Google
 

Contribuye con "Naturaleza y Racionalismo"

miércoles, 21 de enero de 2009

La Irracionalidad del Paraíso Eterno.

La idea del paraíso eterno, el cual Dios pone a disposición de todo humano que haya cumplido en la vida terrenal sus preceptos y una serie de mandamientos y comportamientos acordes con los dogmas religiosos, no es más que un concepto lleno de contradicciones y situaciones irracionales y paradójicas.
Primeramente, un Dios que crea un mundo en el que de antemano sabe que hay dos grupos marcados: la gente que irá al infierno y la gente que será “salva” e irá al paraíso, no puede ser otra cosa más que un Dios malvado, que considera su creación como una diversión o una especie de circo personal.
Pero para los fines de este artículo, obviaremos esto último, y nos centraremos en el concepto de paraíso eterno.
¿Qué entendemos por paraíso eterno? Según las creencias religiosas, una persona que ha llevado una vida buena (en relación a lo que dichas creencias consideran “bueno”) y que ha respetado las leyes de Dios, al morir merece estar en un lugar hermoso, libre de pecado, libre de sentimientos negativos, en donde todo es perfecto. Ese lugar se conoce como paraíso. El paraíso es eterno, porque si lo que se ha hecho en la vida terrenal es bueno, la persona gana el derecho a estar por toda la eternidad en dicho paraíso.
Hasta aquí, el concepto puede parecer sensato, sobretodo a los creyentes. Sin embargo, veremos que es un concepto lleno de contradicciones y absurdos.
Primeramente, el paraíso supone que hay paz absoluta. Esta sola suposición trae consigo una cascada de consecuencias: al haber paz absoluta significa que no hay desacuerdos entre las personas (más precisamente, entre las almas); si no hay desacuerdos en absoluto entonces quiere decir que el pensamiento que cada persona poseía antes de morir, ya no es el mismo. Es decir, la esencia única de la persona se pierde al morir. Si la esencia de la persona se pierde al morir, entonces quiere decir que la persona ya no es la misma. Incluso, viéndolo más profundamente, se podría decir que las almas presentes en el paraíso eterno son una especie de robots, sin pensamiento propio y sin diferencias de opinión entre ellos.
Toda la forma de pensar, las opiniones, los conocimientos, los gustos y preferencias, los sentimientos, etc., se pierden en el dichoso paraíso. De no suceder así, entonces tendríamos un paraíso en el que las personas opinarían diferente (tal y como lo hacían en vida), preferirían cosas diferentes (tal y como lo hacían en vida), sentirían cosas diferentes (tal y como lo hacían en vida), etc.
Esta perfección que se supone es característica del paraíso, supondría que todos piensen igual y que todos sean idénticos en cuanto a las características emocionales. De lo contrario, la perfección se rompería.
Después de imaginar este hipotético escenario “paradisíaco”, las palabras del Dr. Weirde resultan muy apropiadas:

Si pensar libremente por uno mismo es un boleto seguro al infierno, las conversaciones en el cielo deben ser terriblemente aburridas.”

Y es que este concepto de paraíso eterno es extremadamente absurdo y paradójico, ya que se supone que debería ser un lugar en el que uno se sienta a gusto, y desarrolle su potencial espiritual al máximo. En lugar de esto, tenemos robots espirituales idénticos y sin personalidad. Si eso es lo que los creyentes piensan que Dios desea para ellos, pues deberían pensarlo detenidamente.
Por otro lado, los “malos” van al infierno, en donde se quemarán y sufrirán por la eternidad. Yo me pregunto si un espíritu inmaterial puede sufrir a causa del fuego; incluso me pregunto de qué manera puede sufrir un espíritu y para qué desearía el absolutamente bondadoso Dios que sus hijos sufran de la forma en la que él describe. ¿Acaso no son el paraíso eterno y el infierno, premio y castigo respectivamente, absolutamente injustos para cualquiera? ¿Acaso una vida de a lo sumo 100 años es suficiente para juzgar en dónde y en qué condiciones estará una persona por la eternidad? ¿100 años vs el infinito?
Y es que los simples conceptos de paraíso eterno e infierno eterno llevan consigo consecuencias lógicas altamente conflictivas entre sí.
Resulta evidente la tremenda falacia que constituyen las creencias religiosas, que en todo caso, sirven para dar falsas esperanzas o temores infundados acerca de nuestra naturaleza. Y lo peor de todo ello es que se basan en conceptos arcaicos y endebles, totalmente alejados de la realidad y de la naturaleza humana.

18 comentarios:

Siesp... dijo...

Un paraíso idílicamente perfecto es lo presentado por las religiones para una vida en el más allá, ¿por qué?, pues porque NADIE les va a venir a pedirles el libro de reclamaciones por la estafa que supone mantener esos postulados.

