Google
 

Contribuye con "Naturaleza y Racionalismo"

viernes, 2 de enero de 2009

Acerca de la Aparente Perfección en la Naturaleza.

Uno de los argumentos más populares de todas las formas de teísmo, es el argumento de diseño inteligente en la naturaleza o su aparente perfección.
Cuántas veces hemos escuchado a la gente decir cosas como “la naturaleza es perfecta”, “el cuerpo humano es perfecto”, “la naturaleza muestra relaciones altamente complejas, lo cual refleja la existencia de algo superior”.
Esta aparente perfección es tomada como ejemplo de la grandeza de Dios: su supuesta gran capacidad creadora y la perfección de su “obra”.
Sin embargo, responderé brevemente a dos de las afirmaciones más mentadas, y veremos que lo que existe en la naturaleza es solo una ilusión de diseño.

El cuerpo humano es perfecto.
Es muy común en las conversaciones caseras diarias, tocar el tema de la biología del cuerpo humano. Lo más usual que podemos escuchar es “todo existe en nuestro cuerpo por algo”. Esta afirmación implica que toda estructura y todo sistema en nuestro cuerpo tiene una función asignada por alguien (Dios) para el correcto funcionamiento de la fisiología humana. Y es lógico, hasta cierto punto que la gente piense así. Cuando uno analiza someramente el funcionamiento del cuerpo, puede deducir -a partir de toda su complejidad- su perfección y su diseño impecable. Sin embargo, esta deducción es errónea. Pongamos un ejemplo para ilustrar mejor esto.
La sangre sirve para transportar oxígeno a todas las partes del cuerpo y a la vez como depurador. Evidentemente sin sangre, o con una cantidad por debajo de la cantidad crítica, una persona morirá. Ahora, la sangre está compuesta por diferentes tipos celulares, cada uno de ellos con una función diferente y a la vez complementaria: los glóbulos rojos poseen hemoglobina (con oxígeno u oxihemoglobina; y sin oxígeno –con altas concentraciones de dióxido de carbono- o carboxihemoglobina), transportando el oxígeno a donde se requiera y eliminando dióxido de carbono en exceso; los glóbulos blancos se encargan de defender el cuerpo, es decir, constituyen parte del sistema inmune de la sangre; y las plaquetas o trombocitos que se encargan principalmente de la coagulación de la sangre para cerrar heridas. A su vez, existe una interrelación entre estos componentes sanguíneos, conformando un sistema muy complejo. Si a esto le sumamos otros factores como la relación entre la circulación y la respiración, el factor termorregulador de la sangre, entre otros procesos fisiológicos, es muy probable que la sorpresa y maravilla nos embarguen y nos hagan decir “el cuerpo humano es perfecto: toda esta complejidad, interdependencia y funcionalidad solo pueden ser obra de un ser inteligente, es decir, Dios”.

La naturaleza es muy compleja, lo que evidencia la existencia de Dios.
Algo similar pero visto en otra escala es lo que sucede, ya no con el cuerpo humano específicamente, sino con la naturaleza en general. Existe un delicado equilibrio dentro de los sistemas biológicos/ecológicos. Unos sistemas son más flexibles que otros, pero todos guardan un cierto grado de “equilibrio”.
Por ejemplo, la cadena trófica es muy compleja y guarda íntimas relaciones entre todos los seres vivos ya que existe una estrecha interdependencia de todos los niveles: las algas y plantas obtienen energía y nutrientes del Sol y del suelo; los animales herbívoros obtienen sus alimentos de las plantas que consumen; los animales carnívoros lo hacen de los herbívoros de los que se alimentan; adicionalmente, cuando todos estos seres vivos mueren, los microorganismos del suelo se encargan de descomponer la materia orgánica y después de varios procesos edafológicos transforman toda esta materia en nutrientes minerales, los cuales son luego capturados por las plantas, completando así el ciclo.
Una vez más, si apresuramos nuestras deducciones, muy probablemente diremos que “la naturaleza es sabia” o que “todos los componentes en la naturaleza están inteligentemente colocados en donde están por Dios”.

