Google
 

Contribuye con "Naturaleza y Racionalismo"

viernes, 19 de noviembre de 2010

Diferencias entre la Cosmovisión de un Cristiano y la de un Ateo/Agnóstico

La cosmovisión, o forma de ver el mundo, de un cristiano es muy diferente a la de un ateo o agnóstico. Sin embargo, hay algunos aspectos de la vida y del mundo en que dichas diferencias son muy marcadas, así que trataré de establecer algunas diferencias. Para efectos prácticos voy a considerar las definiciones desde el punto de vista de un “ateo” y un “agnóstico” como iguales, ya que en la práctica ambas son equivalentes.
Lo que haré es mostrar los conceptos tal y como creen la mayoría de cristianos moderados y la mayoría de ateos y agnósticos.


MUERTE.

Cristiano: La muerte es el paso de esta vida material a una vida espiritual, junto a Dios. Todo lo hecho en esta vida será juzgado en la vida espiritual eterna. Tenemos una naturaleza dual: un cuerpo y un espíritu (creado a imagen y semejanza de Dios). Además, en la vida espiritual es donde nos podremos reencontrar con nuestros familiares muertos.
Ateo/Agnóstico: La muerte biológica es el final de la vida del individuo, debido a que se detienen todos los procesos fisiológicos que permiten el funcionamiento de los tejidos y órganos. Cuando llega la muerte, la materia y energía del cuerpo son transformadas en otros tipos de materia y energía aprovechables por otros organismos para su propia supervivencia. En cierto modo, nuestra muerte contribuye a la vida de otros seres vivos.


BIEN Y MAL.

Cristiano: El bien y el mal tienen un origen definido: Dios y Satanás, respectivamente. Dios es el que procura el bien para sus hijos (es decir, nosotros), mientras que Satanás es el que trae el mal al mundo. Debido a que Dios es infinitamente justo, no puede eliminar a Satanás, ya que iría en contra del libre albedrío. En cambio, es labor de los seres humanos distinguir entre lo uno y lo otro. Según ello, seremos juzgados por Dios después de nuestra muerte.
Ateo/Agnóstico: El bien y el mal son conceptos creados por el ser humano para distinguir entre dos categorías evidentes pero con límites muy difusos y relativos a la cultura. De hecho, existen ciertos patrones de comportamiento que nos permiten adaptarnos mejor a los grupos dentro de los cuales vivimos (sociedad) y poder asegurarnos de sobrevivir sin contratiempos mayores. Ya que esto es lo que cada individuo procura para sí mismo y sus seres queridos, el complejo resultado de las interacciones es una especie de catálogo general de lo que es bueno y lo que es malo. Aunque en los detalles varíe de un grupo cultural a otro.


SEXUALIDAD.

Cristiano: Dios creó solo dos categorías (al menos en humanos): hombre y mujer. Por lo tanto, según este concepto, cualquier individuo que se encuentre en el punto medio es un pecador y una abominación a la creación. La causa para este tipo de comportamiento es el alejamiento de Dios, de sus mandamientos y el libertinaje que se ve en la actualidad.
Ateo/Agnóstico: Se entiende como un producto elaborado y complejo del proceso evolutivo. Hay especies, como la nuestra, en las que se aprecia una división entre los individuos: los sexos. Sin embargo, esta división es muy difusa también. No hay límites claros y fijos que hayan sido establecidos por los numerosos estudios en medicina, biología y neurología, sino más bien, hay evidencia de toda una gama de puntos intermedios entre ambas concepciones y que tienen un claro origen genético. Y utilizo el término "concepciones" porque es evidente que la denominación de "hembra" y "macho" es insuficiente para explicar la naturaleza sexual de las especies en general (incluidos nosotros los humanos).


DIOS.