Así que serán siempre los profesionales de la religión quienes dicten las normas y las adecuen a su comodidad (supresión del "limbo", reconocimiento de que el infierno no es fuego eterno, y todas esas gilipolleces o pendejadas).

Como bien sostienes, con la razón, la religión es un FRAUDE.

Gran post. Felicidades.
Un abrazo.

It / Señor de Xibalba dijo...

Buen artículo.
La religión es el mejor negocio inventado ya que tienes una serie de clientes que invierten tiempo y dinero en un producto del cual nunca se quejarán.
Saludos.

Daniel Barona Narváez dijo...

Gracias a los dos por sus comentarios.
Coincido con ambos: nadie nunca va a reclamar estas falacias, ya que lo que vende la religión se encuentra (supuestamente) más allá de nuestra muerte. Nada más conveniente.
Saludos.

cecilia dijo...

Soy recontra atea , y estoy de acuerdo contigo en tu intento de desmenuzar todas las manipulaciones que encierran las ideas religiosas, perpetuadas ya como un negocio, no se bien como empezo todo esto,pero lo peor de todo es que el jueguesito que estan haciendo de meter otros dioses a las personas, para luego quitarselas como el dinero o el poder etc.deja a seres humanos de tal manera que uno dice creo que con dios estan mejor(es la trampa claro).
Me refiero aqui en Espana por ejemplo , hay mucha gente que no cree ni en dios ni en valor alguno, y son horrendos,y son tan vacios y tan vanos y tan perdidos, que son personas propicias para que la iglesia justifique su existencia y sus promesas en el mas alla a cobrar.
De verdad ojala como tu dices el ateismo desarrollado en comunidad sea una alternativa.Por que todo esto es la arma arrojadiza de los que quieren que volvamos a anorar el paraiso(y a la vez claro el sueno americano otra vez).
Mas que criticar yo veo urgencia desarrollar alternativas que convenzan y que tengan un "plan de viabilidad"pero urgente, porque sino nos ganaran terreno, ademas de que soportamos a seres humanos que estan en nada , deambulando , por lo menos ahora con la crisis sera peor, ya que sus otros dioses se le fueron de las manos.
Aqui en espana por ejemplo se creyeron 10 anos los mas guapos, los mas altos, los mas ricos , los mas machos etc. y ahora que ?.
Los blogs que instruyen como este estan muy bien, ojala no pase algo y quieran cobrar o algo asi por tenerlos algun dia.
Alternativas con plan de accion , nos dejaran llegar hasta ahi?
Lo que si no me esperaba son los buses ateos jejeje.
saludos.

Daniel Barona Narváez dijo...

De hecho, Cecilia, la clave del éxito de las sociedades está en una mayor instrucción y una mayor cultura. Una vez la sociedad vaya por ese camino, el ateísmo racionalista va a ir aumentando cada vez más como consecuencia de una sociedad más culta, y no al revés.
No sé cual será la situación que describes en España, pero espero que las personas a las que has hecho mención sean una minoría irracional. Ser ateo no es sinónimo de ser malo ni carecer de valores morales, y personas como las que has descrito son perjudiciales para el entendimiento de lo que el ateísmo es y lo que implica, así como para el desarrollo racional de una sociedad.
Saludos.

asimov dijo...

"Y lo peor de todo ello es que se basan en conceptos arcaicos y endebles, totalmente alejados de la realidad y de la naturaleza humana."
Me quedo con ésta última frase.

Sin embargo la gente sigue aferrándose a esa creencia, porque piensan que es lo único que les queda después de esta vida; no pueden asumir que tras el final no hay nada más.

Estupendo post.
salu2.

Anónimo dijo...

tu definicion de paraiso es malisima, estas refutando un muñeco de paja. Cita a una definicion de paraiso de algun teologo de alta talla, por lo menos intentas darle credito cientifico a tus articulos.

Daniel Barona Narváez dijo...

Asimov: Mucha razón. Además, todo eso es producto del no entendimiento de la naturaleza real de las cosas y de nuestras propias vidas dentro del contexto natural.