Conclusión.
Estos dos casos, demuestran simplemente una cosa: obtener respuestas rápidas y debidas a la impresión y la intuición más básicas, conducen por lo general a obtener respuestas erróneas de lo que es la naturaleza. Si ahondamos más en nuestras observaciones y en la búsqueda de evidencias, veremos que la perfección en la naturaleza es solo una ilusión: una ilusión de diseño; una ilusión de que alguien (Dios) puso cada cosa en su sitio con precisión de relojero suizo.
Lo que sucede en ambos casos es que el proceso evolutivo ha “moldeado” a todos los organismos vivientes, creando una asombrosa ilusión de diseño. ¿De qué forma? Recordemos que dentro de un cuerpo hay estructuras que han estado funcionando juntas durante millones de años, y que además, los individuos que han sobrevivido hasta la actualidad son los que por diferentes motivos se adaptaron mejor a las condiciones cambiantes del medio ambiente. Cuando digo que han funcionado juntas, me refiero al “diseño”, el cual está determinado en gran parte por los genes.
Lo que ha sucedido es el producto de la coadaptación de las estructuras a lo largo de muchísimas generaciones. Es por esta razón que todo encaja de una manera casi perfecta.
Lo mismo sucede con las relaciones interespecíficas: la ilusión de diseño está dada por la coevolución de las especies dentro de un ecosistema dado.
Pero incluso en estos sistemas altamente complejos y altamente coadaptados/coevolucionados, existen imperfecciones. Dichas imperfecciones son la materia prima de los cambios evolutivos. Para mencionar algunos ejemplos de dichas imperfecciones en el cuerpo humano, tenemos: los sentidos poco desarrollados, problemas de columna debidos al bipedismo, dificultad al momento del parto debida a la estrechez de las caderas (debido al bipedismo), mayor riesgo de ser afectados por los rayos ultravioleta del Sol, debido a nuestra falta de pelo, entre otros muchos ejemplos.
Entonces, lo que debemos hacer es dejar de ver a la naturaleza como perfecta y creada por un dios que puso todo en su lugar, para pasar a ver a la naturaleza como rica en diversidad de formas, de funciones, potencialidades para cambiar y adaptarse, y por último, interdependencias enormes debidas a los procesos de coadaptación/coevolución.
Esta visión de la naturaleza debería ser capaz de causar mucho más maravilla y asombro que un mundo totalmente determinista en el cual todo ya está dicho y en el cual todo es inamovible. Pero principalmente, debemos ver a la naturaleza como es y no como queremos que sea.

9 comentarios:

Luis dijo...

Exacto, la gente que cree en la creación espontánea de la vida tal cual es (obra de dios), no piensa que en realidad esa supuesta perfección (que no termina de ser del todo cierta) se ha conseguido a lo largo de millones de años de mutaciones, casi siempre negativas, y muy de vez en cuando positivas. Al final, todas las mejoras que han ido acumulándose han resultado en las formas de vida actuales, entre las cuales nos encontramos.
No es cuestión de un diseño milimétricamente calculado, sino un diseño en el que han habido más fallos y pérdidas que resultados positivos...

Un saludo.

Daniel Barona Narváez dijo...

Claro Luis. Además, recordemos que un componente esencial del proceso evolutivo lo constituyen las extinciones. Eso no podría ser así en un sistema en el que todo es perfecto y guiado por alguna entidad divina. De todos modos, hay que tener en cuenta también que no solo las mutaciones afectan el proceso evolutivo, sino que la selección natural hace el papel de tamiz; algo así como el papel del "diseñador". Claro está que es un diseñador inconsciente: el relojero ciego como lo llama Richard Dawkins.
Un saludo y gracias por tu comentario.

ana dijo...

Si a mí ,que creo en la democracia ,se me canta creer en DIOS y no solo en él sino en cuanta cosa se le ocurriò escribir a los padres de mi iglesia.(las crìticas a la misma aparte).
Si Uds se compran todas las lineas de buses del mundo entero Y YO ME VEO IMPUESTA A VIAJAR VEINTITRES HORAS para llegar a gozar mis vacacione(en mi país eso es normal)yme obligan a viajar en un omnibus que NIEGA A DIOS EN EL QUE CREO.
ME TENGO QUE QUEDAR SIN VACACIONES CULPA DE UDS.
ESO ES DEMOCRATICO?
ADEMAS SIN PODER IR A REALIZAR MI TRABAJO.es democràtico eso?
Distinto es que el ómnibus lleve una cruz ,una virgen Maria o hasta una luna con su estrella PUES UDS AL NO CREER EN ESO NO LES MOLESTA NO?

ana dijo...

