Google
 

Contribuye con "Naturaleza y Racionalismo"

viernes, 8 de agosto de 2008

El Cristianismo como fuente de violencia, intolerancia y perjuicio individual y grupal. Parte I

El Cristianismo fue instituido por Jesús como la religión que lo reconoce a él mismo como Hijo de Dios. Se originó en Jerusalén por los años 30 y 43 A.C mientras gobernaba el emperador romano Tiberio. Las bases sobre las que fundó Jesús su iglesia, se encuentran en las doctrinas profesadas por profetas anteriores a él, como Abraham y Moisés. La historia de ambos es conocida por los relatos bíblicos; pero cabe hacer una observación interesante acerca de Moisés. Se da por sentado que Moisés es de origen hebreo, y que luego vivió en Egipto, donde se convirtió en parte de la nobleza, para luego volver a su pueblo natal, ya convertido al monoteísmo y como profeta de Dios. En Éxodo 2, 5-10 dice:

Y la hija de Faraón descendió a lavarse al río, y paseándose sus doncellas por la ribera del río, vio ella la arquilla en el carrizal, y envió una criada suya a que la tomase. Y cuando la abrió, vio al niño; y he aquí que el niño lloraba. Y teniendo compasión de él, dijo: De los niños de los hebreos es éste. Entonces su hermana dijo a la hija de Faraón: ¿Iré a llamarte una nodriza de las hebreas, para que te críe este niño? Y la hija de Faraón respondió: Ve. Entonces fue la doncella, y llamó a la madre del niño, a la cual dijo la hija de Faraón: Lleva a este niño y críamelo, y yo te lo pagaré. Y la mujer tomó al niño y lo crió. Y cuando el niño creció, ella lo trajo a la hija de Faraón, la cual lo prohijó, y le puso por nombre Moisés, diciendo: Porque de las aguas lo saqué.”

En hebreo, el nombre de Moisés es Mosche, que significa “el que saca de las aguas”; algo extraño, puesto que más bien fue él quien fue sacado de las aguas. Por otro lado, el término egipcio Mose significa “niño”. En Egipto, muchos nombres se construían en base a este vocablo; entre los más célebres podemos encontrar a Ram-mose (Ramcés) o Thut-mose (Tutmosis). Esta forma peculiar de asignar nombres poseía en ocasiones significados más largos aún, por lo que en muchos documentos y restos egipcios se puede encontrar fácilmente el término Mose para referirse a un niño cualquiera de manera simple.
Además, el sentido común nos dice que si la hija del Faraón, era egipcia, ¿no tuvo que ponerle un nombre Egipcio? ¿Por qué habría de utilizar una denominación perteneciente al idioma del pueblo que los egipcios tenían como esclavos?
Claro, muchas personas se preguntarán cuál es la importancia de este juego idiomático en cuanto al nombre de Moisés. Pero lo que quiero mostrar con esto es que en muchas ocasiones el nacimiento de un patriarca o de algún personaje importante (sobre todo en la historia antigua), era objeto de la creación de mitos y condiciones asombrosas con respecto a su origen. Esto quizás para marcar una diferencia con el común de la gente. Un patriarca o un rey, no pudo haber nacido en condiciones normales, como todo el mundo, sino que la idea de un origen plagado de elementos fuera de lo común, es mucho más llamativa y más digna de una figura de tal magnitud, por lo que se le atribuían tales condiciones.
Volviendo al origen del cristianismo en sí, se puede decir que la doctrina de Jesús fue fundamental para la posterior divergencia entre cristianos y judíos, y fue también, el inicio de una creciente diferencia ideológica y política, hasta el punto que surgieron en los siglos posteriores, odios y conflictos entre estos dos importantes grupos.
La doctrina del Cristianismo se basa en que Jesús (o Cristo) fue enviado por su padre, Yahvé, para morir y subsanar el pecado de toda la humanidad: tanto el pecado pasado como el futuro. Para los Cristianos, Jesús es el Dios Padre hecho humano y además el mayor profeta de la historia de la humanidad. El libro sagrado por excelencia para los Cristianos es la Biblia (a medida que aparecieron las diferentes sectas, surgieron nuevos libros que sirvieron de complemento a la Biblia; el Libro de Mormón para los de la Iglesia de Jesucristo de los Últimos Santos, comúnmente conocidos como Mormones, o los escritos de Elena G. de White para los adventistas).
La doctrina cristiana tiene como base muchas creencias, como la existencia de la Santa Trinidad, el nacimiento de Jesús de una mujer virgen, la inmortalidad del alma y la vida eterna, etc. Obviamente este conjunto de creencias sirven de pilar a la doctrina cristiana, aunque de acuerdo a las sectas que la conforman, hay detalles que varían más o menos. Por ejemplo, el Catolicismo, cree en lo anterior, pero además venera a los santos (personas que vivieron sus vidas al servicio de Dios, y que al morir les fue concedido el honor de ser santos de Dios) y al símbolo de la muerte de Jesús: la cruz. Es al llegar a esta parte, cuando recuerdo las palabras de Lenny Bruce formuladas en el pasado siglo XX:

Si Jesús hubiera sido ejecutado hace veinte años, los niños católicos irían a la escuela con sillitas eléctricas en sus cuellos, en lugar de cruces”.