Anónimo: Una vez más digo: cuando hay que criticar, ¿por qué no ponen su verdadero nombre? Ocultarse no es la mejor salida, sobretodo cuando en este espacio de comentarios hay la posibilidad de debatir algunas cosas.
En fin. Me dices que mi definicón de paraíso es malísima. Pues te diré algo: esa es la definición que millones de personas utilizan para dicho concepto.
Ni en la Biblia, ni en el Corán, ni en varios libros de San Agustín (Confesiones, La Ciudad de Dios, La inmortalidad del alma, Soliloquios), ni de Santo Tomás (Credo Comentado, Los mandamientos comentados, Sobre los juicios de los astros), ni de Lutero (Sobre los judíos y sus mentiras), ni de Ratzinger (Jesús de Nazaret), ni de Elena G. de White (Seguridad y paz en el conflicto de los siglos), he podido encontrar una definición de "paraíso". Lo único que hacen todos ellos es mencionar la palabra dentro de una frase pero no dan explicación de qué es.
A lo mucho, encontré en otras fuentes (internet)algunas "explicaciones" que mencionan a la descripción del paraíso del Edén y nada más.
En general, si tomo la explicación de paraíso dentro del contexto bíblico, resulta que habrían más cosas a refutar que con la definición que he utilizado.
No hay evidencia de que exista un paraíso ni un infierno, por lo que definir qué es y qué no es, pasa al terreno de la subjetividad de quien interprete o quien designe una definición según sus creencias y según qué libro "sagrado" tome en cuenta para ello.
En todo caso, amigo anónimo, tú podrías decirme aquella elusiva definición de paraíso proveniente de algún eminente teólogo, y corregir mi escrito.

Saludos.

Daywalker dijo...

Que "Anónimo" cite a su teólogo predilecto, o en todo caso su concepto de "Paraíso".

Que yo sepa el paraíso que se ofrece a la feligresía es lo que se menciona en este blog, y punto.

O sea... les ofrecen "paraísos de paja"

AteosCharruas dijo...

Anonimo dijo:
"Cita a una definicion de paraiso de algun teologo de alta talla, por lo menos intentas darle credito cientifico a tus articulos."

JAAJAJAJAJA pero que terrible chiste se mando este muchacho/a.
¿Que caracter cientifico tiene la teologia cuando sus estudios son fundamentados por la biblia y otros textos biblicos y dichos textos son irrefutables, contrariamente a toda ley/teoria?

Su ignorancia (religion) no le permite ver las falacias que dice.

Siesp... dijo...

Daniel, me ha gustado mucho tu comentario en mi blog. Es digno de exponerlo hasta como un post, y probablemente, en un futuro próximo lo haga, jeje.

Coincido plenamente, es evidente. Pero recuerda el eslogan que encabeza mi blog: Contra la estupidez, los propios Dioses luchan en vano (Schiller), una frase que Isaac Asimov utilizó para escribir su magnífica novela "Los propios dioses".

Y eso digo yo, contra la estupidez, da igual que les demuestres cualquier cosa. El estúpido tiene sus posltulados grabados a sangre y fuego, inamovibles. Nosotros, los ateos, somos pragmáticos, somos científicos porque estamos dispuestos a cambiar de opinión con arreglo a las pruebas. ¿Lo están los creyentes? No.

¿Entonces qué capacidad intelectual le podemos adjudicar a un tipo que no va a cambiar de opinión aunque le demuestres lo contrario? Pues la que tiene, jejeje, nula, cero, nada.

Yo tengo dicho que el día que me presenten a Dios, o a Jesucristo, no tendré inconveniente en hacerme creyente y, admás, fervoroso, jeje. Mientras tando, sigo como soy.

Un abrazo.

Daniel Barona Narváez dijo...

Claro, esa es la clave Siesp: no se trata de "no creer" simplemente por que sí; se trata de ver qué dice la realidad y la naturaleza y no entercarnos con algo que nosotros creemos o con algo que queremos o anhelamos de todo corazón.
Creo que una de las mayores virtudes de una persona es dejar una posibilidad abierta a ideas con las que no está de acuerdo y estar dispuesto a cambiar sus ideas si es necesario y si las evidencias y hechos apuntan hacia aquello en lo que dicho individuo no creía o no aceptaba como parte de la realidad (o como parte de la fantasía).
Y como dicen Daywalker y AteosCharruas, la teología es solo el estudio de la Biblia y el pensamiento religioso partiendo fundamentalmente de la misma Biblia y de documentos que la avalan sin más pruebas que la fe (lo cual no es prueba en absoluto). Una contradicción más grande que esta no puede haber, pero a ver si ellos lo entienden!
Un saludo a todos y gracias por los comentarios.

ana dijo...

Simplificando las lecturas de biblia que hacen los ateos agnosticos y otras yerbas y las de los religiosos(no de las ramas serias sino de los grupos electrònicos)son iguales.
Todo se reduceA LA DIYUNTIVA de quedarse con el hecho que somos los seres humanos ,animales y vegetales SOLO PUDRICION CONTROLADA POR LA VIDA Y QUE AL MORIR NOS PODRIMOS CON TODO NUESTRO ENTORNO MUERTO O QUE SOMOS ALGO UN POCO SUPERIOR.
Pienso que aún los ateos que tienen una vida que les"sobrepasa la copa con su espuma" al par de los creyentes a la larga llegarán a esa vida que existe y que nuestra encarnaciòn es solo manifestaciòn por vìa corporea.
Los que creo que no llegaràn es los que estàn seguros de su no trascendencia ,espíritus que saben que están podridos-perdonen el tèrmino -a la larga y por esos para que vale luchar.
Díganme ,con la mano en el corazón muchachos ,esto del ateismo no lo hacen para preservar vuestra propia vida y trascendencia?.

m4gnu5 dijo...