Daniel Barona:precisamente las religiones han llevado al mundo a la supresiòn(o esa es su lucha de lograr)del criterio de selecciòn natural a favor del concepto màs evolucionado del humanismo.
Si implantas la selecciòn natural como muchas de las tendencias modernas retrogradas incluso en la evoluciòn .

Daniel Barona Narváez dijo...

Hola Ana, estás confundiendo el darwinismo y la selección natural con el "darwinismo social". Obviamente las ideas de Darwin (pensadas y aplicadas al ámbito biológico), se han descontextualizado y utilizado erróneamente por líderes políticos, con fines totalmente ajenos y opuestos al darwinismo biológico. Ahora, existen corrientes que pretenden aplicar el darwinismo a la economía, la política y el ámbito social, lo que solo genera problemas y no soluciones.
Un saludo.

alvaro accion dijo...

Hola Daniel yo soy una persona de ciencia por tanto defiendo la evolucion, no creo en ningun tipo de doctrina religiosa,politica,filosofica.Solo en la razon me gustaria intercambiar ideas,conceptos,etc
Aqui va una (segun han demostrado la etologia y la psicologia las costumbres crean sentimientos,en este caso la fe religiosa que no es mas que la evolucion de un adoctrinamiento al cual son sometidas las personas y solo por est razon sienten ese algo que para ellos es una cuestion sobrenatural.La verdad habria que temer por la salud mental de las personas que siguen una doctrina religiosa porque no es saludable basar la vida en algo que solo esta en la mente,dicho de otro modo ellos alucinan

alvaro accion dijo...

Ademas Daniel yo no soy socialista ni populista como generalmente tienen ese estereotipo de las personas que refutamos la religion,soy una persona que vive enteramente la realidad y como ingeniero quimico que soy defiendo la seleccion natural en todos los ambitos

Omar Florentin dijo...

Quieres analizar ? Usar el pensamiento logico? Pues, preguntemosle a Rene Descartes, filósofo, matemático y físico francés, considerado como el padre de la geometría analítica y de la filosofía moderna, así como uno de los epígonos con luz propia en el umbral de la revolución científica. En una obra el menciona a la perfección. Como prueba misma de la existencia de Dios... y si lo que quieres pensar es anular la existencia de Dios usando a la supuesta imperfeccion de la naturaleza. Estarás en queriendo contradecir al Padre del pensamiento lógico, pero con cual argumento? La evolución? Está teoría enseñada hasta en universidades realmente, realmente sólo existe en los libros porque si el hombre evolucionó del mono, por que los otros monos no se adecuaron o evolucionaron también? O acaso esta teoría de la evolución sólo escoge a un puñado del grupo y no a todos...? Me pregunto si evolucionamos hasta llegar a ser perfectos.. sera que alguno de nuestros antepasados sólo tenía un brazo o éramos ciegos hasta que nuestro "cuerpo" entendió que teníamos que mirar y "invento" por si mismo al ojo..? O si nos arrastrabamos y un día nuestro "organismo evolucionado" decidió crear las piernas..? Yo me pregunto REALMENTE ESTABAS PENSANDO AL ESCRIBIR EL ARTÍCULO QUÉ ESCRIBISTE?

Daniel Barona Narváez dijo...

Estimado Omar, sólo me queda decir que estudies. No es posible que critiques algo, en este caso, el proceso evolutivo, sin saber siquiera cómo opera y cuáles son los mecanismos implicados. Tu comentario evidencia que no tienes idea alguna.
Por otro lado, el pensamiento de muchos intelectuales del pasado estaba relacionado con Dios, pero eso ha ido cambiando justamente porque se ha empezado a aplicar más la lógica y porque hay cosas que antes se le atribuian a Dios y ahora ya se sabe la explicación REAL gracias a la ciencia.
Saludos.

Visitas desde 28 de Mayo de 2010