Cristiano: Es un ser infinito, omnisciente, omnipotente, e infinitamente justo y bueno. Además, es el creador de todo cuanto existe (incluido Satanás). Él es el que estableció los mandamientos, es decir, las pautas mediante las cuales debemos guiar nuestros comportamientos para poder ser salvos después de nuestra muerte. En este mundo todo pasa por algo, es decir, todo tiene una causa. Entonces, cualquier evento producido está sujeto al plan de Dios, incluidas las cosas malas y las cosas buenas.
Ateo/Agnóstico: Es un concepto creado por el ser humano, y que tiene su origen en el deseo natural de tener una explicación a todo lo que ocurre en la naturaleza y en nuestras vidas personales. El proceso de complejización de un dios es gradual y necesita de muchos factores y elementos culturales añadidos y superpuestos con el paso de muchos cientos o miles de años. El Dios cristiano tiene características que evidencian los temores y los deseos humanos, pero magnificados y llevados al infinito. En realidad este proceso de nacimiento de dioses es análogo a cómo se genera un héroe mitológico o personaje legendario, aunque en lugar de partir desde una persona común y corriente (un rey, un guerrero, etc) se parte de la nada, es decir, de suposiciones intuitivas de las personas y los pueblos.


MORAL.

Cristiano: Es el comportamiento y conjunto de valores de una persona o pueblo. Existe una moral cristiana, que responde a los principios cristianos y a las enseñanzas de Jesús. Sin religión no hay moral ni valores, así como tampoco las hay si no se tiene fe en Dios y en Jesús, ya que no hay punto de referencia alguno.
Ateo/Agnóstico: La moral es el conjunto de normas comportamentales que poseemos y que tienen su origen en procesos de interacción social. La moral es un producto del proceso evolutivo y nos permite sobrevivir dentro del grupo (como ya expliqué más arriba). De ningún modo está relacionado con el ejercicio o no de la fe religiosa. Un ateo o agnóstico puede vivir perfectamente en armonía con los demás sin necesidad de justificar su conducta como una cualidad intrínseca a las doctrinas cristianas o de cualquier otra religión.


CIENCIA.

Cristiano: Cuerpo de conocimientos que busca entender el Universo mediante diferentes metodologías. Sin embargo, no todo está sujeto a ser investigado y hay cosas que la ciencia nunca sabrá, como todo lo relacionado con el mundo espiritual.
Ateo/Agnóstico: Cuerpo de conocimientos que busca entender el Universo mediante diferentes metodologías. Hay cosas que la ciencia aún no entiende, pero es muy probable que en el futuro se vayan develando más y más cosas acerca del Universo en general. No hace falta asumir ningún mundo sobrenatural. La ciencia trabaja en base a evidencias y se pueden formular hipótesis diversas (que puede partir de la especulación) pero que luego son puestas a prueba y verificadas para ver si existe algo que la sustente y evidencias que la respalden o no. Lamentablemente, nunca se ha descubierto algo que sustente lo sobrenatural, sino todo lo contrario: a lo que ha sido durante siglos considerado como sobrenatural se le ha ido descubriendo una explicación natural.

2 comentarios:

Diego, el Mapache dijo...

Hola Daniel, soy Diego, de Su Nombre en Vano. Ante nada gracias por el comentario en mi blog, y aquí me tienes, visitando el tuyo.

Me llamó la atención el párrafo en el que afirmas que los puntos de vista del ateo y el agnóstico son, en la práctica, los mismos. La verdad es que piensa de una forma muy similar y me agrada encontrarme que también piensas eso. En general me parece que pelearnos entre ateos y agnósticos es una pérdida de tiempo pues frena las metas comunes que tenemos, que creo son bastantes.

Pasando al post, interesante la forma en que describes la forma de pensar de los creyentes y no-creyentes. Me parece que si se le da suficientes vueltas al modo de pensar del primero, se llega a un punto en que lo ilógico se hace tan evidente que podría hacer que a uno le sangren los oídos. La vaina es hacer entender eso al resto.

En fin, saludos.

Camila dijo...

Creo que mas alla de lo que uno crea es importante poder tener tolerancia por el otro y creo que eso es muy clave. He tenido la posibilidad de viajar recientemente, gracias a que consegui, pasajes baratos lan y pude ver como en Israel conviven las principales religiones

Visitas desde 28 de Mayo de 2010