Lo cual me parece mucho mas interesante es el sistema politico elegido por el santisimo para el rejunte de almas, por las descripciones leidas en la biblia nos encontraremos frente a un sistema Monarquico Dictatorial Comunista, me pregunto si el sistema de vestimenta sera similar al uniforme chino ideado por Mao, o sera algo similar a túnicas blancas? las arpas serán para los grupos de represión mas elevado? ayudara que yo sepa ejecutarlas antes de morir? son tantas las dudas que tengo que no quisiera aburrirlos pero si algun teologo iluminado me ayudara estaria "salvado"

Anónimo dijo...

me parecio bastante valido tu comentario, pero demuestras tu falta de investagion sobre el tema, quizas mas alla de una critica pueda ser una busqueda de respuestas, piensalo bien, por que te digo esto, por que yo era un ateo de primera con muchisimas dudas similares a las tuyas ¿por que Dios dentro de su infinita gracia nos reprenderia con la existencia de algo tan cruel para nuestras almas, como el infierno?
amigo mio en la biblia esta escrito que el infierno fue creado para satanas no para nosotros, Dios no es dictador que te obligara a creer en el, caemos en el infierno por nuestras deciciones el no quiere que tu vallas a ese lugar.
¿en el paraiso son robots?
no son robots solo comparten la misma opinion respecto a un tema especifico, que es un Dios real.
amigo mio me llama la atencion esa postura tan tajante y critica con algo que quizas directamente no te afecte, opino que si te das el tiempo de escribir respecto a este tema es por que en tu interior hay un dejo de duda, de que todo esto pueda ser real ¿y si lo fuera?
soy creyente en un cielo y en un infierno y en un Dios eterno no hay manera de escapar de Dios tu corazon latio cuando no querias y dejara de hacerlo cuando no quieras, la vida es mas que un negocio es mas que solo vivir crecer trabajar y morir el problema no es dios el problema es religion espero puedas investigar mas de Dios y si no crees en esto lo mas sensato de tu parte seria dejar que los que crean lo hagan libremente, esa gente no hace nada malo en tu contra solo tienen una creencia de la que tu no deverias preocuparte, si por el contrario creyeras no tendria problema en conversar mas de esto contigo,
te dejo mi correo si quieres conversar mas, espero te sea de ayuda lo que dije
un consejo busca mas respuestas en jesus y la biblia te aseguro te llevaras muchas sorpresas y veras cosas que no te imaginas
suerte en todo

mi correo es
lost.in.hxc.fiction@gmail.com

José dijo...

Me quedo con el comentario acerca de la paz. Si vos decís que para que haya paz no tiene que haber contradicciones, ni opiniones distintas, ni gustos distintos, ni pensamientos distintos, entonces no crees en el debate de hoy en día. Hoy yo puedo leer tus ideas y no las comparto, pero no por eso se acaba la paz. No voy a matarte por eso. Se supone que en el paraíso uno va a descubrir la verdad plena. En esa verdad se podrá por lo tanto discutir, sin que esa discusión sea motivo de peleas. De todos modos, el ser humano no tiene la capacidad para imaginar la grandiosidad de vivir en la eternidad, viendo el rostro mismo de Dios, así que sería inútil hablar de la vida en el paraíso.

viagra dijo...

La promesa más tonta para la gente más ingenua: vaya qué triste el paraiso!

Anónimo dijo...

Desde mi particular perspectiva católica:
Pienso que el concepto presentado es una interpretación desde fuera, nunca jamás he pensado en el paraíso como lugar, sino más bien como un estado del alma. Tampoco he pensado en el paraíso como un premio por ser buenos, sino como un estado al que se llega por creer en el Amor anunciado por Jesucristo, que es luego presentado por la Iglesia como espíritu que da vida, entonces no se trata tanto de ser bueno como dejarse inhabitar por Jesús y su espíritu, el cual hace de los seres humanos concordes, es decir que tienen un mismo corazón. Es evidente que la mayor parte de las diferencias no se dan en el paraíso; dado que la felicidad consiste en la contemplación de Dios, al ser todos capaces de esta contemplación, son todos felices, no hay mayor felicidad que está y por lo tanto no hay diferencias que deban ser resaltadas, pues todos participan a una de la contemplación beatífica.

Es notorio que quien publica esta entrada piensa en un paraíso como la utopía terrenal y por eso el concepto le parece limitado, pero es que Dios puede contentar a todos al mismo tiempo, según la capacidad de cada cual, cosa que ningún ser humano mortal podría. Es lógicamente necesaria la fe para esto.

Visitas desde 28 de Mayo de 2010