Efectivamente, es irónico que el principal símbolo de los católicos sea el objeto en el que su principal profeta y, según ellos, hijo de Dios encontró una horrible muerte. Ya no estoy seguro de si la utilización y popularización de dicho símbolo se encuentra fundamentada en la burla o en la ignorancia de quienes lo impusieron. Pero una cuestión más profunda con respecto a este acontecimiento es el hecho de preguntarse ¿cuál es el sentido de la muerte de Jesús, con respecto a la absolución del pecado original y los pecados de la humanidad? Simplemente no lo hay. El filósofo francés Denis Diderot, ya se había preguntado lo mismo en el siglo XVIII, y lo plasmó de una manera irónica y un tanto burlesca, pero llena de razón: “Qué es ese Dios, que mata a Dios para apaciguar a Dios? E incluso, uno podría preguntarse ¿de qué pecado original se habla, si muchas religiones admiten que Adán y Eva solo constituyen una metáfora? Es decir, ¿acaso Jesús murió por un pecado inexistente cometido por personas que nunca existieron?
Por otro lado, a pesar de que básicamente Jesús fue un judío, el catolicismo ha despreciado y perseguido a los judíos; alegando que éstos son los asesinos de Jesús. No existe argumento más ridículo que ese para justificar la crueldad al extremo y los genocidios cometidos desde tiempos de Jesús. ¿Qué culpa tendrán los descendientes de los judíos de la época de Jesús en la muerte de éste? La respuesta es ninguna. Pero el fundamentalismo que ha caracterizado sobretodo a la Iglesia Católica a lo largo de la historia es abrumador. Incluso, los responsables directos de la muerte de Jesús fueron los Romanos y no los judíos, quienes habrían cumplido un papel decisivo, pero indirecto en lo que respecta a su muerte.
Llegó una época en la que Jesús se convirtió en un fenómeno que movía masas de gente; gente que casi en su totalidad eran pobres, enfermos y oprimidos. Este fenómeno se podría explicar desde el punto de vista social, en el que Jesús aprovechó la necesidad de la gente para darles esperanzas con la idea de una vida después de la muerte y con la idea de un Dios que nos ama. Por otro lado, la parcialización de Jesús hacia los pobres y oprimidos, se veía reflejada en su trato hacia la gente adinerada y las autoridades de la época. En la frase atribuida a Jesús: “Cuán difícilmente entrarán en el Reino de Dios los que tienen riquezas. Más fácil es que pase un camello por el ojo de una aguja, que un rico entre al Reino de Dios”, se puede ver claramente de qué lado se encontraba él. La fórmula era simple: Pobres y oprimidos sobrepasan notablemente en número a los ricos y acomodados; entonces, ¡a trabajar con los pobres y oprimidos!. De esta forma, la tarea de Jesús era notablemente más simple y con una probabilidad de expansión mayor, ya que él trataba con gente sufrida, pobre, oprimida, maltratada y rechazada, a los cuales reconfortaba en demasía la idea de una vida mejor después de la muerte y la idea de un Dios que los protegiera y que haría justicia sobre los que se encontraban sobre ellos. De hecho, y al margen de esta interpretación social del fenómeno Jesús, su existencia, en términos históricos, es discutible. Desde mi punto de vista (y desde el de la mayoría de racionalistas), el origen divino de Jesús es inexistente. Pero, una cuestión aparte es si en realidad existió o no.
Muchos historiadores han contribuido a la humanidad con sus registros de diversos acontecimientos sucedidos a lo largo de la historia; algunos contaban con unos cuantos escritos y otros eran escritores prolíficos. Muchos personajes importantes y que causaron algún revuelo político o social en su época, fueron registrados por la historia, al menos en algunos documentos. Pero algo curioso sucede con Jesús. Dada la asunción de que Jesús fue un hombre que movía masas enormes de gente, y que causó un gran revuelo entre las autoridades y los sabios de su época, incluso trascendiendo las fronteras de su nación, cabría esperar que existan numerosos escritos históricos sobre sus milagros, sus hazañas y sus enseñanzas. Pero, la realidad es otra: no los hay.
Un creyente podría argumentar que quizás dichos documentos fueron destruidos por pueblos anticristianos, como un intento de borrar a Jesús del mapa histórico; pero sucede que incluso en una incursión militar tan destructiva hacia un pueblo o pueblos, nunca queda todo destruido, siempre existen restos y vestigios. Además, los escritos y documentos sobre Jesús no hubieran estado acumulados todos en un solo pueblo, sino en varios. Por otro lado, si asumimos que existieron tales documentos, y que fueron borrados en su totalidad, ¿qué hay de la Biblia? Los textos bíblicos y otros textos religiosos son los únicos documentos existentes que hablan sobre Jesús. Existen otros documentos en los que es mencionado: los escritos del historiador del Siglo I, Flavio Josefo, quien, en su muy extensa obra, sólo menciona a Jesús en un par de párrafos. Simplemente, poquísimas evidencias de la auténtica historicidad de Jesús existen hoy en día, exceptuando numerosos textos religiosos, los cuales basan casi todo en la Biblia o en tradiciones orales míticas transmitidas durante los dos últimos milenios. En todo caso, los textos religiosos deberían poder corroborar sus historias con los textos históricos escritos por los cientos o miles de historiadores desde tales épocas, pero la realidad es que no sucede así. Incluso, examinando los evangelios, no existen evidencias de información fidedigna acerca de Jesús, ya que los primeros evangelios datan de finales del Siglo I y principios del II; es decir, nadie presenció realmente las “obras” de Jesús. Incluso, en las primeras menciones del concepto de un Hijo de Dios, no se asocia directamente a este Dios hecho humano, con Jesús.
.
.

