muchas cosas mas con fantasias,aparte de a "Dios", en base a cuentos tambien ,como el amor y etc.era como los ninos que se lo creen,es un estado aparte de ignorancia, que envuelve tambien emociones fisicas,y creo esto es lo que sutenta la veracidad en los creyentes, pues no solo es cuestion de razonamiento en base a ignorar la verdad, es un conjunto de procesos mentales y emocionales, lo que hace ahora para mi sustentar los estudios sobre personalidad y creencias.Hay mucha gente predispuesta a creer,pero unos cuantos "de verdad", por eso tambien me llama la atencion algunos ateos que nunca creyeron en dios,y me pregunto ¿ como se dieron cuenta desde pequenos que no existia? a pesar de lo que les inculcaban, y por eso creo yo no es verdad que al darte cuenta de esto pases automaticamente a ser ateo, hay mas limpieza que hacer en adelante, porque esas emociones se presentan frente a otros dioses y te hecen ser menos ateo de lo que crees.
Supongo que la religion y sus instituciones juegan con esto, con manejar las emociones de las personas, ahora ya calculando los resultados.
Aunque la gente ya esta poniendose al dia sobre como controlar sus emociones y ya ven por lo menos en los lugares que tienen medios para hacerlo, estan tomando las riendas de su vida, cada vez mas plenamente.Pero la lucha es continua, por lo menos la iglesia catolica , estan en plan de acosadora y los sistemas politicos aun muchos tienen vigente jugar con las emociones para lograr un estado que les permita adorarlos, no es facil para nada y hay que estar al tanto, y asi en otros ambitos de la "venta y reventa de productos para el consumidor".
saludos.

Daniel Barona Narváez dijo...

Gracias por sus comentarios.

KaigiTeki: estoy de acuerdo contigo en que atacar el concepto de creacion perfecta demostrando la imperfección que caracteriza a la naturaleza no es demostración de la inexistencia de Dios. Sin embargo, mi objetivo al escribir el artículo no es probar la no existencia de Dios per se, sino simplemente mostrar lo que es y no es la naturaleza. Si alguna conclusión debemos obtener de ello, es obvio que debe ser que no hay lugar para un dios creador en los eventos naturales. Y si la naturaleza no muestra ni atisbo de la existencia de uno o más dioses, pues las pocas probabilidades que este (o estos) tienen de existir disminuyen todavía más de manera drástica.

Manuel Mejía: me gustó bastante tu frase. Y es una muestra más de las muchísimas cosas que podemos analizar y contrastar contra lo que una entidad divina omnisciente y omnipotente haría. En este caso, el Dios del monoteísmo dista mucho de ser como lo pintan (si es que asumimos su existencia) ya que la realidad en sí muestra algo totalmente diferente a lo que se esperaría según los dogmas e ideas acerca de su esencia (según las religiones).

Un saludo.

tecpalcatesyes AnibalPlanet dijo...

Razones de belleza, perfección o diseño inteligente para decir que si existe,o de crueldad o fealdad para decir que no existe un buen crador, me parecen argumentos fundados en juicios demasiado humanos... Tal vez necesito leer más detenidamente para entenderlo, y recordar que leí a Carl Jung "Respuesta a Job" (La Bilbia no es un libro de Biología ni Historia, ni tiene que leerse como tal) y a Desmond Morris "El mono desnudo" (somos más animales de lo que creemos).


Y alguien dijo: la gente no necesita la religión, pero sí necesita rituales.

Fer dijo...

Saludos chaval
Te ubiqué tu interesante blog mediante el foro de Cyberateos-noticias.Yo participé un tiempo en dicho foro.
Trata de enlazarte con la "red social atea",tiene bastante llegada,pues es de google.
Te dejo mi blog
Abrazos
Fer.
País.Chile
http://www.fer-ateo-chile.blogspot.com/

Daniel Barona Narváez dijo...

Hola Fer, gracias por el comentario.
Me da gusto que te agrade el blog y, de paso, que lo hayas encontrado en una página externa a esta.
Un saludo.

Anónimo dijo...

Pura paja loca, no razonas, racionalizas...pero si esto te hace feliz entonces difrutalo, somos producto de la evolución y el universo se creo solo....

Pablo dijo...

Y si no existe un ser supremo, ¿DE DÓNDE EL SER?

Es la pregunta que para mí resulta definitiva de cara a plantearse si Dios existe o no. Mucho más que las perfecciones o imperfecciones que percibamos en el universo.

Y ami modo de ver, si existe el ser, debe forzosamente existir un origen, y ese origen debe ser el SER. Lo contrario, la existencia eterna sin un Dios origen de ésta, me resulta del todo incomprensible.

Si Dios no existiese, ¿de dónde el ser? ¿de qué el ser? ¿POR QUÉ EL SER?

Anónimo dijo...

Acabo de comentar el artículo "Un Todopoderoso No Tan Poderoso" y vuelvo a opinar que este artículo falla en la base, la base de que Dios debe ser bueno para ser perfecto.

De hecho, muchos de sus artículos fallan en esta premisa, probablemente guiada muchas veces por la literatura "fantástica" ofertada por muchas religiones.

Si parte de que Dios debe ser neutral para ser perfecto probablemente tenga mayor dificultad para redactar ciertos artículos.

Saludos de nuevo y muy buen blog.

Buy Viagra online dijo...

Hay un individuo que bueno, ha sido el que mejor ha podido explicar todo lo que es el proceso de creacion del un iverso, nosotros, se llama Nassim Haramein, recomiendo leer sobre sus estudios.

Anónimo dijo...

buen artículo.

Atentamente

Facebook: Evolución del saber

Viagra Vs Cialis dijo...

Que interesante, es increíble la controversia que siempre ha existido entre la creación divina y la evolución, es algo demasiado controversial yo creo que hay ambos de los dos.

Visitas desde 28 de Mayo de 2010