10 comentarios:

asimov dijo...

Creo que Jesús no fundó religión alguna. Si existió (casa aún por demostrar), tan solo fue un profeta judío apocalíptico; pero erró en su predicción. Sin embargo cuando nació la ICAR, ésta, reinventó su propia historia a y para su conveniencia.

salu2.

Daniel Barona Narváez dijo...

Está bien, yo sé que no es seguro que haya existido, pero al referirme a Jesús como fundador me refiero a que así es considerado por los cristianos. El tema de este post no fue describir la polémica historicidad de Jesús. Sin embargo, tienes razón en lo que dices de que la historia ha sido acomodada por conveniencias políticas sobretodo.
Un saludo

Anónimo dijo...

lamento mucho que piensen así, el que la iglesia católica convirtiera el evangelio de Jesús en una religión fría y sin Dios no es culpa de Jesucristo. un consejo para ti amigo, en todas esas investigaciones que haces date un pequeño tiempo y léete toda la Biblia, pero primero quítate todos los prejuicios que tienes en mente, luego entenderás porqué hay tanta gente alrededor del mundo que predican el evangelio de Dios y la Palabra de Dios, porque con un corazón sincero recurrimos a él y él nos dio una vida nueva. Lavó nuestros pecados y sólo fue por amor. un amor que jamás entenderás si no lo conoces. no malgastes tu tiempo tratando de probar que Dios no existe, no lograrás nada, en cambio, déjalo entrar a tu corazón y comprobarás por ti mismo que existe. Dios te bendiga

Daniel Barona Narváez dijo...

Hola amigo anónimo. De hecho, he leído bastante la Biblia, ya que antes fui teista y además, la leo aun ahora de vez en cuando para seguir analizandola. También trato de quitarme prejuicios de la mente cuando leo diferentes cosas, y más bien pienso que los prejuicios los poseen sobretodo la gente religiosa, ya que creen en dogmas inamovibles e inalterables y tratan de acomodar cualquier hecho a estos dogmas, para así no contradecir sus creencias.
Todo lo que dices, sé que lo haces de buena intención y te agradezco, pero me parece que sale más de tu corazón que de tu razón. No existen evidencias de todo lo que afirmas acerca de la vida nueva y lo de los pecados.
Por otro lado, no es que quiera probar que Dios no existe, porque como sabrás, un principio filosófico es que no se puede probar la no existencia de algo. De todos modos, no me parece tiempo malgastado, sino todo lo contrario, porque yo escribo y expongo argumentos para poder brindar otro punto de vista a mis lectores, aprender de los comentarios de la gente y aprender más a medida que escribo y leo mas, así voy ordenando mis ideas de a pocos.
El ultimo párrafo que escribiste se refiere a que acepte como verdad algo basado en sentimientos personales, y eso no sería mas que MI VERDAD; sin embargo, no se trata de generar mi propia verdad, sino ir descubriendo cada vez más cómo funciona la naturaleza y el mundo en general; cómo es la naturaleza real. Mi objetivo es analizar a nuestra especie y a la naturaleza en general, para así entender mejor algunas cosas, pero basandome en evidencias objetivas y hechos naturales, más que en el subjetivismo y sentimientos, deseos y emociones personales.
Un saludo.

Generic Cialis Online dijo...

Gracias por su comentario es increible que hasta en el tema del cristianismo y la religion es si las personas al no compartir sus ideas llega a la violencia esto es terrible.

Viagra Online dijo...

En todo tema que se tome como religion, futbol y cosas asi se da siempre la violencia.

buy generic viagra dijo...

Por mi parte te puedo decir que Jesus no fundo su religion nacion con ella y es tan fuerte y creadora con esa religion que todos los humanos por varias generaciones se siguio creyendo, lo que se ha desvanecido es la iglesia por el manejo de hombres que no bastan momento para crear cosas a su favor y no al de las personas que es lo verdadero... pero todos creen lo que quieren creer asi que jno te puedo juzgar amigo...

Generic Cialis dijo...

Hi...

Nice post, I would like to request you to one more post about that

Keep it up

Generic Tetracycline dijo...

Good ideas, Let allow me to join here**

Thank you, Keep it up

Astrology Readings dijo...

Excellently written article, if only all bloggers offered the same level of content as you, the internet would be a much better place. Please keep it up!

Visitas desde 28 de Mayo de 2010